Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

La desgracia de Robert Moreno se llama Pellegrini

La profecía de Robert Moreno no se cumplió, aunque en algún instante pudiera haberlo hecho. El entrenador del Granada CF se vino un poquito arriba en la previa del choque de la cuarta jornada de LaLiga Santander ante el Real Betis afirmando que el club verdiblanco tenía "la desgracia de ser el primer equipo" que se iban a encontrar los rojiblancos tras el petardazo protagonizado en Vallecas. La desgracia resultó siendo suya y tuvo nombre, Manuel Pellegrini, quien le pegó un soberano meneo táctico para haberle podido meter siete.

No lo hizo el Real Betis porque su verdadera desgracia en Los Cármenes fue el infortunio de cara al gol. Y eso que acabó con dos en su casillero anotador. Ni Robert Moreno, quien cada día ratifica más que es más guapo que bueno y que habla mucho más de lo que debería aconsejarle su currículum; ni el Granada CF, que ha devenido en las cenizas del portentoso edificio futbolístico construido por Diego Martínez; ni la animosa pero menguada afición de Los Cármenes supusieron el más mínimo problema para un Betis solvente al que sólo le faltó el gol.

En este caso, se puede decir que sólo le faltó eso, que en realidad es todo en el fútbol, por haber terminado ganando con un providencial gol de Canales y, sobre todo, por que jugando como lo hizo el cuadro de Manuel Pellegrini se hartará de meterlos. El cadavérico nivel mostrado por el Granada CF de Robert Moreno no debe desmerecer el brillante encuentro de los pupilos del chileno, a los que el parón pareció sentarles de maravilla.

Un Betis dominador, profundo, a gusto con el balón...

Estas dos semanas habrán ayudado al técnico a madurar sus enseñanzas y el equipo se vio muchísimo más trabajado que en las tres jornadas anteriores, pese a que Pellegrini introdujo rotaciones y además se encontró con la tempranera baja de Bartra por lesión. Este Betis fue otro respecto al visto hasta ahora esta temporada: dominador, profundo, a gusto con el balón, incisivo...

Como si lo de la pasada campaña en enero se repitiera ahora mucho más pronto, el conjunto bético sacó su mejor cara, con Fekir haciendo y deshaciendo a su antojo con la escolta, arrojada y talentosa, de Rodri, el mejor jugador del partido, con permiso de Canales. Precisamente el cántabro, que se quedó fuera del once titular, salió en la segunda parte para desatornillar la falta de gol con una jugada messidoniana, a la altura del golazo del canterano en las postrimerías de la primera parte.

Ahí, apenas a dos minutos del final, recuperó su merecido premio un Real Betis que a punto estuvo de rozar la desgracia tras una muestra más de endeblez competitiva dejando que Luis Suárez empatara un partido que debía ganar de calle. El fantasma de la desgracia que había predicho Robert Moreno sobrevoló Los Cármenes con el pico negro y afilado. Pero no fue para el Betis, sino para él mismo, porque en la vida (y en el fútbol) todo te cae encima.

3 comentarios

  1. Bilis norte

    Los bilis norte hoy estamos callaítos echando bilis por la boca, porque nosotros tenemos a Amadou y Gnagnon y ellos a Fekir y Canales

  2. Manolobeticohastaloshuesos

    Extraordinario partido, esperemos que Borja Iglesias vaya cogiendo ese tono goleador de la pasada temporada.
    Bien por el míster, ya sabemos que es doctor en la materia y lo que más me agrada de él es que no pierde la compostura nunca

  3. Manuel

    Te dieron en la boca por hablar

Enviar comentario Ver los 3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *