El incremento del reparto que ha facilitado el 'Gran pacto'

Un contenido de:
Basilio García / Ignacio Cáceres Dastis

Sábado, 30 de Noviembre de 2019. 21:05
TemasPacto

Reportar vídeo

Para el aficionado al fútbol profano en temas económicos, muchos aspectos del ‘Gran pacto’ por la unión de los grandes accionistas del Sevilla FC anunciado este viernes por José Castro le suenan a chino, pues hay que bucear en multitud de documentos y tener bien claro ciertos términos y aspectos para entender a la primera qué está sucediendo.

Pues bien, la base de esta entente está, precisamente, en los términos económicos. El presupuesto del club sube y sube y es intención de los actuales gestores que lo siga haciendo, por lo que dos años después de que la Junta General de Accionistas aprobara remunerar por primera vez al consejo de administración y repartir dividendos, el dinero destinado a ello va a subir sensiblemente.

La clave de todo lo que está sucediendo fue avanzada hace unos días, cuando se empezó a especular con el cambio de fecha de la Junta General de Accionistas. El grupo de la familia Del Nido se negó a firmar las cuentas, lo que ha supuesto el detonante de este pacto que, a la postre, ha provocado la modificación del orden del día, lo que ha retrasado la junta al día 30 de diciembre.

La subida en la remuneración del consejo

Uno de los cambios fundamentales es el de la remuneración del consejo, que en estas dos últimas temporadas estaba ligado al beneficio de la entidad, repartiéndose un 10% de éste, de manera que sólo una buena gestión económica del consejo de administración les reportaría esos ingresos. “No existe mayor garantía de transparencia que el hecho de que sólo haya retribución si hay beneficios”, dijo hace dos años Castro.

El consejo del Sevilla, en la Junta de 2018.
El consejo del Sevilla, en la Junta de 2018.

Pues bien, eso ha cambiado y la nueva idea del consejo es modificar los estatutos para repartir un 1% de todos los ingresos de la entidad, sea cual sea el concepto –ordinario  extraordinario- y sean cuales sean los gastos. El Sevilla maneja unos ingresos en torno a los 200 millones de euros -196,43-, por lo que el consejo se repartirá algo menos de dos ‘kilos’. En base al sistema anterior, y teniendo en cuenta que el beneficio neto de la 2018/19 fue de 2,47 millones de euros, se habrían repartido 247.576,80 euros entre los 12 miembros del órgano decisor del club. La diferencia es más que importante.

La remuneración del consejo pasará de 247.576 euros a 1.960.430 euros a repartir entre sus doce componentes. Cuatro veces más.

Además, este concepto ya queda al margen del reparto de dividendos, pues con el modelo anterior había que repartir al menos un 4% a todos los accionistas para que el consejo cobrara. Ahora, este concepto es fijo y se puede dar la situación de que haya remuneración al consejo y no reparto de dividendos entre los accionistas.

Los nuevos dividendos, casi el triple

Además del cambio en la remuneración del consejo, el consejo de administración decidió el pasado 25 de noviembre, en la reunión en la que se cambió la fecha de la Junta General de Accionistas, aprobar una nueva propuesta de distribución del resultado del ejercicio, de manera que el pago de los dividendos también será mayor, pasando de 15 a 44 euros por acción. Casi el triple.

Para ello, se ha incluido la dotación de la reserva de capitalización, por importe del 10% del incremento de fondos propios impositivo, complementado con un cargo a reservas voluntarias. Esa reserva, que asciende a 2.417.397,56, quedará indisponible durante cinco años.

De repartir 1,55 millones de euros en dividendos, en este ejercicio se repartirán algo más de 4,5 'kilos', pasando de 15 a 44 euros por acción.

De este modo, a los 2.475.768,08 euros de beneficio se le suman 2.076.779,92 euros de la reserva voluntaria, por lo que el Sevilla repartirá 4.552.548 euros en concepto de dividendos. Es decir, del millón y medio que se ha repartido estos últimos años se pasa a algo más de 4,5 ‘kilos’.

Esto significa que cada accionista cobrará casi tres veces más por cada uno de sus títulos, lo que para el pequeño accionista es un incremento que no le hará rico, pero para el grande, que además está representado en el consejo, será un buen pico.

José María Del Nido, junto a Carolina Alés.
José María Del Nido, junto a Carolina Alés.

Por ejemplo, Sevillistas de Nervión –el 11% que tienen como sociedad, sin contar las que tienen a título personal- percibió algo más de medio millón de euros el pasado año, y éste se irá a millón y medio; la familia Carrión pasará de unos 770.000 a aproximadamente dos millones de euros; Sevillistas Unidos 2020, de 234.000 a más de 600.000; y la familia Del Nido y afines, de 1,5 millones a bastante más de cuatro ‘kilos’.

Un seguro ‘antiventa’

Esta es la gran base del pacto anunciado por José Castro este viernes. ADN sevillista, sí, pero también unas condiciones económicas nunca vistas para los grandes accionistas, que recibirán mucho más dinero por su condición de miembros del consejo de administración y por los dividendos de sus grandes paquetes.

Ahora sí tienen verdaderos motivos para no vender a capital extranjero sus porcentajes en la entidad y de ahí el ‘Gran pacto’ a cinco años alcanzado en los últimos días.

Del Nido atiende a José Castro en la Junta de 2017.
Del Nido atiende a José Castro en la Junta de 2017.
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *