La semana que pasó entre el dolor por el caso Camarasa y la doble Corona

Domingo, 09 de Agosto de 2020. 18:57
Camarasa, Corona, Gracia y Óscar
Camarasa, Corona, Gracia y Óscar

Paseando por Castilla y vacaciones, aunque uno quiere mantenerse aislado, es imposible. Es más, los ecos que llegan desde la Capital del Turia, lejos de sosegar el espíritu, siguen intranquilizando al más pintado. La verdad es que, ni sorprende, ni extraña, ni por ser sobrevenido deja de doler, pero prescindir de Paco Camarasa sin explicación pública, más que la que ha dado él que cree que lo tiran por ser amigo de Marcelino, es tan lamentable que merece poco análisis y retrata al que toma esa decisión. Cada medida de este tipo que adopta Meriton (Anil Murthy, Peter Lim y compañía) les aleja un poco más de la afición, de la esencia de lo que debería ser el leitmotiv que dirigiera los designios del Valencia CF. Es una más, otra y van tantas que uno se cansa de entristecerse al ver en qué se está convirtiendo el club. Lo he escrito muchas veces: Duele más la decepción que el golpe. Y esa decepción genera frustración, desafección y distanciamiento. No creo que lo pretendan, pero tampoco van a conseguir que perdamos la afición y el sentimiento valencianista, pero anímicamente esta época es una fase de las más tristes que recuerdo. 2020 está siendo un mal año y la temporada 2019-20 una hecatombe. Y lo peor es que, ni los optimistas irredentos como un servidor, vemos una mejora a corto plazo. Ni veo un cambio de propietario en el horizonte, ni preveo una temporada que deportiva o económicamente nos vaya a traer demasiadas ilusiones. Ojalá me equivoque de parte a parte...

Como casi siempre, en el caso de Camarasa echo en falta explicaciones que hagan que entendamos esa y otras decisiones a priori incomprensibles. Por desgracia como no creo que lleguen las aclaraciones pertinentes, mientras nadie diga lo contrario, el criterio para cargarse a Camarasa es el que el propio afectado expuso (le creo) y es más propio de una pataleta de colegio o de una dictadura que de un club que quiera regirse por unos principios empresariales modernos. Además, acrecienta las sospechas de que para Meriton, Lim y Anil Murthy, los méritos no importan, sólo la fidelidad. Triste.

Camarasa (Foto: Valencia CF)
Camarasa (Foto: Valencia CF)

Javi Gracia y Óscar Fernández

Como uno a sus 45 años ya es difícil que cambie, siempre me llaman la atención las cosas que te alegran el día porque, a fin de cuentas, el deporte, el fútbol, el Valencia CF, siempre lo he concebido como alegría e ilusión. Y como últimamente todo lo que rodea al club es negativo, tóxico, genera desazón y mal rollo (Lo de Camarasa es un ejemplo más) encontrar algo que me haga sonreír tranquilo es difícil.

Me quedo eso sí con un detalle. De todo lo que veo en el horizonte, lo poco que me gusta son los nombres de los dos entrenadores elegidos para comandar al primer equipo y al filial: Javi Gracia y Óscar Fernández. Conociendo como se las gasta Meriton (véase el caso Camarasa, la limpia del vestuario etc...) podría habernos pasado cualquier cosa. Al final, los dos elegidos son dos entrenadores con buena pinta y a los que considero capacitados e ideales para el puesto que van a desempeñar. Al navarro lo tengo menos visto, pero al valenciano sí le sigo, le conozco y es el perfil ideal para el puesto. Casualidad o no (sinceramente espero que no), ambos entrenadores contaron, cuentan y tienen el visto bueno de Miguel Ángel Corona, y eso para mí es una gran noticia, porque de lo que queda en el club, el excapitán del Almería es de los que más sabe de este proceloso mundo del balón. Así que, más decisiones deportivas como esas y menos como las de Camarasa. Falta, claro está, que les pongan jugadores para lograr el objetivo y ahí, lo siento, vuelvo a ser pesimista.

Dos apuntes más: Dani Parejo, (otro caso con tintes de venganza personal más que deportiva) con sus aciertos y sus errores, siempre en mi equipo y de Ferran Torres lo que escribí hace una semana: suerte pero cierra la puerta al salir. Como dicen en mi pueblo, Villanueva de San Mancio, cada vez que habla sube el pan. Él mismo en su última entrevista se define, se retrata. Feliz semana.

David Torres

Delegado de ElDesmarque en Valencia

dtorres@eldesmarque.com

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *