Fazio, pivote de guardia, central de profesión - ElDesmarque Sevilla
Secciones

Fazio, pivote de guardia, central de profesión

Un contenido de:
Noelia

Jueves, 29 de septiembre de 2011. 08:53

Fazio, en un entrenamiento con el Sevilla."El puesto donde Fazio debe luchar para jugar es el de central". No es una simple opinión; son palabras de su técnico, Marcelino García Toral. Y es curioso, pues fue el propio Marcelino quien, siendo entrenador del Racing, sufrió al mejor Fazio que se recuerda en Nervión, situado en el mediocampo, como pivote defensivo.

Aquel día, el 7 de mayo de 2008, con Manolo Jiménez al mando y Enzo Maresca como su acompañante en la medular, Federico Fazio no sólo fue la bisagra del equipo, al que dio un equilibrio perfecto, sino que además marcó dos goles, sus primeros dos tantos con la camiseta del Sevilla.
Cuatro días después, en el derbi, que cerraba la temporada, Fazio volvió a marcar: remató al Betis con un nuevo testarazo. Llegaba el verano, tomaba forma un esbozo ilusionante de futbolista cuya progresión, posteriormente, se vio frenada por continuas lesiones. Sus tobillos, sobre todo el izquierdo, le han mortificado. Quizás Jiménez, que dio su confianza al bonaerense, le concedió esta nueva ubicación al ver que no funcionaba del todo bien como central. Sus condiciones eran -y son- buenas: poderío aéreo, potencia, criterio correcto en la salida del balón, aplomo, corpulencia. Sin embargo, Fazio había acumulado ya los descuidos suficientes para generar dudas como zaguero: despistes infantiles, falta de concentración y contundencia, exceso de confianza, lentitud, errores en la medición... 
 
Jiménez engendró al Fazio pivote en un equipo con dificultades en la elaboración del juego que, pese a ello, alcanzó la Liga de Campeones. En la sala de máquinas, Fazio fue capaz de desplegar sus virtudes en un marco de contención, pero no es, ni mucho menos, un hombre para avivar el juego, para darle profundidad, sino un guerrero al que hay que acompañar de un futbolista más creativo. Antonio Álvarez y Gregorio Manzano le emplearon en la retaguardia, donde, capaz de meter un gol en propia puerta justo el día que realizó un gran marcaje sobre Fernando Llorente, ha alternado grandes actuaciones con otras muy criticadas. Entre éstas le marcó especialmente la eliminación europea a manos del Sporting de Braga, tras la cual quedó señalado. 
 
Fazio, que en sus inicios comenzó jugando como delantero (Marcelino ya recurrió a él en la punta de ataque a la desesperada ante el Hannover), siempre ha manifestado su predisposición para ayudar al equipo en cualquier línea. De forma connatural, pues, ha ido alimentándose un debate que sigue abierto y que ahora Marcelino intenta cerrar con sus recientes declaraciones. El asturiano argumenta que si en ocasiones ha utilizado a Fazio como centrocampista es porque Gary Medel no estaba en condiciones de jugar. Así, deja claro que es el chileno quien debe formar la pareja de mediocentros junto a Trochowski y, de paso, que el argentino tendrá que pugnar por un puesto en el eje de la zaga, donde hay una dura competencia: Spahic, Cáceres, Alexis, Escudé y Bernardo.
 
Por Carlos Tur

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *