Baila como el Sevilla

Koundé 'limpia' la bota de Rakitic tras su golazo (Foto: Kiko Hurtado).
Koundé 'limpia' la bota de Rakitic tras su golazo (Foto: Kiko Hurtado).

El sevillismo es ahora mismo un hervidero de ilusiones por el gran fichaje del Papu Gómez. Un jugador que era estrella en su equipo, a máximo nivel internacional, y que recala en el Sevilla. Algo que por cierto no es tan habitual en Monchi, que suele preferir descubrir diamantes y pulirlos que adquirirlos cuando ya brillan. Pero el caso es que el argentino procedente del Atalanta ha sido una gestión notable del director deportivo y ha caído entre la afición como una bomba de felicidad.

Felicidad e ilusión trae bajo el brazo el Papu Gómez, que debe elevar y complementar el nivel de la plantilla sevillista en una parcela donde ya la hay, pero donde quizás pueda aportar lucidez y determinación.

Pero el caso es que si el Papu ilusiona, si su baile se ha hecho viral, si todo lo que lleve las cuatro letras de su apodo es sinónimo de optimismo y positivismo, qué dimensión debería tener la ilusión que genera este Sevilla al completo, sin Papu o con Papu. El equipo de Lopetegui, con su clasificación a cuartos de final de la Copa del Rey, ya mejora su trayectoria en esta competición del pasado curso. No es enorme mérito, cierto, porque el Sevilla debería estar siempre entre los 8 mejores de la Copa salvo hecatombes, que ocurren (¿verdad Atlético, verdad Madrid?). Pero la realidad es que este equipo, cuarto en LaLiga, entre los 8 mejores de la Copa a la espera de rival en el sorteo del viernes, y en los octavos de final de la Liga de Campeones a la espera de una eliminatoria emocionante como pocas en la historia para el equipo hispalense, es una máquina de generar ilusiones. ¿Cuántos Papus deberían llegar al Sevilla para igualar la ilusión que genera este colectivo, la ilusión de esta plantilla, de este club? ¿Cuántos Papus deben bailar para hacer justicia a la competitividad que llevan esa camiseta y ese escudo desde hace años para acá?

Que baile el Papu, que baile y bien en Nervión. Pero que baile la danza del Sevilla, que eleva corazones como pocas.

1 comentario

  1. Ratón Colorao

    Gran artículo ,la verdad es ke el sevillismo está viviendo una época dorada ,llena de éxitos y aún así siendo una afición de las más exigente en Europa ,se ilusiona con el fichaje de un jugador ,no solo por el jugador ,ke es un crack ,si no por ke sabe ,ke este EKIPAZO con dos retoques puede volver a llevarnos a lo más alto ,en fin ilusión máxima por este nuestro sevillafc , seguimos creciendo, saludos desde Champions

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *