Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Supercopa
Selector partidos Champions League
Selector partidos Champions League Femenino
Selector partidos Europa League
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos Clasificación Europea para el Mundial de Fútbol

El partido más raro del mundo

El mundo se divide en dos: quienes creen que el Sevilla FC puede ganar esta LaLiga Santander y quienes saben que eso es un auténtico atentado a la lógica, por mucho que las matemáticas apoyen la locura. Es más, la división se podría hacer más atrás, para separar a quienes creen que el equipo nervionense puede adelantar a Atlético de Madrid, Real Madrid o FC Barcelona y quedar tercero, y los que lo damos casi por imposible. La raya que divide al mundo sigue, tras el 3-4 del partido de Vigo, exactamente en el mismo sitio.

Un partido, el de este lunes, sumamente extraño. Tras ocho días preparando el encuentro, el Sevilla protagonizó una primera parte desconcertante. Un Celta de Vigo con bajas, defensa de circunstancias y al que se le suponía en chanclas jugaba a otro ritmo superior. Los de rojo llegaban tarde a casi todo... y empezaron ganando. Otra rareza del balompié. Pero la mentira fue fugaz y los de celeste aprovecharon el tremendo agujero en el centro del campo del Sevilla. Era extraño ver eso y más aún a Julen Lopetegui sin corregirlo.

Tan inusual fue el partido que el Sevilla marcó cuatro goles. Increíble. Y encajó tres, más inverosímil aún. Todo era rarísimo. Rakitic, que se exhibió ante el Atlético naufragaba ante la presión del Celta. Jordán estaba perdido. Y claro, a Fernando le iba a dar un infarto. Nadie entendía nada. Ni siquiera el Celta de Vigo, que se iba a los vestuarios sonriente.

En ese momento, con 2-1 y 3-2 después de otro espejismo en forma de rebote, muchos estaban buscando esa raya que separa al mundo en dos para cambiarse de bando. Quedaba aún una rareza más en el partido: Lopetegui no cambió nada en el descanso. El que varió su plan fue el Celta, que dejó de presionar como si se jugara la vida. Lógico por otra parte, ese ritmo era inaguantable. Y ahí sí apareció el Sevilla FC habitual, tocón, mejor colocado y martillo pilón aunque fuese a ritmo tortuguesco. Si Lopetegui no supo prever el inicio, sí que acertó en la lectura final del partido con los cambios.

El Papu celebra con rabia su gol ante el Celta (Foto: LaLiga).
El Papu celebra con rabia su gol ante el Celta (Foto: LaLiga).

En ese escenario es muy difícil que no gane. Y ganó. Fue la manera de pedir perdón por los primeros 45 minutos y por la derrota del año pasado en el mismo lugar. Y no sólo ganó sino que alimenta esa locura que tiene a muchos sin dormir y a otros soñando. El que suscribe sigue al mismo lado de la raya, pero ¿quién soy yo para despertar a los sevillistas? Es más, es justo por ese camino por donde debe crecer aún más este club, que tiene un proyecto para ello: creyendo que puede lo imposible. Si sueña que puede ganar esta Liga quizás algún año la gane.

2 comentarios

  1. ANDRES ER/CHAPA

    el partido bastante mas que raro yo lo califico de competivo,el celta merece algo mas que estar en la clasificacion donde esta,pues su futbol de verdad que practica lo hacen muy pocos equIipos ( DAR LAS GRACIAS POR EL BELLO ESPECTACULO QUE NOS BRINDARON Y MUY FELIZ POR QUE MI SEVILLA SE TRAGERAn LOS TRES PUNTOS ) UN LOE AL FUTBOL,FUTBOL.......

  2. Rosendo

    Pese al sufrimiento a que nos somete a los aficionados, con fallos defensivos garrafales, tenemos un equipo competitivo, sube un escalón en cada partido, puesto que hoy ha ganado poniendolo todo y va adquiriendo caracter de equipo grande. Este es el camino, pues parece que el puesto champion está muy cerca.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *