Sevilla FC | Revolución de Monchi en 2013 como modelo para la 2019/20
Secciones

¿Una revolución como la de 2013?

Un contenido de:
Basilio García

Martes, 14 de mayo de 2019. 23:30
Monchi, en un entrenamiento en el Sánchez-Pizjuán (Foto: Kiko Hurtado).
Monchi, en un entrenamiento en el Sánchez-Pizjuán (Foto: Kiko Hurtado).

Las malas sensaciones que ha dejado el Sevilla FC en el tramo final de temporada han soliviantado tanto a la afición como a la propia entidad. Así, y tras el regreso de Monchi a la dirección deportiva del club de Nervión, cuando aún queda un partido para acabar LaLiga ya se empieza a trabajar para cambiarle la cara al equipo.

En muchos foros se pide al de San Fernando que haga una nueva revolución. Un golpe de timón que haga cambiar el rumbo la nave sevillista, algo que ya ha realizado en varias ocasiones, y casi siempre con buenos resultados.

En concreto se recuerda mucho a la que llevó a cabo en 2013. Tras dos temporadas quedando noveno y con la tesorería en la peor situación de los últimos años, Monchi decidió apostar por Unai Emery tras unos meses en el club y reinventó al equipo, que aprovechó su entrada en Europa por la puerta de atrás gracias a las sanciones que pesaban sobre el Rayo Vallecano y el Málaga para culminar un año triunfal.

¿Pero cómo fue esa revolución? En ElDesmarque la repasamos.

14 llegadas...

El Sevilla hizo ese año hasta 14 incorporaciones. En primer lugar ejerció la

Del Nido y Monchi presentan a Carriço, Jairo y Bacca.
Del Nido y Monchi presentan a Carriço, Jairo y Bacca.

opción de compra por Beto, pagando dos millones de euros al Sporting de Braga. Compró a siete futbolistas por un valor de algo más de 32 millones de euros. Fueron Carlos Bacca, Kevin Gameiro, Jairo Samperio, Vitolo, Cristóforo, Vicente Iborra y Diogo Figueiras.

Además, incorporó a cinco futbolistas en calidad de cedidos: Nico Pareja, Carriço, Mbia, Marko Marin y Cheryshev y recuperó a Javi Varas, que regresó al primer equipo sevillista tras una temporada cedido en el Celta de Vigo.

Y muchas más salidas

Si muchas fueron las llegadas, aún más fueron las salidas que se dieron en el verano de 2013. Monchi completó hasta nueve ventas, más una cesión, la de Rusescu, en la que el Sevilla ingresó dinero. En total entraron a las arcas sevillistas casi 90 millones de euros.

Negredo, dejando Costa Ballena para fichar por el City.
Negredo, dejando Costa Ballena para fichar por el City.

Negredo, Jesús Navas, Kondogbia (de este traspaso ingresó la mitad, ya que la otra fue a parar a Doyen), Medel, Luis Alberto, Campaña, Spahic, Cala y Luna fueron traspasados.

Además se marcharon como futbolistas libres Alexis, Maduro, Lautaro Acosta, Bernardo Espinosa y Andrés Palop. Fueron cedidos, además de Rusescu, Manu del Moral, Babá, Perotti, Bryan Rabello, Stevanovic, Javi Hervás, Guarente, Botía y Julian Cuesta. En total, Monchi dio salida en una fórmula u otra a 24 futbolistas, una plantilla entera.

Sólo continuaron en la plantilla de la temporada anterior Fazio, Fernando Navarro, Alberto Moreno, Cicinho, Coke, Rakitic, Trochowski y Reyes.

En el verano de 2013 Monchi dio 24 salidas y gestionó 14 incorporaciones. Vendió por casi 90 millones de euros y compró por poco más de 30. Sólo se quedaron ocho jugadores en el plantel.

Los resultados de aquella revolución que hizo Monchi fueron impecables, tanto en lo deportivo como en lo económico. En lo que se refiere al balón, el equipo ganó la Europa League y fue quinto en LaLiga. El lunar tuvo lugar en la Copa del Rey, competición en la que fue eliminado por el Racing de Santander.

En lo económico, el de San Fernando fue capaz de armar un equipo competitivo gastando apenas un tercio de lo ingresado. El club, que había cambiado de presidente en el mes de diciembre al confirmarse el ingreso en prisión de José María del Nido, se rearmó también desde la tesorería y el Sevilla más potente económicamente de la historia.

Lo que espera para 2019

Dabbur, en el aeropuerto de Sevilla (Foto: Kiko Hurtado).
Dabbur, en el aeropuerto de Sevilla (Foto: Kiko Hurtado).

Ahora, en la temporada de su regreso, Monchi tiene ante sí un reto mayúsculo. Volver a darle la vuelta al calcetín y formar una revolución para el próximo ejercicio con un fichaje ya concretado, el de Munas Dabbur, delantero israelí del Red Bull Salzburgo que se ha hartado de meter goles en Austria y en la Europa League.

La afición ha dejado de creer en buena parte de la plantilla y muchos no seguirán. De momento, acaba contrato Gaby Mercado, mientras que André Silva regresará al Milan tras su cesión y Marko Rog volverá al Nápoles. Probablemente pase lo mismo con Maxime Gonalons, que volvería a la Roma. El francés gusta pero su historial de lesiones no le hace nada fiable, por lo que lo normal es que no siga.

Gaby Mercado acaba contrato, mientras que André Silva, Marko Rog y Gonalons regresarán a sus equipos tras expirar las cesiones.

Otro caballo de batalla para Monchi será qué hacer con los cedidos. Por un lado, Muriel parece que va a ser comprado por la Fiorentina, aunque surgen dudas después de su bajón de rendimiento. Regresarán Sergio Rico, que ha jugado bastante con el descendido Fulham, y Corchia, cadi inédito en el Benfica, además de los canteranos Pozo y Carlos Fernández, que han brillado en el Granada y el Deportivo de La Coruña respectivamente y que podrían intentar convencer al futuro entrenador en la pretemporada.

Aburjania, Marc Gual, Cristian González y Felipe Carballo también están cedidos, aunque difícilmente regresarán. El delantero catalán tiene un año más de cesión en el Zaragoza.

 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te avisamos de tus noticias favoritas

Suscríbete gratis y te llegarán las alertas con las noticias que más te interesan.

Elige lo que más te gusta: