Los empates a domicilio, algo que sabe aprovechar el Levante para pasar de ronda

Un contenido de:
ElDesmarque/EFE

Melero, tras su gol ante el Athletic (Foto: LaLiga).
Melero, tras su gol ante el Athletic (Foto: LaLiga).

El Levante UD afronta el partido de este jueves en Valencia ante el Athletic Club correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey con el 1-1 favorable de la ida y con el buen precedente de haber pasado de ronda con ese resultado.

Roger, durante un lance del Athletic-Levante (Foto: LaLiga).
Roger, durante un lance del Athletic-Levante (Foto: LaLiga).

Las seis eliminatorias en las que acabó 1-1 el partido de ida a domicilio el Levante siempre logró avanzar a la siguiente fase, aunque ninguno de sus rivales en estos casos era de Primera División.

La última ocasión fue ante el Lugo, en 2018, y el Levante después de empatar a uno en A Malata se impuso por 2-0 en el Ciutat de València para clasificarse para los octavos de final.

En 2014, tras empatar en el Carlos Belmonte ante el Albacete (1-1), otra igualada, en este caso sin goles en Valencia, le bastó para superar los dieciseisavos de final de la Copa.

También superó al Terrasa tras empatar a uno en el campo catalán en la ida y vencer, en la temporada 1998-99, en la vuelta en el Ciutat de València por 3-1 en la primera ronda de la Copa de aquella campaña.

El Levante también eliminó al Andorra en 1995 y al Teruel en 1988 en las primeras rondas de una competición que entonces se jugaba a doble partido (la ida se disputaba en el campo del conjunto de menor categoría).

Además, la primera vez que el Levante superó una ronda de Copa tras un 1-1 en la ida fue en 1941, cuando empató en Pamplona y luego goleó 5-0 a su rival en Valencia en el partido de vuelta en la eliminatoria previa.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *