Notificaciones

Fiesta en Villamarín: El Panda celebra su cumple y Canales enciende las velas

Jorge Valdano, magnífico futbolista, buen entrenador y no tanto filósofo; dejó acuñada la frase "el fútbol es un estado de ánimo". Cualquiera que haya jugado al fútbol, aunque sea en la plazoleta, sabe que es verdad y el Real Betis lo ha demostrado ante el Deportivo Alavés en el choque de la jornada 21ª de LaLiga Santander. Tras algo más de un mes sin conocer la victoria en Liga, ha vuelto a tenderse en la felicidad que le viene acompañando desde hace un año, pasando por encima de un rival apabullado. La inyección de moral y alegría del triunfo ante el Sevilla FC en la Copa del Rey la convirtieron en fiesta principalmente Borja Iglesias y Canales. El Panda celebró sus recién cumplidos 29 años con goles y el cántabro le encendió las velas. Fekir y Juanmi se unieron a la fiesta, porque este equipo es a día de hoy una piña de alegría.

Los últimos partidos en LaLiga Santander, incluido el del Rayo Vallecano con escándalo arbitral de por medio, habían frenado la pujanza de este Real Betis solvente y brillante, pero todas sus virtudes retornaron de golpe este martes para dar continuidad al Plan del Ingeniero y crearle una úlcera deportiva a Mendilibar. El técnico vasco, que con su llegada al menos estaba reconduciendo la querencia perdedora del Alavés, se llevó un sopapo de realidad frente al otro técnico más veterano en activo de la competición.

Borja Iglesias celebra uno de sus dos tantos ante el Alavés (Foto: Kiko Hurtado).
Borja Iglesias celebra uno de sus dos tantos ante el Alavés (Foto: Kiko Hurtado).

Un equipo a imagen y semejanza de Pellegrini

Pellegrini es feliz y por eso en gran medida lo es también su Betis. La renovación le ha sentado bien, por cuanto le da la tranquilidad de verse un tiempo largo en el lugar donde está a gusto y con quienes está a gusto. Y su equipo cada vez se parece más a él: sereno pero con orgullo, con clase pero currante, amable pero recto. Las renovaciones de los jugadores no han sentado malamente tampoco, de hecho los que acaban de firmarla abanderaron la exhibición ante el Alavés.

En especial, Canales, ese chico rubio de Santander al que le falta empadronarse ya en Heliópolis. Este Betis es mucho Canales y Canales es mucho Betis. Sus momentos menos buenos esta temporada han coincidido con la curva baja del conjunto verdiblanco. Desde hace ya semanas, ha recobrado su identidad de pelotero caro que juega y hace jugar. Goles en los últimos tres partidos y ante el Alavés el color del fútbol del Betis. El color y el pincel, porque de sus botas salió el golazo de Borja Iglesias que abrió el marcador. Como también el golazo que él mismo puso en la escuadra de Pacheco.

Mendilibar se desesperaba en el banquillo con los suyos por dejarlo jugar. No se puede dejar espacios a un futbolista como Canales y menos si tiene montada esa sociedad de alta calidad con otro genio como Fekir. El Real Betis estaba en vena este martes y no le faltó una miaja de suerte. En concreto, una Miazga, porque el central del Alavés puso en bandeja al Panda su segundo tanto y el tercero bético.

El Betis celebra uno de los tantos de Borja Iglesias al Alavés (Foto: Kiko Hurtado)
El Betis celebra uno de los tantos de Borja Iglesias al Alavés (Foto: Kiko Hurtado)

Hambre de ganar y orgasmo futbolístico colectivo

La segunda parte podría haber quedado para la autocomplacencia o el conservadurismo, pero este Betis tiene hambre. Varias jugadas de tiralíneas seguían cegando a la defensa rival y tuvo que ser Juanmi, oh Juan Miguel, quien con una vaselina culminara una de ellas desatando el orgasmo futbolístico colectivo en Villamarín. Pudieron llegar más, lo que dice aún más de la filosofía de Pellegrini tatuada en la piel de los suyos.

Por ese camino, el Betis seguirá ganando mucho más que perdiendo o empatando, soñando más que sufriendo, mucho más feliz que cabreado. La competición lo irá poniendo en su sitio, pero, vivo en las tres competiciones y afianzado en puestos UEFA Champions League, sólo una catástrofe impediría la felicidad de los béticos. La que ya está instalada en el cuerpo de Canales, de Borja, de Fekir o de Juanmi. La felicidad de color verdiblanca.

1 comentario

  1. CARBONERO

    FELICIDAD EN ESTADO PURO, SONRISAS DE OREJA A OREJA, DISFRUTE DURANTE LOS NOVENTA MINUTOS.

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando