Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

La cordura en el equipo más fuerte del mundo

Pellegrini dirige el entreno del Betis. Foto: Kiko Hurtado
Pellegrini dirige el entreno del Betis. Foto: Kiko Hurtado

Todo extremismo destruye siempre lo que afirma. Para bien y para mal. En este Betis tan preso por los impulsos, marcado por la dualidad, donde los tropiezos se exorbitan y el dulzor hasta empalaga, bien necesario era el equilibrio. La figura de un tipo que traiga cordura, la necesidad de no perder el juicio, que tenga la sensatez de dejar enfriar las sensaciones para obtener conclusiones válidas. El hombre que ponga su justa medida al éxtasis del triunfo y que insufle la mesura que tanto se requiere en momentos difíciles. Una serie de argumentos compactados en la figura de Manuel Pellegrini.

El Betis endosó ante el Elche un patadón a cualquier atisbo de duda y con un triunfo autoritario el plantel recuperó la felicidad. Liberó la rabia contenida y se desquitó del sabor agridulce de las últimas semanas. Cuando la incertidumbre aprieta y las críticas acechan, resulta de vital importancia rebelarse ante las dificultades. Dar un paso adelante, ganar en concentración, morder cada balón, ser resolutivos...

Pellegrini, el pegamento del beticismo

Por eso resulta tan necesaria la cordura. El Betis perdió el derbi, sí. Cerró una semana negra, es innegable. Nueve goles en tres partidos, ciertas desconexiones y sensaciones poco halagüeñas. La división tras la Junta tampoco invitaba al optimismo y había hasta quien dudaba de la afición... pero el Betis es el club más fuerte del mundo. Una entidad que lleva décadas intentando autodestruirse y jamás lo consigue. Alanceado mil veces y nunca muerto, como diría aquel.

Entre tanto pesar emergió, otra vez, la figura de Pellegrini. Un tipo que nunca dudó de los suyos. Hasta cuando venían mal dadas, con una economía precaria y un futuro poco halagüeño, el 'Ingeniero' defendió la capacidad de los suyos. Siempre fue a muerte y ahora no iba a ser distinto. "Esta plantilla tiene todo mi respaldo", dijo de manera tajante cuando más arreciaban las críticas.

Un bálsamo ideal para recobrar la confianza. Ellos también creyeron en su idea y ante el Elche mostraron su valía. Otra vez, como ocurriera en enero, llegó la rebelión de los menos habituales. Chicos que muerden, que quieren jugar, que necesitan sentirse protagonistas. Algunos sumidos en el ostracismo, como Rober o Paul, ávidos de éxitos. Otros siendo resolutivos, como Fekir, y disipando las dudas sobre la eficiencia goleadora. Pellegrini los defendió cuando había dudas. Hoy ellos lo respaldaron.

Una figura admirable

Nunca alzó la voz, jamás tuvo una mala palabra. No han sido pocos los obstáculos que ha tenido pero la ropa sucia se lava en casa y los problemas se solucionan hablando. Una figura tan inexorable como admirable, que escasea en el putrefacto negocio en el que ha derivado lo que dicen ser fútbol. El técnico de la del discurso sosegado, de la crítica sutil, de la tez entrañable. Un tipo que nunca se arruga, dice lo que piensa y no titubea en las palabras. Jamás esquiva una pregunta. Y todo con una educación exquisita. Es exigente, claro, autocrítico y hasta cercano. Un líder nato tiene el Betis.

Un hombre capaz de unir al beticismo, quién lo diría. Solo por eso mereció la pena su llegada. ¿Hay algo más bonito que regalar alegrías a los suyos? De eso se trata el fútbol. Recuérdenlo. Quiere hombres y trabaja por un bloque unido. Y así llegan los éxitos. La confianza, para el que lo merezca. Actitud, ambición, exigencia y compromiso, las bases del éxito de este Betis. Que el ritmo no pare...

Pellegrini en el duelo ante el Elche (Foto: LaLiga).
Pellegrini en el duelo ante el Elche (Foto: LaLiga).

4 comentarios

  1. LA FLOR PALMERINA , NUEVO PENALTITO

    Te equivocas colega, si al Sevilla le pitaran un penaltito por partido como les pitan a los segundones de Sevilla FC city ganariamos la liga pero de calle, 7 penaltis en contra llevamos esta temporada, en eso don Julen Lopetegui no tiene culpa, despues dicen flor y la flor se llama Palmerina

  2. Alfredo

    Estos son los sueños de los sevillanos
    el de un betico: Si el Betis tuviese los jugadores del Sevilla con
    Pellegrini ganariamos la liga
    el de un sevillista ; Con Pellegrini en el banquillo la liga seria
    nuestra con toda seguridad

  3. Pedro Torres

    Estamos en el camino correcto. Hay mucho margen de mejora. El ingeniero es el líder indiscutible del equipo.

  4. Mjdg

    ... ya pero cuatro o cinco partidos con equipos de nivel, cuatro o cinco derrotas. Juzgar al Betis cuando haya completado unas temporadas buenas, incluido algún título o al menos alguna final.... quizás sería más creíble, pero eso lo mismo no se da.....

Enviar comentario Ver los 4 comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando