Los imprescindibles del Valencia CF del Centenario: Montes y Cubells
Secciones

Los imprescindibles del Centenario (I): Montes y Cubells

Un contenido de:
Javier Casero

Lunes, 24 de diciembre de 2018. 20:00
Eduardo Cubells. (Foto: Valencia CF)
Eduardo Cubells. (Foto: Valencia CF)

Coincidiendo con el Centenario del Valencia CF, ElDesmarque inaugura una serie de diez capítulos en los que repasará a personas, grupos y equipos que marcaron los cien años de historia del club. Son los imprescindibles del Centenario del Valencia y hoy nos detenemos en la década de los años 20, la de la fundación, en concreto en la dupla que formaron Montes y Cubells.

Todo comenzó en el año 1919 cuando se decidió crear el Valencia CF de la mano de Andres Bonilla, Pascual Gascó, Fernando Marzal, Julio Gascó, Gonzalo Medina y Augusto Milego, este último pasaría a ser el primer presidente del club. El 18 de Marzo de 1919 se convirtió en una fecha histórica para el valencianismo ya que ese día comenzó la travesía del Valencia Club de Fútbol como sociedad deportiva. 

Con estos mimbres, comenzaba la transición a lo que es en la actualidad uno de los clubs más importantes a nivel europeo. A pesar de esto, este gran club es de orígenes humildes, solo hay que ver el primer estadio de los de la capital del Turia:  el Camp d’Algirós, inaugurado el 7 de diciembre de 1919. Este campo fue el escenario de los partidos de los valencianista hasta 1923, año en el que se comenzó a jugar en el estadio de Mestalla. 

Junto al trasbase al campo de Mestalla en 1924 se creó la bandera del club, de la que carecía hasta entonces ya que los directivos pensaban que una entidad deportiva con más de 2.500 socios debía tener una insignia. Dicha bandera además ha sido restaurada recientemente. Fue confeccionada por una cara blanca con el escudo bordado y por la otra con la Senyera.

El fichaje Montes

Cuando ya había comenzado la temporada, Guerandáin, que era el delantero centro del club, abandonó las filas del Valencia para regresar a Irún. Con esta baja, el conjunto blanquinegro decidió fichar a Arturo Montesinos Cebriá "Montes" para que ocupase el puesto que había dejado libre Guerandáin.

262 goles en 266 partidos, según los registros de Ciberche, le convierten en uno de los más prolíficos realizadores en la historia del club, saliendo casi a un gol por partido. Su figura perdurará eternamente como leyenda en Mestalla, puesto que fue uno de los jugadores que contribuyó en los duros inicios a llevar al Valencia hasta lo más alto del fútbol nacional.

Además, Montes fue el primer jugador del club centenario en marcar en el estadio de Mestalla. Lo hizo en su inauguración, cuando el club valenciano venció por un gol a cero al enterno rival, el Levante UD.

La vuelta de Cubells

Al mismo tiempo que el fichaje de Montes, volvió al club Eduardo Cubell, tras jugar unos meses en el Sevilla FC, algo que en la actualidad suena a imposible. Fue en el club hispalense donde mejoró futbolisticamente, para poder convertirse en el jugador más importante de la historia del conjunto blanquinegro durante sus primeros años de historia.

Eduardo Cubells procedía del barrio de Algirós y a los 20 años ya había pasado por varios equipos incipientes, incluido el Español, antecesor del Valencia. En el terreno de juego, Cubells lideraba a sus compañeros ejerciendo de entrenador en el campo.

Era un jugador que goleaba y regateaba a sus rivales a partes iguales y que era capaz de poner en pie a la afición valencianista. Además, durante casi diez años se dedico a lanzar los penaltis de manera impecable.

Montistas y Cubellistas

Cuando ambos de incorporan al equipo comienza una rivalidad insólita entre los seguidores de Cubells, conocidos como "cubellistas", y los fans de Montes, autodenominados "Montistas". Ambas corrientes de seguidores crearon una sana rivalidad que llevó al equipo a ganar muchos de los amistosos que se jugaron en la temporada.

Montes y Cubells han marcado el inicio de la historia valencianista, desde sus inicios en el campo de tierra ya que ellos fueron las primeras estrellas mediáticas que hubo en el club de la capital del Turia. Dos referentes para el valencianismo que además habían nacido en el mismo año, en el 1900.

Montes era uno futbolista que atraía al expectación y su complicidad con la afición era inmejorable. Con él, el Valencia se encontró con el goleaddor más productivo de toda su historia, acercandose a la media de un tanto por partido. Arturo Montesinos fue el máximo goleador del Valencia, llegando a conseguir ocho de los dieciséis goles que consiguió el equipo en el Campeonato Regional.

Por otro lado Cubells aportó la destreza, técnica e inteligencia de un interior derecha a la fuerza, el ímpetu, la zancada y todavía más gol.

Muy buenos y muy diferentes

Ambos jugadores tenían como objetivo el defender los colores del Valencia Club de Fútbol. A pesar de esto, cada uno lo hacía a su manera ya que ambos eran my buenos, pero a la vez muy diferentes entre sí.

Arturo Montesinos, Montes, poseía más fuerza y remate, con un físico mucho más imponente, ya que medía 1'90 m. Sus características lo transformaban en un jugador mucho más agresivo dentro del terreno de juego.

Por otro lado, Eduardo Cubells era un jugador mucho más técnico que Montes, además se convirtió en el primer jugador internacional que aportó el conjunto blanquinegro y el segundo de la Comunidad Valenciana, tras Agustín Sancho, un jugador de Cabanes que jugó en el F.C. Barcelona.

Montes y Cubells, culpables de la mejora del Valencia

Estas dos leyendas valencianistas fueron las culpables de la gran mejora del club centenario durante su comienzo así como en los triunfos en las ligas regionales. Con el apoyo de la afición y el liderazgo de sus estrellas, el Valencia vivió una gran mejora a la largo de los años 20.

El debut histórico del Valencia en la liga se produjo el 17 de febrero de 1929 en Mestalla, ante el Oviedo, con triunfo valencianista por 4-2. En lo que era la segunda categoría pero de la competición nacional, atrás quedaban los torneos regionales.

Además, en el primer campeonato de liga que el Valencia participó fue en la temporada 28-29 y que contó al igual que en la máxima categoría, con diez equipos. El estreno valencianista en el campeonato fue muy bueno ya que acabó quinto en su primera liga disputada.

Así quedo la clasificación: Sevilla, Iberia de Zaragoza, Deportivo Alavés, Sporting de Gijón, Valencia, Real Betis, Real Oviedo, Deportivo de La Coruña, Celta de Vigo y Racing de Madrid.

Con este panorama y con el Valencia ya apuntando hacía lo más alto, se iniciaba la década de los años treinta, pero eso ya es otra historia.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?