Las notas de los jugadores del Betis ante la Real Sociedad: uno por uno

Imagen del Betis-Real Sociedad (Foto: Kiko Hurtado).
Imagen del Betis-Real Sociedad (Foto: Kiko Hurtado).

El Real Betis logró este martes el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey, después de una nueva remontada.

En ElDesmarque ponemos nota a los jugadores del Betis y a Pellegrini:

Joel Robles (6): Es otro portero. Más seguro, con más confianza, jerarquía, más acertado en la toma de decisiones. Una parada suya, con 0-1 y justo antes del empate, dejó con vida al Betis y cambió el partido. Ya en la prórroga hizo un par de intervenciones de mérito.

Montoya (4): Sorprendió su titularidad porque no jugaba un partido desde diciembre. Solo en la primera mitad perdió 13 pelotas. Se le notó falta de ritmo y las concesiones la pagó el equipo. Perdía a menudo su marca y de un error grosero salió el 0-1.

Mandi (5): Su trabajo se centró en corregir y tapar los errores defensivos de Montoya, lo que a menudo le hacía perder su marca. La expulsión otorgó menos presión al equipo y eso conllevó a su mejoría. Muy sólido y correcto a partir de esa jugada clave.

Sidnei (4): Tan certero en el cuerpo a cuerpo como irregular con distancias largas. Le cogieron la espalda una y otra vez. Siempre sufre en los balones al espacio y la velocidad de Isak le dio la noche.

Álex Moreno (5): Correcto atrás aunque sin mucho acierto arriba. Tiene que mejorar en la toma de decisiones.

Paul (5): Debe crecer en madurez. Un físico imponente y un tren inferior de su calibre debe ser mejor aprovechado. Llega tarde casi siempre, pasado de revoluciones y desacertado en la toma de decisiones. Se mejora con confianza y más minutos.

Canales (8): Retrasó su posición, trató de ser incisivo en la creación de juego y agilizar las transiciones pero eso siempre le lastra en el juego. Como en el Reale Arena, en inferioridad dio un paso adelante y eso cambió el partido. Letal entre líneas, incisivo filtrando balones y decisivo de cara a portería rival. De los futbolistas más en forma en España en este 2020.

Tello (4): Desaparecido. No se entendió con Álex Moreno, apenas tuvo incidencia y, por lo tanto, no logró generar peligro.

Fekir (5): Obligado a ser más decisivo. En los últimos partidos ha dado un paso adelante pero la calidad se demuestra en días como estos. Empezó muy incisivo, alternando su zona de incidencia y buscando sin temor la portería rival. Como el Villamarín, sus ideas se nublaron y pasó desapercibido con el paso de los minutos.

Lainez (5):  De los pocos que intentó arrojar algo de luz al juego ofensivo en la primera mitad. Encara, reta a los rivales y busca marcar diferencias con individualidades, aunque Monreal lo secó.

Sanabria (1): Partido para olvidar. Apenas inquietó al rival y pudo condenar a su equipo con dos tarjetas absurdas.

Los suplentes espolearon al Betis

Víctor Ruiz (6): El central más en forma del Betis. Solo su entrada otorgó más seguridad y consistencia al equipo. Ganó el 65 % de los duelos y no era fácil ante la envergadura de la Real Sociedad.

William Carvalho (7): Ofreció 40 minutos a un nivel altísimo. Tras la expulsión de Sanabria Pellegrini le introdujo en busca de oxigenar, pausar y dar fluidez al juego del equipo. No solo aportó jerarquía y experiencia, sino que también se prodigó con mucho criterio en acciones ofensivas.

Rodri (8): Ha nacido una estrella en Heliópolis. Un diamante en bruto con un futuro que solo él sabe hasta donde llegará. Todo lo hace bien. Una zurda endiablada, una visión de juego sobresaliente, una calidad mágica. Y encima se faja en el trabajo físico. Se inventó la asistencia

Borja Iglesias (10): El partido que necesitaba. A contracorriente, ofreció una masterclass de cómo definir. Control y gol con la izquierda. Cabezazo inapelable. Dos acciones que valen un pase a los cuartos. Debe ser el punto de inflexión de su carrera en Heliópolis. Una inyección de moral

Joaquín (7): Estelar. Pocos futbolistas hay en España mejor que el portuense como revulsivo. Pausó, espoleó y agitó al Betis en cada momento que lo necesitaba. Él se fabricó solo la falta y él mismo puso el 1-3.

Emerson (-): S.C.

Pellegrini (7): De la nada al todo. Sorprendió a propios y desconocidos con cinco cambios en la alineación, que el equipo pagó con errores defensivos. Tras el descanso le ganó la partida a su homónimo y de nuevo los cambios revolucionaron el partido. Ha devuelto la ilusión al beticismo y eso es digno de muchos halagos.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *