German Bundesliga
French Ligue 1
English Premier League
  • BMUHOY20:30SHA
  • COL19/0915:30HOF
  • UBE19/0915:30AUS
  • EFK19/0915:30DAB
  • WBR19/0915:30HER
  • LYOHOY21:00NIM
  • EVE19/0913:30WBA

Y otra Supercopa tirada

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Lunes, 13 de Agosto de 2018. 00:09
Messi, durante la final de la Supercopa de España.
Messi, durante la final de la Supercopa de España.

Una. Una Supercopa de España ha ganado el Sevilla en toda su historia. Una, y no más. Es pertinente la aclaración, porque parece que el club nervionense no quiere ganar más. La cosa es que teniendo una Supercopa, un título, a 12 de agosto, el Sevilla está a medio construir. El club nervionense reitera sus faltas de respeto a este título, a nivel español o europeo. Y proyecta sus planificaciones sin querer verlas. Hasta Caparrós lo ha menospreciado en las horas previas.

El Sevilla dejó ir la Supercopa de España. No hizo el ridículo, como en la Copa del Rey. Porque compitió, porque incluso pudo empatar en el minuto 90 con un penalti fallado por Ben Yedder. Pero dejó claro que el proyecto de Machín está todavía incompleto. Y lo está por la falta de efectivos o por la poca fiabilidad de ellos. Ante el Barcelona Vaclik (primer gol) o Sergi Gómez arrojaron bastante dudas, y el sistema, sobre todo atrás, aún no está asentado.

Además, los de Machín, que compitieron e intentaron ejecutar un plan coherente, estuvieron faltos de valentía. Con un Barça a medio gas se mostró dubitativo, no tuvo mordiente, ni instinto, quizás porque sus jugadores no lo tuvieron. El Sevilla fue correcto, decente, solo eso. Y eso no merece, seguramente, un título.

Sarabia y Muriel

La cosa se puso interesante pronto porque el Sevilla se puso por delante a los 10 minutos. Apenas un periodo de tanteo antes de que el mejor del equipo nervionense en la primera mitad, Luis Muriel, se aprovechara de un despeje de Jordi Alba para explotar su potencia y servir a Sarabia el primer gol. Tuvo que llegar la celebración VAR mediante, el primero de la historia en el fútbol español. Prueba de lo que puede resolver la tecnología cuando el banderín fácil tercie hacia los grandes, como en esta ocasión. El tanto era validísimo pese a la invalidación del asistente, por lo que subió al marcador.

Sarabia celebra su gol, el 1-0.
Sarabia celebra su gol, el 1-0.

El tanto casi obligó al Sevilla a adoptar una actitud secundaria con la pelota, pero competitiva en todo caso. El equipo de Machín se cerró atrás. Su 3-4-2-1 se transformó en un 5-4-1 sin miramientos, con un Muriel a sus anchas, sacando petróleo de su potencia y convirtiéndose en peligroso para el Sevilla.

Pero claro, se echó tan atrás el conjunto sevillista que el Barça, aun sin chispa, empezó a crear peligro, y cerca de la portería el peligro es doble. Con Jordi Alba, Dembelé, Sergi Busquets, incluso Piqué sumándose al ataque, las llegadas se sucedieron con peligro. El conjunto de Machín intentaba salir a la contra pero la salida de la pelota en los primeros toques no era idónea, y las contras se perdían. Además, pese a la acumulación de hombres atrás, la defensa no se mostraba férrea, tampoco Vaclik. Uno de tantos malos despejes originó una acción de falta que llevó, tras mala cobertura de su palo del meta checo y siesta de la defensa, al empate de Piqué. Dos jugadores del Barça llegaron a rematar, los del Sevilla...

Con el empate cambió poco el partido, porque en la segunda mitad el guion fue el mismo. El Barça dominando y el conjunto de Machín a la espera. Se echó en falta entonces un paso adelante de un Sevilla ante un Barcelona algo cansado, que ejecutó rápido los cambios (Coutinho, Rakitic). Siguió a su merced y de nuevo el Barça gozó de ocasiones. Los catalanes ganaban siempre la zona de rechace, fruto de un conjunto sevillista tan aculado, y ni Roque ni Banega acertaban a sacar la pelota rápidamente, lo que provocaba el monólogo. Aún así tuvo un par de ocasiones el equipo de Machín, sobre todo un remate de Vázquez al larguero.

