80 aniversario del Betis Campeón de Liga
Secciones

Feliz aniversario, campeón

Un contenido de:
C.Ráez

Martes, 28 de abril de 2015. 05:26

Reportar vídeo

Tal día como hoy hace 80 años, el Real Betis se proclamaba campeón de Liga por primera y única vez en sus casi 108 años de historia. Un 28 de abril de 1935, con la feria de abril tocando a su fin, el Betis vencía 0-5 al Racing de Santander en la que continúa siendo la mayor victoria a domicilio del conjunto verdiblanco hasta día de hoy.

Con 32 puntos en su casillero, uno más que su más inmediato perseguidor, el Real Madrid, el Betis se presentaba en Cantabria con una oportunidad de oro. Tan solo restaba un choque para que la liga tocara a su fin, el Betis acumulaba 18 de las 21 jornadas disputadas a la cabeza de la tabla y el rival al que se mediría ya había sellado su permanencia en la máxima categoría. El Betis lo tenía en su mano. Hispalenses y madrileños batallaron sin cesar durante las 22 jornadas de campeonato. La lucha fue tan férrea que incluso El Heraldo de Madrid, diario liberal de la época, anunciaba que el cuadro blanco pagaría mil pesetas a cada jugador del Racing si estos conseguían doblegar a los heliopolitanos. El Real Madrid venció 6-1 al colista, el Arenas Getxo, pero el Betis no falló y los hombres de Patrick O’Connell hicieron historia al convertirse en el primer equipo andaluz en proclamarse campeón. 
A orillas del Cantábrico, el técnico irlandés alineó a Urquiaga, Areso, Aedo, Peral, Gómez, Larrinoa, Saro, Adolfo, Unamuno y Caballero. Un once inexpugnable, que lograba endosar toda una manita al Racing. Los goles fueron obra de los dos últimos. Caballero vio puerta por partida doble mientras que Unamuno perforó la meta rival hasta en tres ocasiones.
1935 nos dejó a un Betis de lo más efectivo. Los heliopolitanos no fueron los que más partidos ganaron, lo hicieron en 15 ocasiones, uno menos que el Real Madrid. No obstante, tal y como hizo en la última jornada, el Betis no falló y se impuso en sendos enfrentamientos ante el cuadro de Chamartín, en los que venció por la mínima. Tampoco se trataba el verdiblanco de un equipo que destacara por su facilidad goleadora. Únicamente logró 43 goles en todo el campeonato. Una cifra que fue superada por hasta siete equipos más de la categoría. Asimismo, Unamuno fue el máximo artillero de los heliopolitanos con tan solo 13 goles, por los 27 que anotó Lángara, jugador del Oviedo y Pichichi de la categoría.
Sin embargo, la realidad del Betis era otra. El cuadro verdiblanco destacó por su fiabilidad defensiva. Tan solo encajó 19 tantos, 15 menos que el Real Madrid, y tan solo los blancos, junto al Athletic y Sevilla, encajaron menos del doble de los goles que recibieron los hispalenses. Tal seguridad se reflejaba en el verde, así como en el marcador tras los 90 minutos reglamentarios. Por ello no sorprendía que de los 22 envites ligueros únicamente tres acabaron derrotas.
Ahora, 80 años después, el Betis tiene en su mano volver a ser campeón, aunque sea de Segunda división. No obstante, la consecución de la primera plaza supondría un nuevo ascenso, el decimosegundo en la historia del club, que devolvería a los heliopolitanos al lugar que se merecen y que nunca debieron dejar, Primera. Una vez en la máxima categoría, quién sabe si veremos al Betis levantar nuevamente el título de campeón de Liga. Lo que está claro es que el ser bético conlleva la ilusión del no saber nunca el que pasará mañana, y eso, señores, es indescriptible.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *