Cuenta atrás Copa del Rey
Advertisement

Aleix Vidal en la izquierda, una vieja solución de urgencia


Reportar vídeo

En el minuto 64 del partido ante el SD Huesca comenzó la tercera etapa de Aleix Vidal en el Sevilla FC. Después de ser señalado como descarte en verano y no completarse su salida, el catalán ha entrado en casi todas las convocatorias ligueras desde que acabara el mercado de fichajes, no así en la Champions League, pues no ha entrado en la lista A de la UEFA.

El ex de Almería, FC Barcelona y Deportivo Alavés ingresó en el césped para sustituir a Rekik, ocupando un puesto en el carril izquierdo, muy lejos de su posición natural en la banda derecha. Con una defensa de tres, formada por Koundé Gudelj y Diego Carlos, Aleix Vidal y Jesús Navas formaban en las bandas.

A pesar de no sentirse especialmente cómodo en la siniestra, el de Valls cumplió en la media hora en la que estuvo sobre el césped, siendo importante especialmente en una jugada en la que Okazaki tuvo una oportunidad clara para hacer el empate. Allí estaba el tarraconense para evitar el remate claro.

No es la primera vez que Aleix Vidal juega en la izquierda con el Sevilla, pues fue una alternativa para Pablo Machín en el inicio de la temporada 2018/19. Escudero se había lesionado en el codo, igual que ahora, y el entrenador soriano dejó de confiar en Arana para formar en el carril izquierdo en su clásico sistema con defensa de tres. Aleix jugó cinco partidos con el Sevilla en esa posición, siendo titular en tres de ellos.

En agosto de 2018 sustituyó a Escudero en los partidos ante el Rayo Vallecano y el Villarreal, y posteriormente jugó como titular en ese puesto ante el Getafe y el Levante, en decisiones controvertidas por el hecho de que Arana se acabababa quedando en el banquillo pese a ser un zurdo que jugaba en ese puesto de manera natural. Posteriormente, en octubre, disputó en esa demarcación el partido de la Europa League ante el Akhisaspor, en el que incluso dio dos asistencias para redondear el 6-0.

No volvería a jugar por la izquierda hasta el tramo final de temporada, ya con Joaquín Caparrós al mando. En la visita al Wanda Metropolitano de la jornada 37, entró tras el descanso sustituyendo a Kjaer, Gnagnon pasó al centro de la zaga y él jugó como lateral izquierdo toda la segunda mitad.

En su primera etapa en el Sevilla, Aleix Vidal jugó por la izquierda varios partidos con Unai Emery, pero lo hizo como extremo y con vocación claramente ofensiva. Fueron un partido de la Europa League -ante el Rijeka- dos de LaLiga -Elche y Real Sociedad- y uno de la Copa del Rey -Sabadell-. También lo hizo en esa posición en 27 ocasiones con el Almería, en cinco con el Alavés y en una más con el Barça.

Aleix Vidal, en el Huesca-Sevilla (Foto: LaLiga).
Aleix Vidal, en el Huesca-Sevilla (Foto: LaLiga).

"Al final uno tiene que adaptarse, tocándome debutar esta temporada como lateral izquierdo. Estoy a disposición para lo que me necesiten y siempre intentaré dar lo mejor de mí. La confianza del entrenador es muy importante, a uno siempre le gusta disfrutar en el campo y si el míster ha decidido ponerme hoy es porque estoy haciendo cosas bien", expresó tras el choque de El Alcoraz.

En total, han sido diez los partidos del catalán como sevillista jugando en la banda contraria a su especialidad. Sólo le ha pasado como jugador nervionense, pues nunca defendiendo otras camisetas ha tenido que adaptarse a jugar en una zona que le resulta extraña, pero cada vez menos.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *