Secciones

Eva Navarro y Ona Batlle estudian aceptar ofertas del extranjero para escapar de los abusivos derechos de formación

Miércoles, 08 de Abril de 2020. 20:00

Las jugadoras del Levante UD Femenino Eva Navarro y Ona Batlle son dos de las 17 futbolistas españolas de la Primera Iberdrola que están atadas de pies y manos por las desorbitadas cantidades a las que deben hacer frente ellas mismas o sus futuros equipos en caso de que quieran cambiar de aires en concepto de derechos de formación.

Pues bien, tanto Eva Navarro como Ona Batlle tienen como prioridad seguir demostrando su talento en el fútbol patrio, sin embargo, sin apenas alternativas, estudian seriamente aceptar las ofertas de Inglaterra y Francia que tienen sobre la mesa para escapar de estas desorbitadas cantidades pues allí, estos derechos de formación no tendrían validez y quedarían sin efecto.

Ambas futbolistas están obligadas a abonar la friolera de 500.000 euros al Levante al final de esta temporada en concepto de derechos de formación al tratarse de jugadoras menores de 23 años como permite el artículo 20 del I Convenio Colectivo del Fútbol Femenino y ni siquiera el hecho de que finalizan contrato en junio y pueden negociar sin problemas con otros clubes les libera.

Eva y Ona son los dos principales exponentes de un elenco de jóvenes jugadoras afectadas por una situación totalmente injusta a tenor de los salarios que cobran las futbolistas en la Primera Iberdrola. Estas cantidades compensatorias para el club que deja de disfrutar de los servicios de las jugadoras no siguen ningún tipo de proporcionalidad y están muy alejadas de los emolumentos que perciben, tal y como desveló hace algunos días la Cadena Ser. 

Los grandes equipos de la competición ya han mostrado su interés en hacerse con dos de las futbolistas de mayor proyección del fútbol español, Eva y Ona. El Atlético de Madrid y F.C. Barcelona (ya jugó allí), entre otros, suspiran por Ona mientras que el Real Madrid, que asumirá la plaza del CD Tacón la próxima temporada, está como loco por contar con Eva Navarro entre sus filas. Sin embargo, todo puede quedar truncado por esas abusivas cláusulas compensatorias y provocar que dos de las futbolistas con mayor futuro de nuestro país emigren más allá de nuestras fronteras.

El artículo 20 del Convenio Colectivo ata a las jugadoras

El artículo 20 del Convenio Colectivo del Fútbol Femenino coloca a los clubes de procedencia en una posición de fuerza pero no así a las jugadoras que están en esa lista de compensación y por tanto, sujetas a esos derechos de formación.

En este sentido, si Eva Navarro y Ona Batlle no pueden fichar por ningún otro equipo español por culpa de esta cláusula, el equipo de procedencia, en este caso, el Levante estará obligado a ofrecerle otro contrato con subida salarial incluida y podrá mantener a las jugadoras en la lista de compensación.

La influencia del artículo 20 no queda ahí sólo ya que si las jugadoras se marchan al extranjero, el equipo de procedencia puede mantener el nombre de esas futbolistas en la lista de compensación y reclamar los derechos de formación a cualquier equipo español que contrate a esas jugadoras en el momento en que regresen del extranjero si esa lista de compensación tiene vigencia.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *