Bella pero incompleta: La Roma de Fonseca

Un contenido de:
Raffaele Campo

Miércoles, 05 de Agosto de 2020. 23:00
TemasRoma
Los jugadores de la Roma celebran uno de los goles.
Los jugadores de la Roma celebran uno de los goles.

Después del fracaso de la temporada pasada, marcada también por la despedida del capitán De Rossi, el pasado julio la Roma –rival del Sevilla FC en los octavos de final de la Europa League- fue reiniciada por el nuevo director deportivo, Gianluca Petrachi, quien en las últimas semanas se marchó. El ex gerente del Torino había revolucionado una gran parte del equipo el verano pasado. Por mencionar solo lo más importante, habían dejado a Manolas, El Shaarawy, N'Zonzi, Olsen, Karsdorp, Luca Pellegrini y Schick. En cambio, el club había contratado a varios como Spinazzola, Pau López, Diawara, Mancini, Smalling, Veretout, Kalinic, Mkhitaryan y Zappacosta.

Desde agosto pasado, el equipo ha tenido muchos altibajos. Paulo Fonseca trató de restablecer el orden y un sentido lógico. El camino en la Serie A fue en general positivo, aunque con algunos tropiezos. Igual tras el parón, pues después de la victoria ante la Sampdoria, el equipo tropezó con tres derrotas consecutivas, incluido el golpe en casa contra el Udinese. En esos días, el entrenador portugués estaba en el centro de fuertes críticas, con parte de los tifosi animando la destitución al final de la temporada.

Paulo Fonseca, entrenador de la Roma.
Paulo Fonseca, entrenador de la Roma.

En el tramo final, sin embargo, la Roma se encontró y volvió a ganar, alcanzando el quinto puesto. Ciertamente podría haber sido mejor, pero teniendo en cuenta el rendimiento de los oponentes, en particular de los eternos rivales de la Lazio, que han hecho su mejor campeonato desde el año 2000, es una temporada en línea con el potencial del equipo.

Otro factor que no debe pasarse por alto es el cambio de propiedad cada vez más probable, con Dan Friedkin listo para hacerse cargo del puesto de James Pallotta.

Nombres propios de la Roma

Zaniolo, intuición de Monchi y el jugador con más futuro de la plantilla, ha regresado recientemente debido a una lesión que se produjo en enero, pero todavía no tiene 90 minutos en sus piernas. El jugador más positivo fue Mkhitaryan, pues a pesar de algunas dolencias, el extremo ex del Manchester United y el Arsenal se ha adaptado muy bien a la Serie A. Además de las excelentes actuaciones, el armenio ha marcado goles fuertes y los tifosi ya le aprecian mucho. Junto con el delantero Dzeko, y considerando la falta de continuidad de Under y Kluivert, él es el elemento más peligroso. Sin olvidar al exterior de Kolarov, gran líder y siempre entre los mejores en el campo a pesar de su difícil relación con los aficionados.

En el mediocampo, la dirección de Veretout, el lanzador de penaltis del equipo, que hace un año también fue vinculado al Sevilla. Del mismo modo, el impacto de los españoles Villar y Carles Pérez fue bueno.

En cuanto al partido contra el Sevilla, la ausencia forzada de Smalling pesará, ya que el Manchester United no extendió el préstamo hasta el 31 de agosto. Justo el martes, el jugador se despidió de la afición desde sus redes sociales. De principio a fin, fue uno de los mejores del equipo. Ibáñez podía jugar en su lugar.

Las eliminatorias a un partido, como la de este jueves, son siempre impredecibles, pero una cosa es segura: dada la tendencia oscilante de la temporada, la Roma tendrá su opción y la buscará para llegar lo más lejos posible en esta competición.

* Raffaele Campo es periodista del portal italiano Europa Calcio.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *