Secciones

El 4-4-2 del Levante encaja mejor que otros sistemas

Martes, 01 de Octubre de 2019. 20:00
Once titular ante el Osasuna.
Once titular ante el Osasuna.

En lo que llevamos de temporada es casi tan complicado adivinar un once titular del Levante como la disposición táctica que va a emplear Paco López en cada partido de LaLiga. El técnico de Silla todavía no ha encontrado la mejor fórmula para alcanzar una regularidad y un equilibrio que se resiste del mismo modo que se ansía.

El propio Paco López se rebela contra esta situación y lejos de resignarse ante lo de que no ha dado con la tecla, pone en valor la versatilidad de su equipo y la capacidad de adaptación a diferentes situaciones con una misma idea como hilo conductor.

Sin embargo, la realidad marca que el Levante, cuando juega con el 4-4-2, juega a otra cosa. La defensa de cuatro hombres es la más fiable. Los laterales parten de inicio de su posición y no dejan su espalda sin guardar como ocurre en el 3-5-2, sistema con el que el técnico ha sorprendido en varias ocasiones. La pasada campaña consiguió encadenar varios triunfos de mérito con ese sistema y esta temporada lo presentó en el Bernabéu aunque sin demasiado éxito.

Por otro lado, el doble pivote en la medular con Campaña y Vukcevic o Radoja parece dotar al equipo de mayor empaque. Sin la acumulación excesiva de jugadores por dentro, Campaña tiene más espacios para armar el juego y da la sensación que con dos jugadores de banda todo está más equilibrado a lo largo y ancho del terreno de juego.

Precisamente, es ahí donde viene el principal problema, con los jugadores de banda. El Levante no va sobrado de extremos y por ello, la aparición de estelar de Hernani, autoexpulsiones aparte, ha supuesto un soplo de aire fresco. Sin el luso y con Morales todavía cogiendo la forma, Paco López se ha visto obligado a utilizar parches en esas posiciones de banda como Rochina.

El Levante trabajó muy bien el mercado de fichajes pues se adelantó a mucho equipos y ató a varios jugadores que interesaban incluso algunos días previos a a la apertura de mercado. Si bien, el club granota trabajó con rapidez y previsión, quizá la planificación no se correspondía del todo con un sistema como el 4-4-2, que a mí, personalmente, es el que más me ha convencido en estos primeros siete partidos disputados.

Tiempo al tiempo y tranquilidad porque, más allá de aciertos o errores, el Levante está a día de hoy donde tiene que estar, con cierta comodidad y con un gran margen de mejora que seguro ayudará alcanzar los objetivos propuestos por el club lo antes posible.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?