Una vía de agua eterna

Un contenido de:
Sergi López

Lunes, 14 de Septiembre de 2020. 13:55
TemasDerbi

Ante un Valencia CF desahuciado por quienes lo dirigen, que además ha regalado a sus mejores jugadores, y que carece de dirección deportiva, no puedes encajar cuatro goles, ni tan siquiera perder, por lo que no puedes estar contento con nada, ni tan sólo con la actitud de tus futbolistas. El juego del Levante es para verlo con calma, en ataque son un torbellino, pero todo eso queda en agua de borrajas cuando tu defensa hace aguas por todas partes.

La vía de agua dura ya demasiado tiempo y la dirección deportiva lo sabe. Lo sabe y no hace nada. Siguen incorporando jugadores de ataque, cuando lo que necesita el equipo son dos laterales y dos centrales contrastados y de garantías. Ese es el paso que necesita el Levante para afianzarse en la zona media de la tabla, más aún teniendo en la cantera esos refuerzos para la medular.
Sí, jugadores defensivos como en su día lo fueron Nano, David Navarro o Ballesteros. Y laterales con los conceptos defensivos claros como Juanfran, Javi Venta o Pedro López. No se necesitan grandes nombres, pero si nombres con experiencia y con rendimiento inmediato, los experimentos, si se quiere crecer, ya no valen.

León y Kondogbia. 
León y Kondogbia. 

No se puede estar contento por la actitud de un equipo que encaja cuatro goles. Los movimientos de Javi Gracia al descanso, fueron sensaciones. El cambio en la presión a la salida de balón del Levante, y los jugadores de refresco, le dieron la vuelta al partido de forma incontestable.

El Levante en cambio, buscó en Coke y Postigo la remontada. Sí, un lateral (suplente) y un central, más allá de las entradas de Vukcevic, Dani Gómez o De Frutos, que de poco o nada sirvieron. El problema no es el ataque, es la defensa, pero si tus cambios incluyen dos jugadores defensivos, cuando lo que necesitas es atacar, pues la vía de agua, lejos de detenerse, se hace más grande. En cuanto a juego, cierto es que en la primera parte el Levante fue indiscutiblemente superior a un valencia desbordado, pero sin embargo, volvimos a ver la cruz de la moneda tras la reanudación.

La buena noticia es el estado de forma de Morales. Está comprometido con el club, está en forma para ser de nuevo la clave del juego granota esta temporada, pero por muchos goles, cabalgas por la banda o asistencias que pueda aportar, o marca cinco goles cada fin de semana, o el Levante seguirá regalando puntos como si no hubiese un mañana.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *