El emotivo homenaje de Biel Vargas a Puerta

Viernes, 03 de Enero de 2020. 22:05

Si hay alguien que nunca olvidará el partido entre el Sevilla FC y el Athletic Club de este viernes 3 de enero, ese es Biel Vargas. El niño que ha cumplido su sueño de visitar el Sánchez-Pizjuán en un partido oficial y poner un ramo de flores a la portería donde Antonio Puerta cayó desplomado.

Antes de que González González decretara el inicio del partido, el joven catalán ha acudido junto al hermano del futbolista fallecido hace ya 12 años, Raúl Puerta, a la zona en la que cayó desplomado en aquel fatídico encuentro ante el Getafe.

Biel Vargas y su homenaje a Antonio Puerta (Foto: Kiko Hurtado).
Biel Vargas y su homenaje a Antonio Puerta (Foto: Kiko Hurtado).

Biel Vargas ha depositado el ramo y ha realizado emotivos gestos de recuerdo al futbolista que todos los sevillistas llevan en su corazón.

La historia de Biel Vargas

Biel jugaba en el Peralada catalán. No obstante ese idilio con el fútbol llegó a su fin. Al pequeño de 10 años le detectaron la misma cardiopatía que terminaría acabando con la vida de Antonio Puerta. Una noticia que él quería obviar para seguir jugando al fútbol pero la madre le puso un vídeo del sevillista para entender lo importante que era dejarlo.

A partir de ahí, Antonio Puerta se ha convertido en un ejemplo de vida y un reflejo para Biel Vargas. Tal es así que hizo la "la promesa" de visitar Nervión y ponerle un ramo de flores a la memoria del desaparecido futbolista.

El pasado 19 de mayo, Monchi tuvo un bonito gesto con el chico, en el que le invita a seguir luchando y visitar el feudo sevillista. "Lo único que puedo darte de aquí es un abrazo muy grande e invitarte para que cuando ya estés del todo bien puedas venir a ver un partido al Sevilla", decía el director deportivo del equipo hispalense.

Biel estuvo este jueves en el entrenamiento del Sevilla, pudo conversar con el presidente José Castro, o dar una pataditas con Sergio Reguilón al término de la sesión. Un día más tarde, el chaval cumplió su promesa.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *