Notificaciones

Quico Catalán da la cara y avisa: "El nuevo entrenador lo decidirá el club"

El Levante UD ha anunciado a última hora de este lunes, tras más de siete horas de reunión del Consejo de Administración, la destitución de Javi Pereira, que ha aceptado la decisión "como un caballero", tal como remarcaba Quico Catalán a la salida del Ciutat de València. Alessio Lisci, hasta ahora entrenador del filial, le sustituye como entrenador del primer equipo de manera interina "contra el Utrillas y el domingo ante Osasuna", señalaba el presidente.

"Ha habido muchas decisiones complicadas a lo largo de estos 12 años, y esta es una de ellas, claro que sí", aseguraba Catalán sobre el cese de Pereira, que deja el cargo a Lisci mientras se busca un nuevo técnico que se haga cargo del equipo, que tal como recalcaba el máximo mandatario granota, no será Paco López: "Hemos tomado una decisión, hay que seguir valorando opciones y veremos. No vamos a valorar ese tema, de entrenadores no hemos hablado".

Un Quico Catalán que dejaba claro que solo les queda "trabajar" para revertir la nefasta situación deportiva del que actualmente es colista de LaLiga Santander, un equipo que no conoce la victoria en lo que va de temporada. Una situación reversible, como señalaba el presidente: "Claro que hay tiempo. Hay muchas jornadas por delante y vamos a intentar, entre todos, sacar esto adelante".

Lisci se hace cargo de forma interina del primer equipo

Motivos tiene de sobra el Consejo para tomar decisiones. Para empezar, con Javi Pereira, que sumaba tres empates y cuatro derrotas desde que llegó al banquillo del equipo en sustitución de Paco López el pasado mes de octubre. Entre ambos, y siempre bajo la misma dirección deportiva y el mismo presidente, están a un partido de firmar la peor racha histórica de un equipo en Primera División

El equipo lleva sin ganar desde el pasado 10 de abril, en Ipurúa ante el Eibar, y desde entonces ha logrado diez empates y trece derrotas en una pésima racha que sólo ha superado el Sporting de Gijón entre 1997 y 1998. Quizá la decisión sea también pensando en la Copa del Rey, pues ante el modesto Huracán Melilla esta racha debería cortarse... En todo caso, mala pinta aunque la salvación está sólo a cinco puntos, tampoco es un abismo insalvable.

Gabinete de crisis en el Levante.
Gabinete de crisis en el Levante.
Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando