Granada - Sevilla FC, Crónica, Ficha y Resumen del partido, Jornada 2 LaLiga 2019/20
LaLiga Santander
Granada CF
0-1
Live
Jornada 2
23 de agosto de 2019
20:00
Sevilla
0-1, Jordán, 52'.

'Ordem e Progresso'

Un contenido de:
Álvaro Ramírez

Viernes, 23 de agosto de 2019. 22:11

La frase, que ilustra la bandera de Brasil, es de Auguste Comte, filósofo francés. Viene al pelo al Sevilla de Lopetegui y viene al pelo para ilustrar dos nuevos abanderados, nunca mejor dicho, de este Sevilla, los brasileños Fernando Reges y Diego Carlos. Los dos formaron ante el Granada, junto con Carriço, una barrera insuperable. Por arriba o por abajo. Si el Sevilla ha ganado en orden, en fuerza, en agresividad, en solidez, es primero por la disposición de Julen Lopetegui. Pero lo ha ganado también en el campo por estos dos jugadores 'made in Monchi' que han dotado al equipo nervionense de virtudes casi inéditas en los últimos 'Sevillas' de Sampaoli, Berizzo, Montella, Machín... Ya era hora.

El Sevilla del Orden y el Progreso no es a día de hoy un equipo brillante, fulgurante, espectacular, deslumbrante. No. Es un equipo incómodo, peléon, agresivo, intenso (acaba agotado por el esfuerzo), concentrado, fuerte, de esos a los que los rivales cogen coraje. Y luego, arriba, una faceta en la que tendrá que evolucionar, progresar, por ahora se basta con poco para ganar. Eso sí, deberá generar y crear más. Pero esa misma evolución, que podría llegar con algún que otro refuerzo más, parece estar incluso dentro del equipo. Porque Nolito sigue entonado, Ocampos es incisivo, Jordán aparece por todos lados y porque de De Jong no se ha descubierto aún (esperemos que sea mucho más de lo que ofrece ante la portería contraria, porque de espaldas a ella lo hace casi todo bien). Tiene que mejorar y progresar en ataque, también con la pelota, pero en cuanto al orden... como la bandera de Brasil.

Intensidad, agresividad... por las dos partes

Fue igualado el partido en intensidad, agresividad, concentración, fuerza, presión... La primera mitad fue buen ejemplo de ello, pues ambos equipos mostraron sus virtudes más aguerridas. Primero el Sevilla, que tuvo un buen primer cuarto de hora, luego el Granada, que aprovechó el corte de ritmo que supuso la lesión de Reguilón y su cambio (sufrió un golpe en la cabeza en una disputa con Víctor Díaz) para voltear la cara del partido. Fue a partir de entonces cuando el Granada se fue arriba, empezó a presionar más arriba y dificultó la labor del Sevilla, que echó de menos la pelota y se aculó no por gusto, por empuje del conjunto local.

Tener la pelota, eso sí, más que una ventaja, era un sufrimiento, porque los dos equipos presionaban de forma muy convencida, agresiva, fuerte, y no dejaban respirar al rival. Ahí en el Sevilla sí se echó más de menos a Banega, encargado en teoría de sortear ese tipo de situaciones y complicaciones. No encontró su faro el conjunto de Lopetegui, que a base de balones largos y alguna contra (Ocampos, Navas, Escudero), eso sí, equilibró el partido en el tramo final.

No hubo ocasiones claras, más que aproximaciones, pero el Sevilla sí encontró algunos espacios a la contra aprovechables... Y de hecho en una de esas salidas rápidas encontró esos espacios que necesitaba en una veloz combinación bien llevada entre Nolito, Jordán y De Jong. Anduvo el delantero holandés lento, lento, pero su disparo y el rechace tras quedarse solo por el pase del catalán lo recogió el mismo Jordán para con serenidad marcar el tanto sevillista.

De Jong lento, Joan Jordán listo

Era el minuto 52 y el Sevilla había encontrado la ocasión y el gol en buen momento para desarrollar su plan en la segunda mitad. Porque a partir de ese tanto el equipo nervionense volvió a refugiarse en lo que a día de hoy es su hogar, su casa, su fortaleza defensiva. Diego Carlos estuvo inmenso al corte, en la reacción, en la cobertura, Carriço impecable en su colocación, y Fernando atento como pocos. La presencia del ex del City permite a todo el equipo vivir mejor, a los defensas porque les cubre la posición, a los centrocampistas porque les cubre las espaldas para descolgarse, y a Lopetegui porque debe respirar muy tranquilo con el buen saber hacer del brasileño en cada momento del partido.

Agotó el encuentro el Sevilla, como decimos, defendiendo de cine, siendo agresivo y teniendo a Diego Carlos y Fernando en plan colosos. Quizás llegó un poco justo de fuerzas, porque De Jong, Nolito u Ocampos bien habrían agradecido un refresco, aunque Julen optó por cambiar el centro del campo (Banega y más tarde Jordán por Gudelj y el Mudo). Lo cierto es que, aun cansado, el Sevilla terminó el encuentro controlando la pelota y hasta perdonando a la contra, porque tuvo dos o tres para matar el partido que desaprovechó. No lo necesitó en todo caso, porque el partido acabó sin demasiada inquietud para Vaclik.

El Sevilla suma su dos de dos fuera de casa con una entereza y solidez casi desconocida en los últimos años. Es férreo, es fuerte, es agresivo y es ganador. Y tiene una seña de identidad, aunque por momentos se difumine. Es pronto, sí. Pero ya ha sumado todo lo que podía sumar.

 

Ficha técnica

Alineaciones

Granada CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán, Domingos DUarte, Quini; Eteki (Adrián Ramos, 84'), Montoro, Puertas; Vadillo (Machís, 59'), Fede Vico (Carlos Fernández, 59') y Soldado.

Sevilla: Vaclik; Navas, Diego Carlos, Carriço, Reguilón (Escudero, 18'), Banega (Gudelj, 63'), Fernando, Jordán (Franco Vázquez, 85'); Ocampos, Nolito y De Jong.

Árbitro

Sánchez Martínez.

Tarjetas

Germán (45+4') y Fernando (60').

Incidencias

Estadio Los Cármenes. Jornada 2 LaLiga.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?