Los números respaldan a Joel Robles

Un contenido de:
José Carlos Cuéllar

Joel Robles, en un entrenamiento (Foto: Real Betis).
Joel Robles, en un entrenamiento (Foto: Real Betis).

Que el Real Betis haya sido el equipo más goleado de las últimas temporadas en LaLiga Santander no es casualidad. Además de un rendimiento defensivo más que cuestionable, la portería tampoco ha sido un sostén para los verdiblancos. Desde que Pau López se marchase y dejase su puesto a Joel Robles, el club no ha contado con un guardameta de garantías que ofreciese excesiva seguridad a los suyos.

La llegada de Claudio Bravo, un portero con experiencia y jerarquía, parecía acabar con el problema. Sin embargo, sus reiteradas lesiones no le permiten tener continuidad en los onces béticos. Esta situación ha provocado que Joel vuelva a la titularidad y, pese a las dudas que genera su figura, sus actuaciones en los últimos encuentros han sido decisivas para mantener el buen estado de forma del Betis.

Joel ha mejorado su rendimiento

Al ex del Everton se le recuerdan paradas de mérito ante el Sporting de Gijón, en Copa del Rey, y ante el Celta de Vigo. Además, cabe destacar que recibe menos goles que su compañero de posición. Bravo ha encajado un total de dieciséis goles en los nueve encuentros que ha disputado (casi 1,8 goles por partido), mientras que Joel ha recibido diecisiete en doce apariciones en todas las competiciones (1,4 goles por partido). Eso sí, ambos han dejado la portería a cero las mismas veces en lo que llevamos de liga: tres. Ante Alavés, Valladolid y Huesca el primero y frente a Valencia, Osasuna y Cádiz el segundo.

Joel y Bravo en un entrenamiento.
Joel y Bravo en un entrenamiento.

El Betis ha mejorado su nivel defensivo con la entrada de este nuevo año y Joel se ha sumado a la causa. El madrileño tratará de dar continuidad a sus buenas actuaciones para hacer cambiar de parecer a su entrenador y a la parroquia verdiblanca. Claudio Bravo es la primera opción de Pellegrini, pero Joel quiere seguir teniendo minutos.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *