El uno por uno de la temporada del Betis

Un contenido de:
Javier Carbonero

Lunes, 20 de Mayo de 2019. 23:21
Los jugadores del Betis en un entrenamiento (foto: Kiko Hurtado).
Los jugadores del Betis en un entrenamiento (foto: Kiko Hurtado).

El Betis finalizaba este domingo la temporada con el décimo puesto en la clasificación, sin lograr el objetivo de entrar en Europa. Repasamos la temporada de los jugadores béticos, uno a uno, en el año en el que disputaron tres competiciones.

En ElDesmarque ponemos nota a los jugadores del Betis y a Quique Setién:

Pau López (7): Pese a que rotó, el catalán fue el portero que más jugó. Muy seguro todo el año, se adaptó bien al juego de pies y firmó paradas salvadoras en momentos claves. Sufrió un pequeño bajón en el mes de abril.

Joel Robles (6): Siempre estuvo preparado para jugar, aunque llevara tiempo sin hacerlo. Máxima concentración en todas sus actuaciones, con paradas importantes. Más minutos en Copa y Europa League.

Francis (3): Siempre le puso el máximo empeño, e incluso cambió de banda ante las necesidades. Sin embargo, le costó darle al equipo la profundidad necesaria y le faltó precisión en centros y acciones.

Barragán (4): Nada que ver su temporada con su primer año. Su rol cambió y perdió protagonismo. Aunque dejó detalles y conoce el oficio, no tuvo regularidad y dio la impresión de faltarle un puntito en lo físico.

Emerson (4): Llegó en el mercado de invierno y tardó en tener oportunidades. Sus primeras impresiones no fueron las mejores, pero luego se repuso y demostró que puede ser un jugador interesante.

Junior (6): Era el único inquilino natural del carril zurdo y su doble lesión interrumpió su temporada. Cuando estuvo bien y tuvo continuidad corroboró lo mostrado el primer año. Profundidad, buenas finalizaciones y sabiendo elegir las subidas.

Mandi (8): Durante muchos meses fue el mejor defensa del Betis. La palabra que mejor lo define fue la concentración. Cómodo con la línea de tres centrales, siguió al dedillo la idea de sacar la pelota jugada. Bajón el nivel en los últimos partidos.

Bartra (5): No fue el de la temporada pasada en la que sobresalió. Siempre con la velocidad y anticipación como virtudes, tuvo altibajos y algunos errores en las marcas.

Feddal (6): Dos fases muy marcadas. En la primera un virus lo dejó pronto fuera de combate y a su vuelta se le vio sufrir en el campo. En los últimos meses el mejor defensa, con la contundencia y la personalidad por bandera.

Sidnei (6): Aprovechó la baja de Feddal para hacerse indiscutible muchos meses. Buen trato de balón en la salida y velocidad al corte. Un fichaje que aportó. Luego fue perdiendo protagonismo en el equipo.

Javi García (3): Relegado a un papel muy secundario por Setién, distinto al del curso pasado. Con más problemas como central, las pocas veces que fue utilizado como centrocampista ayudó a amarrar partidos.

William Carvalho (7): Otro que ha tenido fases. Siempre esbozó su calidad y la facilidad para jugar en dos toques. Su mejor nivel tardó en llegar algunos meses, pero luego demostró lo que se esperaba. Soltó partidos de jugador de mucho nivel.

Guardado (6): Uno de los más regulares, más allá de alguna lesión. Máximo compromiso en todo lo que hizo. Casi siempre jugó con sentido, ya fuera como pivote o como interior. Sí sufrió más las pocas ocasiones que actuó como lateral.

Canales (9): Ha sido el más regular del Betis. Nivel alto al principio, sobresaliente en los meses centrales de la competición. Interpretó como nadie el juego y sus carreras con el balón al pie serán recordadas. Mermado en los meses finales por el tobillo.

Lo Celso (9): Los buenos no necesitan adaptación. Ha sido el jugador más determinante por sus goles y asistencias. Calidad exquisita en su pierna izquierda. Hubo un momento de la temporada que se le notó cansado. Luego recuperó su nivel.

Kaptoum (4): El canterano debutante con más presencia en el equipo. Aunque tuvo alguna aparición antes, ha sido en las últimas jornadas cuando ha tenido regularidad. Necesita pulir cosas, aunque no le faltó atrevimiento.

Inui (3): Una de las decepciones de la temporada después de su gran Mundial. Se esperaba más, pero nunca alcanzó el nivel deseado. Tampoco le ayudó su posición en el campo, ni la falta de continuidad. Salió en invierno.

Boudebouz (3): Sólo algún destello pero lejos de lo exigible. El año anterior había acabado a gran nivel y se esperaba más de él. No convenció a Setién para jugar y acabó saliendo en el mercado de invierno.

Tello (7): Dio la impresión de jugar menos de lo que el equipo demandaba. Su velocidad fue una bendición para el equipo. Se adaptó a los dos carriles y aportó goles, especialista en faltas, y asistencias. En el debe, las pérdidas.

Joaquín (6): Muy elogiable que una temporada más cumpliera con nota aunque pasen los años. Polivalente para jugar de lateral o en posiciones adelantadas. Obviamente le costó más en tareas defensivas, pero ataque nadie tiene su clase con la pelota en los pies.

Lainez (5): Uno de los refuerzos invernales, desde el primer minuto demostró que el descaro y el uno contra fueron sus señas de identidad. No tuvo regularidad para mucho, aunque apuntó maneras muy interesantes para su edad.

Loren (4): Fue el máximo goleador de los delanteros, pero no tuvo la puntería de su primer medio año de gran impacto. Al margen de sus propios errores y no ponerse demasiado de gol, ni la falta de regularidad ni el juego le ayudaron.

Sergio León (3): Cuesta entender su ostracismo vistos los números del año pasado y la falta de gol del equipo este curso. No tuvo continuidad y cuando jugó tampoco ofreció el nivel del año pasado.

Sanabria (4): Fue el preferido de Setién en el primer tramo de temporada. Cuestionado por la grada acabó por salir. Sus números goleadores fueron correctos aunque sin alardes. Las sensaciones de su rendimiento sí fueron más flojas en el juego.

Jesé (3): Llegó con fuerzas y apuntó maneras. Luego la falta de gol le hizo desinflarse y el día del derbi acabó derrumbarlo. Luego muy poco, pese a que contó con oportunidades y la confianza de Setién.

Edgar (s.c.): Poco para poder valorarlo, sólo jugó un partido copero con el Racing.

Rober (s.c.): Menos incluso que Edgar, sólo minutos coperos contra el Racing.

Setién (4): Su filosofía de juego, justamente alabada en algunos partidos, le acabó por condenar al llevarla al extremo. Le costó encontrar variantes, por mucho que cambiara el dibujo. No atinó con la gestión de partidos, ni tampoco con el reparto de minutos que fue dejando a jugadores en el camino. No cumplió el objetivo.

1 comentario

  1. Jose Luis

    Joaquín debe tener, al menos un 9 al igual que Guardado

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?