José Juan Romero Tifo en el Derbi Betis - Sevilla: Recuerdos

José Juan Romero: "El tifo del derbi nunca se me olvidará"

Un contenido de:
G. Galán - J. Borrero

Domingo, 16 de junio de 2019. 16:02

José Juan Romero empezará en las próximas semanas un proyecto serio en el Ceuta. Será en la Tercera División, pero en un club en el que creen de verdad en su idea, en su fútbol y en su sabiduría. Y, sobre todo, en el que tendrá poderes, y ayuda, para confeccionar la plantilla. Pero ese proyecto no puede hacer olvidar al de Gerena su etapa en el Betis. Muchos recuerdos y uno muy especial, siempre con la idea de volver algún día a su equipo del alma.

José Juan Romero, durante la entrevista en ElDesmarque (Foto: Kiko Hurtado).
José Juan Romero, durante la entrevista en ElDesmarque (Foto: Kiko Hurtado).

El técnico sevillano repasa en una entrevista en ElDesmarque su etapa en Heliópolis, en un Betis Deportivo que le ha dado mucho y al que ha dado mucho. Pero, sobre todo, se queda con el cariño de la gente.

- ¿De qué estás más orgulloso en este tiempo? ¿Cuál es tu mejor recuerdo?

- Yo antes que entrenador de fútbol y todo soy persona. Y bético. El día del tifo del derbi estábamos en Espiel, acaba el partido y veo no sé cuántos mensajes de whatsapp. Y dije: coño, ¿tan importante era la victoria en Espiel? Que era la segunda jornada y no me cuadraba. Entonces me mandan mis hermanos un tifo, con tu familia en el estadio y todavía hoy se me ponen los vellos de punta. Me olvido de ascenso y de todo, ese es mi momento culmen y no se me olvidará porque yo me quedo con las cosas personales, más que con un resultado.

"Con la destitución de Poyet sí creía que podía a lo mejor tener la opción o que fuera mi momento. Esperaba que algún día llegara mi momento, porque me veo totalmente capacitado. Es un sueño que tengo ahí"

- ¿Te has visto en algún momento entrenando al primer equipo?

- No sé si me he visto o no, pero con la destitución de Poyet sí creía que podía a lo mejor tener la opción o que fuera mi momento. Pero no fue y tampoco me he obsesionado en ningún momento para arriba. Es más, siempre he querido que los entrenadores que han estado les hubiera ido bien por ser una buena noticia para mí, mi familia y todos los béticos. Sí es verdad que esperaba que algún día llegara mi momento, porque me veo totalmente capacitado para entrenar al primer equipo. Es un sueño que tengo ahí y todavía no han conseguido que me deshaga de él.

- Te marchas con la idea de regresar algún día...

- Los entrenadores que venimos del barro o que no hemos sido futbolistas de élite lo tenemos más complicado. A lo mejor con todo lo que hice en Gerena ya hubiera estado en una categoría superior. ¿Si me hubiera llamado de otra manera, a lo mejor habría tenido la opción cuando se fue Poyet del primer equipo? Pues no lo sé. Lo que sí sé es que el cariño que veo y noto de la afición del Betis está ahí. Y a mucha gente le haría ilusión que en algún momento pudiera ser yo el entrenador del primer equipo. Ahora me busco mi camino fuera. Nunca se sabe si en algún momento podré llegar al Betis.

- ¿Cómo se lleva que un entrenador del filial sea tan reconocido?

- A lo mejor cuenta la persona, los sentimientos o lo que hayas podido transmitir. No lo sé, pero lo agradezco muchísimo. Agradezco las críticas constructivas, las que no lo son y hasta los que hablan sin tener un conocimiento de causa. Muy orgulloso y ojalá algún día pudiera llevar al bético a la Plaza Nueva.

"A mucha gente le haría ilusión que en algún momento pudiera ser yo el entrenador del primer equipo. Ahora me busco mi camino fuera"

- ¿Has podido crear envidia dentro del club por este motivo?

- No lo sé, y si lo supiera… A lo mejor la gente piensa ahora que hablo porque he salido del Betis, pero hablo ahora porque antes no podía hablar. No he podido hablar nunca en estos dos últimos años. En alguna persona, a lo mejor. Pero no soy rencoroso y las personas que saben que no se han portado bien lo saben, porque ni me he despedido ni me voy a despedir. Cada cual que piense lo que hace, lo que ha hecho y cada uno estará donde le corresponda.

- De Quique Setién sí te habrás despedido…

- Sí, muchas veces, seguimos en contacto. A lo mejor me equivoco, pero difícilmente tendremos a un mejor entrenador de cantera que Quique Setién. A mí me ha aportado mucho en el plano personal, cuando nadie daba la cara por mí él la dio… Con esto no estoy valorando, no voy a valorar si es mejor o peor entrenador, si hemos ganado más o menos. Pero hemos sido muy injustos, los béticos, con él no cuando no ha ganado, sino cuando ha ganado. Y eso me ha dolido mucho. Y hablo como bético de carnet, no como profesional. He vivido muchos partidos del Betis en muchas etapas, desde Don Julio Cardeñosa hasta llegar aquí, y he visto equipos muy limitados, entrenadores muy limitados a los que no se les ha tenido el trato que ha tenido Quique Setién. Que nos ha devuelto a Europa y con los canteranos como protagonistas, no los usó en un momento malo, en un descenso o porque no había dinero. Usa a los canteranos con un Betis en alto, con un Betis en auge, y eso tiene un mérito enorme. Insisto, no voy a entrar en el juego ni en los resultados, hablo como socio y bético.

"He vivido muchos partidos del Betis, desde Don Julio Cardeñosa hasta llegar aquí, y he visto equipos muy limitados, entrenadores muy limitados a los que no se les ha tenido el trato que ha tenido Quique Setién"

- ¿Por qué crees que no ha seguido?

- El ambiente estaba ya en un plan que era muy complicado. Y él es persona. Me consta que se ha ido triste porque pensaba hacer muchas cosas en el Betis. Pero llega un momento en el que somos personas y tenemos una familia, sentimos y padecemos. Unido a que los últimos resultados no han acompañado y todos lo sabemos en este cargo. En el fútbol hay que ganar, ganar y ganar porque si no difícilmente puedes mantenerte en un sitio.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?