Los cambios

Los cambios tampoco dieron otro aire a un Sevilla muy monótono. Ni el prematuro debut de André Silva por Muriel ni el de Aleix por Sarabia. Más al contrario, porque el Barça siguió llegando con peligro ante una zaga que era de todo menos solvente. Malos despejes, malos rechaces, e incluso algo de relajación acabaron por condenar a los sevillistas. Dembelé penetró por la derecha y tuvo tiempo de preparar, acomodar, tocar y perfilar su remate antes de colarla junto al larguero. El segundo gol, pese a todo, no mató del todo al Sevilla, que se fue arriba, ya tarde, y pudo empatar la final en algún que otro remate inocente del Mudo, pero sobre todo en un penalti que Ben Yedder regaló al Barça. El galo se la tiró a las manos de Ter Stegen en el minuto 90.

Y así, fallando, con dudas, con un proyecto a medias y apenas construido en sus cimientos, dejó ir el Sevilla, una vez más, un título, una Supercopa.

7 comentarios

  1. Jose

    Vergonzoso el anlisis que hace es redactor, que no se ajusta a lo que vimos ayer, le puede los colores?

  2. Fran Urbano

    #1 Totalmente de acuerdo con sus palabras. Pero es lo que tiene este pseudoperiodismo, cada vez se parece ms a una tarde de telecinco.

  3. RAFAEL

    Es verdad, al SEVILLA se le est criticando todo, en cambio al otro equipo que no ha hecho nada, todo son parabienes. A lo mejor ahora el peloteo ha cambiado de acera

  4. Lalis

    Vaya nivelito de crnica...
    Al menos no comete faltas de ortografa...
    Oh wait!!!!!jojojojojooooo...
    Pattico

  5. Harto pan

    El Sevillafc sabemos. Ke todava. Le falta algo ms de mordiente arriba an as el barca no ha hecho. Nada del otro mundo no por ke fuera a medio gas, si ko por ke el Sevillafc durante gran parte del encuentro lo ha tenido si poder dar un Paso hacia adelante gracias a esa defensa ke segn ustedes hacia aguas y ke vaclick a parado todo lo ke le han tirado y el barca a tenido la suerte suficiente para ke no le empataramos finalmente.

    Parece ke todo lo ke hace el Sevillafc de este ao atrs hasta ahora est muy mal, por ke a los periodistas parece ke mi ekipo todos tiene los aos ke ganar un titulo si no somos lo peor, lo hecho el ao pasado por. Mi ekipo es de notable con cambio de 3 entrenadores y llegamos a lo ke llegamos.

    Ni unos jugando como el Miln de sachii llegarn a nada, ni nosotros sin jugar a nada llegaremos muy lejos, si no ya veris y ms de uno se tendr ke tragar muchas palabras de este verano.

    Ah y si nosotros jugamos finales los. Dems miran.

    Y el VAR este ao les va a kitar mucho a los grandes, ya no ms engaos

  6. Aparte de que estoy de acuerdo con el artculo en cuanto que el equipo est a medio construir y de que no se ha jugado ni competido como se debiera, hay cosas que no entiendo: no entiendo cmo entra en juego un delantero que lleg ayer (ha llegado a tocar el baln en el partido?) antes que Ven Yedder; que habr fallado el penalti, pero al menos ya ha jugado partidos y hecho entrenamientos para tener una idea del sistema.

  7. P. Jimenez

    El tratamiento que estáis dispensando ante cualquier información del Sevilla este verano es impresentable y roza todos los límites de la falta de profesionalidad. Soy un lector regular de vuestra web e incluso oyente de vuestro programa por que, pensaba, que erais de lo poquito salvable en la desértica estampa que componen los medios deportivos en Sevilla y España pero me estáis haciendo replantearme muchas cosas. Os hablo ya en general, os urge una revisión de estilo profundísima para no caer en el absoluto esperpento y sesgo que estáis llevando a cabo este verano. Vuestra falta de división entre opinión e información es vergonzosa, adquirís un estilo en el que cada información ya no atiende a ningún dato, se impregan de negativismo suicida cada palabra. No se si me abre los ojos el hecho de que haya sido, hasta hace bien poco, una falta de criterio en favor del equipo al que sigo y animo, en cualquier caso, sea del símbolo que sea, es vergonzoso y poco profesional

Enviar comentario Ver los 7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *