Notificaciones
hoy
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F

Cuando Luis Suárez pudo ser sevillista

Un contenido de:
Á. Ramírez


Reportar vídeo

La dirección deportiva del Sevilla, comandada por Monchi, es famosa en el mundo entero por su buen ojo a la hora de fichar futbolistas y por adelantarse a la mayoría de clubes a la hora de descubrir nuevos valores, sean desconocidos o estén a punto de explotar al primer nivel. La historia reciente del Sevilla y de Monchi está llena de experiencias de este tipo, algunas acaban con el jugador con la camiseta nervionense y otras, no. En este último capítulo hay que incluir a Luis Suárez, actualmente jugador del Barcelona, rival este sábado y uno de los futbolistas más importantes de todo el mundo, que pudo ser sevillista.

Porque sí, Luis Suárez estuvo cerca, muy cerca, de fichar por el Sevilla. Es más, estaba prácticamente acordado su traspaso hace unos años. Era verano de 2010. El Sevilla, campeón de la Copa del Rey, clasificado para la Liga de Campeones, tenía previsto, como tantas otras veces, un cambio de piezas en caso de que alguna de sus estrellas se marchara, en este caso traspasada. El que tenía todas las papeletas era Luis Fabiano, por el que el Milan bebía los vientos y estudiaba hacer una importante oferta. O Fabuloso había marcado ese curso 2009/10 en total 21 goles, 15 en la Liga, cuatro en la Copa del Rey (los dos de la semifinal ante el Getafe fueron clave) y dos en la Liga de Campeones. Había sido el 'nueve' de Brasil en el Mundial de Sudáfrica y estaba en su mejor momento, parecía. El Milan buscaba delantero y Luis Fabiano siempre había estado en su agenda. De hecho ya había intentado su contratación un año antes.
El Sevilla, por tanto, sospechaba, y así fue, que el conjunto italiano iría a por el brasileño. En la planta noble del Sánchez Pizjuán ya veían con buenos ojos una venta por varias razones, como a la postre se demostró. Había dado ya mucho al Sevilla, había atravesado su mejor momento y a partir de ahí era complicado que volviera a mantener el nivel, y además, Monchi había encontrado un sustituto ideal, Luis Suárez. El delantero uruguayo había marcado 35 goles en la liga holandesa en 33 partidos y otros seis en la Liga de Campeones. Monchi negoció el traspaso con el Ajax de Ámsterdam y con el futbolista, que llegó a dar el 'sí quiero' al Sevilla, que entonces estuvo dispuesto a pagar 12 millones de euros por él, según han confirmado fuentes del club hispalense. El tiempo ha demostrado que la inversión habría sido más que rentable. Solo faltaba que la marcha de Luis Fabiano se consumara, que el Milan diera algo más y el Sevilla certificara el traspaso.
Pero el Milan no llegó a proponer la cifra que el Sevilla quería, superior a los diez millones de euros. Se quedó corto el Milan y la alternativa no se consumó, Luis Suárez se quedó en el Ajax, siendo entonces un buen futbolista pero aún no la estrella rutilante que es hoy, y al año siguiente fue traspasado ni más ni menos que al Liverpool.
Pasados los años es fácil ahora ver que la operación habría sido buena, sobre todo porque ya esa campaña Luis Fabiano no brilló demasiado (12 goles) y se terminó marchando al Sao Paulo por una operación que rondaba 13 millones de euros entre traspaso y sueldo ahorrado, según indicó el club nervionense. Pero Luis Fabiano era Luis Fabiano, había dado mucho al Sevilla y en aquel momento estaba en un escalón por delante de Suárez.
Luis Suárez se integra en una amplia y lustrosa lista de futbolistas que han integrado la agenda del Sevilla. Muchos acabaron en Nervión y otros no. Se escaparon, algunos en un ascensor del hotel, como Van Persie, y otros porque el Real Madrid se enteró que el Sevilla seguía a Marcelo y ofreció más dinero. Pero el caso es que el buen ojo de la dirección deportiva no solo se plasma en futbolistas que visten de blanco y rojo, sino también en los que estuvieron a punto de hacerlo.

1 comentario

  1. ale

    Otra fantasía de servilleta

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *