Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Copa del rey
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

La leyenda del origen de Lille: un gigante, la gran venganza y la aparición de la Virgen María

TemasLille

El Sevilla FC disputará este miércoles su tercera cita de la presente edición de la Champions League. Lo hará en Lille, una ciudad a orillas del río Deûle, al norte de Francia, y capital de la región de los Hauts de France. Un enclave que atesora una historia plagada de fábulas, memorias, mitología y pugnas bélicas. Llamativa resulta la leyenda de cómo se fundó la ciudad.

El origen de este territorio viene marcado por la leyenda medieval de Lydéric y Phinaert, algo usual en aquella época para brindar misticismo a los orígenes de las ciudades. Si bien es cierto que el escrito que habla por primera vez de la ciudad data de 1066, la leyenda dice que tiene su origen mucho antes, en torno al año 640.

Dos décadas antes el príncipe borboñón Salvaert huyó a Inglaterra fruto de una insurrección. Lo hizo con su esposa Ermengaert y una escolta de leales sirvientes, en busca de engendrar a sus hijos en tierras británicas.

La gran venganza para el origen de Lille

Mientras cruzaba los sombríos bosques de Bois-sans-Mercy, la expedición cayó en una emboscada tendida por Phinaert, gigante y señor de las tierras de Lille cuya guarida, el castillo de Buc, se elevaba sobre las orillas del citado río. Este ejecutó a Salvaert pero Ermengaert logró escapar y encontrar refugio en el bosque.

Asegura la leyenda que mientras dormía al pie de un sauce, junto a una fuente, fue bendecida con la aparición de la Virgen María. Esta le dijo que el nacimiento de su hijo vengaría a su padre y Ermengaert dio luz a un niño llamado Lydéric, que tuvo que criarse con un ermitaño huyendo del gigante.

Dos décadas más tarde, ya en el mencionado año 640, Lydéric desafió y derrotó a Phinaert en venganza de sus progenitores, por lo que el rey entregó a Lydéric el castillo de Buc, cuna de la ciudad de Lille. Desde entonces le otorgó el título de primer príncipe de Flandes y recibió las tierras del gigante, donde fundó lo que hoy se conoce como Lille.

Lydéric y Phinaert inspiraron la leyenda de Lille.
Lydéric y Phinaert inspiraron la leyenda de Lille.
Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando