¿Hablamos de fútbol sala?

Un contenido de:
Sergi López

Podemos hacerlo, y así podremos estar contentos y orgullosos de un equipo que no sólo está cumpliendo los objetivos marcados, además lo está haciendo con nota y sorprendiendo en la LNFS, pero al final la posibilidad de seguir viviendo ese sueño depende de la estabilidad del primer equipo en primera división de forma continuada algo que peligra seriamente desde hace muchas semanas.
Sinceramente creo que la culpa no es de Paco López. El equipo no tiene jugadores del nivel necesario para primera división en defensa. Jornada tras jornada te penalizan errores en defensa que se repiten sin que haya solución porqué tampoco tienes recambio para ello.
Paco tiene que trabajar con lo que tienen y tratar de sacar el máximo rendimiento a sus jugadores y eso no siempre es sencillo, pero sinceramente, viendo lo que está consiguiendo Javi Gracia en un Valencia CF abandonado por quienes lo dirigen, ya nada me parece imposible, de hecho, ayer podría haberse llevado el partido si no hubiese fallado Gameiro.

Sin Bardhi y sin el mejor Campaña, el equipo sigue haciendo un buen fútbol y sigue maximizando los recursos en ataque, que sin embargo se tornan en insuficientes cuando la defensa no acompaña.

Son presiona a Lucas Boyé en el Levante-Elche (Foto: LaLiga).
Son presiona a Lucas Boyé en el Levante-Elche (Foto: LaLiga).

Y sí, la culpa de ello es de la dirección deportiva del club, empeñada en reforzar aquello que no era necesario. Que la defensa hacía aguas se sabía antes de que finalizase la temporada pasada, al igual que sabías que precisamente ahí es donde el equipo necesitaba dar el paso al frente para estabilizarse en la máxima categoría del fútbol español, y nadie asume la responsabilidad, que acabarán cargando en Paco si esto por obra y gracia divina no da un giro de 360º repentinamente.
Empatar cuatro partidos seguidos podría no ser mala noticia, salvo que seas el Levante y estés en descenso por haber dejado escapar 8 puntos cometiendo los mismos errores cada fin de semana. Esos son los mismos puntos que necesita el equipo para alejarse de la zona de peligro en la que anda cada vez más sumergido y de la que será cada semana más complicado escapar. Si no has podido ganar a Elche, Alavés, Granada o Celta, se antoja complicado que puedas hacerlo contra un renacido Valladolid, el Getafe de Bordalás, el Barcelona o el líder de primera, la Real Sociedad.
El calendario te ayudaba hasta ahora, que es cuando empieza una pequeña cuesta arriba, que lejos de beneficiarte, te puede hundir un poco más en la tabla, y con el barro hasta las orejas, sea complicado poder salir haciendo fuerza con las pestañas, ahora por lo menos tenías barro sólo hasta las rodillas.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *