Se cumplen 13 años de la mayor demostración de sevillismo jamás vista

Martes, 23 de Junio de 2020. 22:14

La afición del Sevilla FC tiene muchos hitos en su historia. Que si la manifestación que salvó al club en 1995, que si el viaje a Oviedo para ver descender penosamente a su equipo a Segunda División o las demostraciones cada dos domingos en el Ramón Sánchez-Pizjuán, pero la que asombró al mundo del fútbol se produjo en la final de la Copa del Rey de 2007.

Corría el 23 de junio de 2007, hace justo 13 años, cuando el club nervionense se reencontraba con el Torneo del KO, una competición que no ganaba desde hacía 59 años y de la que no jugaba una final desde 45 años antes.

Un mes antes, el equipo de Juande Ramos había ganado la Copa de la UEFA, y apenas una semana antes se había quedado con la miel en los labios en LaLiga, con una oportunidad única de hacer un póker histórico –ganó la Supercopa de Europa a inicios de temporada- que se esfumó en Mallorca con el siempre recordado arbitraje de Iturralde González, enemigo público del sevillismo desde entonces.

Con 62 partidos a las espaldas, el Sevilla llegó exhausto a la final de la Copa del Rey, que se disputó en un estadio Santiago Bernabéu que lució más sevillista que nunca, con tres cuartas partes del coliseo madridista ocupadas por la hinchada blanquirroja.

El rival era el Getafe CF, que había hecho una buena temporada y llegaba más fresco. Avisaron primero los azulones con un mano a mano de Dani Güiza en el que salió exitoso Palop. Minutos después, Kanouté aprovechó un error de Pulido para plantarse ante Luis García y el maliense no perdonó, haciendo su cuarto gol en finales. En la segunda parte, el Sevilla contemporizó y acabó llevándose su cuarta Copa del Rey, la primera con esa denominación.

El Sevilla celebra la Copa del Rey ganada en 2007.
El Sevilla celebra la Copa del Rey ganada en 2007.

Mención aparte merece el sevillismo, que protagonizó un desplazamiento sin precedentes en nuestro país. Unos 85.000 sevillistas estuvieron en la capital de España, dándole color blanquirrojo desde primera hora. Unos sin entrada, el resto hicieron del Bernabéu una sucursal sevillista en la distancia por un día.

El Sevilla formó aquel día con Palop; Daniel Alves, Javi Navarro, Escudé, Dragutinovic; Jesús Navas, Poulsen, Renato, Puerta; Kanouté y Luis Fabiano. Salieron desde el banquillo Kerzhakov, Duda y Martí.

Sevilla y Getafe jugaron la final de la Copa del Rey de 2007.
Sevilla y Getafe jugaron la final de la Copa del Rey de 2007.
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *