Fichajes Betis | Aïssa Mandi (Stade de Reims)
Secciones

Así juega Aïssa Mandi

Un contenido de:
Manuel Pedrero

Miércoles, 29 de junio de 2016. 18:06

Reportar vídeo

La llegada de Aïssa Mandi al Real Betis refuerza una de las demarcaciones más controvertidas en las últimas temporadas en el seno de Heliópolis. A sus 24 años, es internacional con Argelia y atesora experiencia en la Ligue 1, en la que ha militado las últimas cuatro temporadas, siendo pieza fija en los onces. Al margen de actual en el centro de la zaga, puede caer a ambas bandas.

El inicio de Mandi en el fútbol europeo se remonta en Alemania, donde se fogueó lejos de su localidad natal, Châlons-en-Champagne. En la campaña 2008/2009, el nuevo futbolista verdiblanco daba sus primeros pasos en el Viejo Continente en las filas del SV Bavenstedt, equipo teutón de la sexta división, en la región de Hannover. Dieciocho serían los partidos que disputaría en aquella edición, anotando dos goles. Volvería a casa con su primera experiencia bajo el brazo.
Sus números y contundencia le hacen dar el salto profesional a Francia, donde se incorpora al filial del Stade de Reims. Tan solo un año permanece en el segundo escalafón galo antes de dar el salto al primer equipo. En Segunda División se toma contacto con la dureza física del balompié francés y acumula algunos envites en el tramo final de la temporada 2010/2011. Su consolidación llegaría al año siguiente, donde es pilar básico en el ascenso de Reims a la élite, sumando 2.272 minutos repartidos en 26 partidos.
Ya en la máxima categoría sigue dando muestras de su potencial. Titular indiscutible en el conjunto de la Alsacia, año tras año su juego evolucionaba y sus señas de identidad en el terreno de juego se definían. Aïssa Mandi destaca por ser un zaguero rápido al cruce unida a la virtud a de la anticipación. Además, el posicionamiento en el verde es uno de los enclaves fundamentales del franco-argelino. Maneja los tiempos en carrera y no pierde de vista las distancias entre el rival y el cuero
Sumando galones temporada a temporada, el defensor se convierte en capitán del Stade Reims el curso 14/15 y este recién finalizado campeonato lo ha lucido en 25 de los 32 partidos que ha jugado. La llegada a área contraria es otra faceta en la que su figura se carga de relevancia. Once goles ha sumado en las dos últimas ligas. Y buena parte de la cifra lo consigue con la cabeza a balón parado. A pesar de no ser excesivamente alto, 184 centímetros, mide el salto, la posición y el desmarque en área rival para aportar también en el ámbito ofensivo.
Con la selección argelina debutó en marzo de 2014, en la que ha llegado a disputar hasta la fecha un Mundial en Brasil y una Copa de África el pasado año.
Con la continuidad de Pezzella y Bruno y la más que posible marcha de Heiko Westermann, el Real Betis gana jerarquía en la parcela defensiva a expensas de que aterrice un cuarto central que complemente la demarcación.
 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *