Nadie sabe nada en Nervión

Un contenido de:
Daniel Herrera

Lopetegui, en la grada de Butarque (Foto: LaLiga).
Lopetegui, en la grada de Butarque (Foto: LaLiga).

Julen Lopetegui cumplió cien partidos defendiendo los intereses del Sevilla en Vigo y no hubo mejor regalo para el técnico vasco que una victoria en un duelo de auténtica locura, de los que hacen vibrar al espectador neutro pero monta en cólera a los entrenadores de ambos equipos, aunque al bueno de Julen se le pasó rápido el cabreo cuando miró la clasificación al término del encuentro en los vestuarios de Balaídos.

El intercambio de golpes ante el Celta acabó con tres nuevos puntos volando hacia el Sánchez-Pizjuán y con la Champions asegurada para el Sevilla, y a ningún amante del fútbol en nuestro país se le escapa un dato: los de Nervión se han colocado con 61 puntos, a seis del Atlético de Madrid, actual líder de LaLiga Santander, tras 30 jornadas consumidas.

Evidentemente, en rueda de prensa, Lopetegui fue cuestionado por las escasas opciones de su equipo de alzarse con el campeonato liguero: "Es el momento de creer más que nunca en lo que llevamos haciendo toda la temporada: recuperar y prepararnos bien para el siguiente partido", contestaba el guipuzcoano. Pero, quiera o no quiera Julen, algo habrá que decir de su equipo.

Este martes en la mayoría de debates en clave rojo y blanco en las barras de los bares de la ciudad se han escuchado frases de este estilo: “Una pena el partido ante el Éibar en casa”, “Ay, si le hubiésemos ganado al Madrid o al Barça aquí...” o “Me estoy acordando de la remontada del Athletic en San Mamés en la segunda parte”. Claro, estaríamos hablando de otra cosa, quizás del Manchester City, del Bayern de Múnich o de la Brasil del 70, pero no del Sevilla Fútbol Club.

Monchi y Lopetegui dialogan en la sesión de este martes.
Monchi y Lopetegui dialogan en la sesión de este martes.

Sea como fuere, por Nervión se han levantando hoy de la cama esbozando una media sonrisa que no se ha borrado a lo largo del día. Sin embargo, paradojas de la vida y del fútbol, nadie sabe nada de un tema que por dentro ilusiona del primer al último sevillista. Sin duda, el nivel de exigencia del club y de sus propios aficionados es una de las principales razones por las que el Sevilla se ha asentado en la élite del fútbol europeo, pero también la prudencia.

Una prudencia que ahora mismo reina en Nervión, porque el sevillismo está harto de que temporada tras temporada se meta a su equipo en las quinielas al título de Liga a las primeras de cambio teniendo que competir con los clubes más poderosos del mundo. Por ello, la cautela está más presente que nunca... pero la ilusión sigue intacta.

A pesar de los mazazos en la Copa y en la Champions, el sevillismo ha visto como su equipo se ha levantado de la lona ganando el derbi con la luz de la reserva encendida, rascando un empate en Valladolid con un gol de Bono en la última jugada de partido, imponiéndose al líder del campeonato con baño de fútbol incluido a pesar de fallar un penalti y llevándose los tres puntos de Balaídos habiendo encajado tres goles.

Seis puntos separan al Sevilla, cuarto clasificado, del primero. Y quedan 24 por disputarse. Pierde el goal average con el Atlético y con el Barça, y tiene que jugar ante el Real Madrid en Valdebebas. Una quimera, un sueño, una utopía, un anhelo, una alucinación, una fantasía producto de la imaginación y de la fe ciega de un sevillismo que, como Lopetegui, no sabe nada de cara a la galería. Sí, es imposible. Pero y si...

2 comentarios

  1. FRAJORBE

    Soñar es gratis, pero la realidad es la que es, la dictadura que vive el fútbol español aún seguirá por un tiempo, Madrid y Barcelona todavía tienen su estatus de poder, y el tercero en la lista por si tienen un año malo es el At. Madrid, todo está manipulado y putrefactamente asqueado. Lo del fútbol español no tiene nombre, lo que ocurre aquí es paranormal, de otras épocas dictatoriales, siguen teniendo el derecho de pernada, y los demás a tragar si, y si no también; hubo un presidente que le plantó cara, pero molestaba. Que nadie se haga ilusiones, al igual que la Liga que nos quitaron no hace mucho, si por un acaso se diera, no me cabe duda que volverían a quitarnosla, con un nuevo Iturralde o con cualquier otra artimaña. Solo nos queda resistir, el fútbol español terminará cortando las cabezas de los dictadores y se verá por fin un fútbol competitivo y libre.

  2. Si o Sí

    Es imposible que el Sevilla FC gane la liga, ya se ha puesto a trabajar la caverna mediática para que esto no ocurra. Es lamentable que los medios capitalinos insistan en la jugada del golpe de Facundo Ferreyra como jugada de penalty, cuando las imágenes demuestran qu es el propio Ferreyra., sin opción de jugar el balón se lanza albultosobre Fernando, estando este de espalda y en una posición natural para el despeje.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *