Dani Ceballos (Betis) | cantera Sevilla | Noticias derbi
Secciones

El pasado de Dani Ceballos

Un contenido de:
ElDesmarque

Miércoles, 22 de febrero de 2017. 14:02

Reportar vídeo

El derbi se avecina a la vuelta de la esquina y desde el Real Betis se pretende dar un golpe encima de la mesa para aplacar la mala imagen que el equipo mostró en Los Cármenes ante el Granada CF. La derrota en suelo nazarí ha hecho daño a un vestuario que quiere desquitarse ante el eterno rival. Duda para el choque es Dani Ceballos. El '10' verdiblanco es el guía del juego heliopolitano y sobre él recae buena parte de las aspiraciones verdiblancas. Su trayectoria se forja desde la niñez, donde llegó a pasar cinco años en la cantera del eterno rival. Hoy día, triunfa con la elástica de las trece barras.

Resulta que el joven utrerano, pese a ser bético reconocido, fue canterano del Sevilla FC hasta segundo año de Infantil (13 años), pero unos problemas de bronquitis le impidieron tener continuidad y triunfar, siendo finalmente fue descartado. Cinco años después, tras mucho esfuerzo, ha logrado cumplir su sueño de ser futbolista, y para más inri, en el equipo de su corazón.
Ceballos firmó por el Sevilla cuando tenía 8 años. Allí, en Benjamín de primer año, comenzó a mostrar su calidad. Militó en las diferentes categorías inferiores de la carretera de Utrera hasta Infantil de segundo año, con 13 años. En su periplo nervionense, uno de los entrenadores que más le marcó fue, Ernesto Chao. Dani guarda un grato recuerdo del técnico, pues además, le adjudicó el sobrenombre con el que sería conocido durante toda su estancia en el Sevilla: 'Dani Nike'. El centrocampista, pidió a su peluquero que le realizase un corte especial de pelo con el símbolo característico de la marca en un lateral de la cabeza. 
Su calidad era innegable, pero el problema en los bronquios y su físico liviano hicieron que el Sevilla tuviese dudas sobre su progresión futura. Algo habitual que ocurre en el mundo del fútbol. A veces, unos chicos se desarollan antes que otros, y su talento explota a determinada edad. Ceballos no se desilusionó, sino todo lo contrario. Él y su familia sabían que tenía potencial para ser futbolista, y así lo siguieron intentando. Con 13 años se marchó al club de su pueblo, al Utrera, donde jugaría durante los dos años de Cadete, ascendiéndolo a Primera Andaluza. Era con mucha diferencia el mejor futbolista de su equipo.
Eso le llevo a que en el Betis se fijaran en él. Y aquí aparece otro dato curioso de la historia, pues el hombre que lo firmó para el Betis fue Jesús Sánchez, que años después se incorporaría a la secretaría técnica del Sevilla, donde aún continúa. Ya en edad juvenil, comenzó a despuntar en el conjunto verdiblanco, habiendo superado sus problemas de bronquios, y sobre todo, habiendo aumentado su físico, su gran déficit. Su calidad explotó a velocidad meteórica, hasta tal punto que ya es titular indiscutible en el primer equipo verdiblanco a las órdenes de Víctor Sánchez del Amo.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *