¿Competir? ¿Qué es competir?

En muchos foros, parte del sevillismo pronuncia un mantra desde hace un tiempo cada vez que el Sevilla FC pierde un partido. Que no compite. Especialmente que no compite ante los grandes. El equipo de Julen Lopetegui no estuvo bien, nada bien, ante el FC Barcelona este sábado, especialmente en la primera parte, como no lo estuvo hace unos días en los primeros 45 minutos ante el Borussia Dortmund o en otros momentos de la temporada. Y además a sus profesionales les honra reconocerlos.

Pero si algo tiene en el ADN este Sevilla de Lopetegui es, precisamente, la competitividad. Sólo así se puede explicar que este equipo haya perdido sólo 17 partidos de 92 disputados en dos temporadas, y que además sólo lo haya hecho por más de un gol en apenas cinco ocasiones. Cuando un equipo está vivo hasta los minutos finales es porque ha competido ese partido.

Si algo tiene en el ADN este Sevilla de Lopetegui es, precisamente, la competitividad. Sólo así se explica que haya perdido 17 partidos de 92 disputados y sólo lo haya hecho por más de un gol en cinco ocasiones.

Echando la vista atrás, desde que llegara el entrenador de Asteasu al banquillo nervionense sólo se le puede achacar haber entrado a un partido y haber salido de él sin haber comparecido en una ocasión: el partido ante el Chelsea de la quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League de este año. En su descargo, si es que cabe, queda que el equipo estaba clasificado ya para octavos de final y que en lontananza estaba un partido ante el Real Madrid que también perdió. Le sirvió, eso sí, como lección. Partido a partido más que nunca desde entonces.

Giroud celebra uno de sus goles al Sevilla FC en la Champions (Foto: Kiko Hurtado).
Giroud celebra uno de sus goles al Sevilla FC en la Champions (Foto: Kiko Hurtado).

Ni siquiera en la goleada (4-0) con la que se saldó la primera visita al Camp Nou de Lopetegui se pudo decir que no compitió, pues en la primera mitad fue manifiestamente mejor, pero Luuk De Jong no tuvo el día y las estrellas azulgrana se encargaron de demostrar por qué cobran lo que cobran. En esta temporada, los tres partidos ante los culés se saldan con un resultado de cada clase e igualdad goleadora, a falta de lo que suceda el próximo miércoles. Si eso no es competir…

Por tanto, al Sevilla se le puede achacar que a veces no juega bien, que no entiende los partidos, que no le salen los planes, que se echa(ba) atrás para defender un resultado corto o, simplemente, que hay equipos que son mejores que él, pero difícilmente un fiscal sería capaz de sustentar ante un juez el cargo de no ser competitivo.

4 comentarios

  1. Fulano de tal

    Pues tienen razón todos los comentarios, cuando jugamos con los equipos grandes siempre sale la version de cagón de lopetegui, así que nada a centrarnos en el cuarto puesto que como nos embobemos nos lo quitan

  2. Juan M

    En el Madrid no servia, con eso esta todo dicho, huelga mas palabras

  3. juan

    Si tienes el 60% de posesión y no tiras a puerta, no has competido. Si tienes el 40% de posesión y no has tenido ni medio contrataque no has competido. Si pierdes los duelos individuales y no has hecho ni media falta, no has competido. Si has priorizado el partido del domingo sobre el del miércoles (o viceversa) no has competido. Y todo eso es lo que ha hecho Lopetegui contra Madrid, ATM, Barsa, Chelsea y Dortmund.

    Al Sevilla le falta el último escalón, el de la ultraelite, nadie exige que de ese salto, lo que si se exige es ver qué se utilizan todos los argumentos que tienes en el intento. Y eso, Lopetegui no lo hace por puro y duro conservadurismo, que es la forma que él tiene para (no) competir esos partidos

  4. Rafa SFC 1890

    Que tendrá que ver que hayamos perdido solo 3 de los últimos 1.578 partidos jugados para que la afirmación de que no competimos contra los grandes sea cierta ???. Para mí competir es utilizar todos tus argumentos para poder ganar un partido, y el Sevilla no los utiliza contra los grandes, como pudimos ver ayer por enésima vez. Puede que utilizándolos perdamos también, pero hay muchas formas de perder, y contra los grandes siempre utilizamos la peor. A Lopetegui hay que reconocerle lo que hace bien, pero también echarle en cara lo que hace mal, y contra los grandes no hace comparecer al equipo.

Enviar comentario Ver los 4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *