Notificaciones

El Betis se come a los Leones pero no arrincona a la Pantera Williams y acaba devorado

El legendario Chiquito de la Calzada dejó para la posteridad el chiste del burro y los leones. Aquel gitano que le vendió al circo un burro, que llevaba seis meses sin comer, para servir de alimento a los leones. Meses después volvió a preguntar por el burro y el comprador le espetaba: "Me ha buscado la ruina. El burro se ha comido a dos leones y tiene arrinconada a la pantera". Valiéndonos con todo el respeto de la analogía, algo parecido le pasó al Real Betis en la 18ª jornada de LaLiga Santander: se comió en San Mamés a los Leones del Athletic Club, pero no logró arrinconar del todo a la Pantera Williams. Y al final se convirtió en pasto de las fieras carnívoras de Marcelino, cuyo aliento se despertó al oler sangre después de que el cuadro bético les hubiera perdonado la vida.

William Carvalho, en el Athletic-Betis (Foto: RBB).
William Carvalho, en el Athletic-Betis (Foto: RBB).

Increíble, probablemente injusto, doloroso...pero real, como el fútbol. Después de casi completar un magnífico encuentro, el Betis se vino de vacío una vez más de San Mamés, donde no gana desde que se chapara La Catedral antigua. Nadie lo pudiera haber imaginado hasta un cuarto de hora antes del final del partido. Pero ese "casi" del principio del párrafo acabó siendo determinante: no cerró el triunfo cuando tenía a los Leones a su merced y lo pagó derramando su sangre verde sobre el césped ídem de San Mamés.

La Pantera resucita al Athletic

Este excepcional Real Betis de Pellegrini le podía haber puesto el lacito a un año 2021 mágico. Sin embargo, lo despidió con la cara torcida y sabor agridulce en la boca por no haber logrado arrinconar a la Pantera. El mayor de los Williams abrió el marcador para el Athletic Club apenas soplado el pitido inicial en una jugada que sólo la escuadra y el cartabón del VAR dieron por válida corrigiendo el criterio de árbitro y linier. Luego, cuando los suyos estaban muertos en vida, con la calavera de la novena jornada sin ganar ensombreciendo San Mamés, la Pantera resucitó al Athletic con un gol de crack en el que quizá Bartra pudiera haber hecho más.

Ese gol actuó de desfibrilador para unos leones en parada cardíaca y apagó el fulgor de la luz verdiblanca. Todo de pronto se coloreó de rojo y blanco en la nueva Catedral del fútbol bilbaína. La Pantera cogió de la mano a los Leones y hasta Marcelino empezó a sonreír. Tuvo oportunidades el Athletic y una de ésas la aprovechó De Marcos para hacer lo que no hizo el Betis: cerrar el triunfo.

Tarde para enmendar la misericordia con instinto asesino

Aun así el conjunto verdiblanco lo siguió intentando, pero ya fue tarde para enmendar la misericordia con instinto asesino. La derrota debe hacer reflexionar y aprender de los errores cometidos, aunque no puede de ninguna forma ensombrecer el gran año que ha hecho este redivivo Real Betis de Pellegrini. El chileno ha conformado un Equipo (con mayúscula) que no sólo juega al fútbol de maravilla, sino que suele ganar. Hoy no lo hizo, pero debiera haberlo hecho y eso se traduce normalmente en victorias mucho más que en derrotas o empates.

El aficionado bético, que llevaba unos años sufriendo la inestabilidad de un equipo que no le representaba, merecía este equipo y a eso debe aferrarse. No sólo a lo bien que juega a la pelota, sino a que está vivo en tres competiciones, tiene sus opciones intactas de seguir en Europa y acaba 2021 en puestos de UEFA Champions League en LaLiga Santander. El que no lo firme no sabe sufrir y, sobre todo, no sabe lo que es el Betis.

1 comentario

  1. Gonzalo

    Esta claro buen partido del Athletic, recordatorio al entrenador del Betis, Fakir tenia que haber acabado con mas de una tarjeta y su tactica de tirarse al suelo por cualquier lance es ya tipico entre los Beticos.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando