Levante UD - RCD Espanyol | Jornada 33 de LaLiga Santander
Secciones

Vezo y Rochina sostienen al Levante en la pelea por el objetivo

Un contenido de:
Luis Sancho

Domingo, 21 de abril de 2019. 14:05
Vezo y Rochina celebran uno de los tantos. (Foto: David González)
Vezo y Rochina celebran uno de los tantos. (Foto: David González)

El Levante cosechó un meritorio empate en el Ciutat de València frente al Espanyol, que se adelantó en dos ocasiones en el marcador. Un punto con el sello de Rubén, Vezo y Rochina, que igualaron la contienda e hicieron soñar a la grada con la remontada aún con un jugador menos por la expulsión del de Sagunto. No obstante, los pericos firmaron un disparo al palo de Hernán Pérez que pudo cambiar el devenir del encuentro.

Comenzó agitado el conjunto de Orriols y Toño, que volvió a sentirse futbolista más de 80 días después de su ingreso en el centro penitenciario de Teruel, recibió la primera falta del encuentro. El primer disparo también lo protagonizó el '3' granota, que mostró desde el inicio sus ganas de volver a los terrenos de juego.

El Espanyol despertaba de su letargo y trataba de buscar las cosquillas a los de Paco López a la contra tras un córner. Un arma de doble filo, pues fue el Levante el que aprovechó la tesitura para soltarse, correr y José Luis Morales disparó sin fortuna.

Pero, de nuevo, los de Rubi encontraron la portería de Aitor Fernández en pocos toques. Tras una endeble presión del Levante, Darder recibió solo en el centro del campo y levantó la cabeza para encontrar el desmarque de Borja Iglesias que en tres toques -control, se buscó el espacio y disparo- batió al de Arrasate.

Con la misma fórmula, balón a la espalda de los de Orriols, el Espanyol volvió a conectar con el 'Panda', pero esta vez en fuera de juego. Los visitantes renunciaban al balón, raro en un equipo de Rubi, para hacer daño en carrera.

Poco a poco los pericos se fueron adueñando del esférico, generando un escenario propicio para que los granotas pudieran correr. Precisamente los dos nuevos inquilinos en el once, Jason y Toño, eran las vías que encontraba el Levante para desplegar su fútbol.

Precisamente de la derecha, tras una salida de presión del gallego, Morales conectó con Mayoral en el 33 que probó suerte frente a Diego López. Antes, en el 29, Rochina recibió la primera amonestación del partido.

Mientras, la afición trató de jugar su papel alentando a los suyos, aumentando los decibelios del Ciutat de València. De nuevo, por la izquierda, el conjunto de Orriols llegaba a la línea de fondo con Toño como protagonista. El '23' también se llevó la reprimenda de parte del respetable.

Sin embargo, los visitantes seguían encontrando fácilmente el camino hacia la zona de peligro. Con poco bagaje, los pericos se plantaban en territorio rival. Al borde del cierre del primer tiempo, Chema cazó a Iglesias y recibió la segunda amarilla del encuentro.

De ese falta nació el segundo gol, que finalmente Gil Manzano anularía al revisar la jugada en el VAR. Tras un primer aviso que casi acabó en diana tras el bote de la falta, los granotas no eran capaces de despejar el balón tras una doble intervención de mérito de Aitor y en una jugada alborotada, Marc Roca sorprendió al vasco tras controlar el balón con la mano. El colegiado extremeño, tras un tiempo de incertidumbre, no concedió el gol al revisar la jugada en la pantalla. Así finalizó el primer acto en Orriols.

Gil Manzano revisando la jugada en el VAR. (Foto: David González)
Gil Manzano revisando la jugada en el VAR. (Foto: David González)

El Espanyol comenzó la segunda parte queriendo hacer sangre y Puado puso en aprietos a Aitor con un disparo cruzado. De nuevo el atacante perico encontró la vía para hacer daño y en una contra en la que Róber no pudo detener al delantero.

La reacción granota llegó en las botas de Jason, que tomó la línea de fondo y encontró a Mayoral, cuyo disparo lo frenó la defensa perica. Minutos más tarde, de nuevo el de Parla conectó un cabezazo sin éxito.

Paco López trató de agitar el encuentro dando entrada a Roger por Toño, que aguantó 60 minutos en el campo en su vuelta a la competición. Y a los segundos llegó la reacción con un testarazo de fe de Rubén Vezo para firmar su primer gol con el Levante.

Y, de nuevo, el portugués se vistió de héroe para robar un balón a Borja Iglesias. Pero la acción acabaría con Marc Roca desquitándose del gol anulado en el primer tiempo.

El de Silla dio entrada a Coke por Chema para tratar de buscar la reacción y el madrileño, siempre vivo dentro del área, tocó su primer balón en una jugada de estrategia.

Y fue el otro Rubén, Rochina, el que igualó la contienda en busca de los tres puntos. Poco duró sobre el terreno de juego porque en el siguiente minuto fue expulsado por derribar a Borja Iglesias en el centro del campo. Por su parte, Pedro López entró para cambiar el sistema a un 4-4-2 con solo tres hombres en el centro del campo por la expulsión del '16'.

El Levante, no obstante, se vino arriba ante la adversidad y siguió buscando la portería rival. Y cerca estuvo de adelantarse en el marcador. Jason, tras robar un balón en el centro del campo, condujo hasta dejar a Roger sólo, pero el balón, muy escorado, no acabó dentro.

Sin embargo, el Espanyol hizo temblar los cimientos del Ciutat con un balón enviado al poste de Hernán Pérez, que había entrado en la segunda mitad.

Los minutos finales fueron de infarto. Con un Levante volcado en busca de la remontada con Bardhi cerca de sorprender en la última jugada.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?