Filomena se derrite en la candela bética

Ni Filomena ni muchísimo menos el SD Huesca pudieron con el Real Betis en el verde hielo de El Alcoraz. Entre ambos pudieron haber contribuido a que pagara el precio de su colmillo helado y ayunara de dos puntos vitales, pero éstos, junto al otro que ya tenía, se vinieron patinando hasta Sevilla. Filomena se derritió en la candela bética, que resguarda a los de Pellegrini del frío invierno de los puestos bajos de la clasificación y lo prepara para un sueño de verano calentito mirando a puestos europeos.

La llama cada día más viva de Canales logró horadar la escarcha que parecía pegada al juego ofensivo de su equipo. En Huesca se detectaron muchos grados en sus pies, donde se coció lo mejor del Betis. Como si su calentador no hubiera acusado el parón de la lesión, el cántabro encendió de nuevo el fuego del fútbol del conjunto verdiblanco con una exhibición de clarividencia, precisión y talento.

Canales se ha erigido en el termómetro del Betis. Cuando él está, la maquinaria funciona. Su control técnico y táctico del partido, barnizado por pases, controles, búsqueda del hueco, toque fácil e incluso alguna floritura de increíble calidad, puso a tono el espíritu de un equipo que dominó tres cuartas partes del choque y supo sufrir cuando se quedó con diez jugadores.

En cualquier caso, ese espíritu ya venía del derbi a muy buena temperatura. Y probablemente ésa es la mejor noticia para el bético; que su equipo mostró una imagen muy parecida a la magnífica mostrada ante el eterno rival, sin que para ello tuviera que estar enfrente ni el eterno rival ni ningún grande de LaLiga Santander.

El Betis se abrigó de competitividad

Con muchas bajas, con mucha nieve, pero sin excusas. El Real Betis se abrigó de competitividad, de seriedad, de honestidad en su fútbol para superar de principio a fin a un rival que se jugaba la vida. Cierto es que no se luchaba en El Alcoraz frente a la Naranja Mecánica de Cruyff ni a la Brasil del 70, aunque no menos cierto es que al SD Huesca había diez equipos hasta este lunes que no habían tenido alma de ganarle.

Y el Betis lo hizo. Con sus ajustes que remachar, sobre todo en defensa; con sus errores infantiles aún por enmendar, como el de la expulsión de Paul que pudo costar el partido; con su colmillo helado durante muchos minutos, pero lo hizo. Y el mechero fue Canales. El exquisito jugador cántabro prendió el fuego, y Mandi y Sanabria hicieron la candela.

4 comentarios

  1. MaNu

    Que lamentables sois que tenéis que venir a comentar las noticias de otros equipos...

  2. Manuel Jesús Muñoz Delgado

    "A ganado" se escribe con H. Sigo sin entender porque escriben en esta página personas que no son béticos

  3. Es lo que hay

    Este que escribe el artículo está flipando está a los mismos puntos del descenso que de Europa es el cuarto equipo andaluz en la clasificación y a ganado a duras penas al último y lo pone como haber ganado una final.pues el año que viene vuelve el Almería así que seréis el 5 equipo de Andalucía . felicidades escribe un artículo de eso chaval

  4. Es lo que hay

    Jajajaja si no le ganáis a esta gente estáis en segunda sí o sí ,el peor equipo de la liga y hacéis la ola ,y no os han empatado de milagro.felicidades

Enviar comentario Ver los 4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *