Secciones

¡Qué miedo dan las eliminatorias a partido único!

Un contenido de:
Alfonso Gil / EFE

Miércoles, 22 de Enero de 2020. 13:00
Valencia CF apeado de la Copa del Rey a partido único (Foto: EFE)
Valencia CF apeado de la Copa del Rey a partido único (Foto: EFE)

Tandas de penaltis con decepción final, una alineación indebida y un partido suspendido marcan la historia del Valencia CF en eliminatorias de Copa del Rey a partido único, en las que las decepciones han superado a las alegrías para un equipo que ahora regresa a un formato de competición que le fue adverso.

El Valencia vuelve a disputar esta temporada con la visita al Logroñés de Segunda B en Las Gaunas de este miércoles una ronda de Copa del Rey a partido único tras haber recuperado la Federación un formato de competición que no se había utilizado en los últimos quince años.

Además, el conjunto valencianista llega a esta competición en uno de los momentos más delicados de la temporada como consecuencia de la imagen ofrecida ante el Real Madrid en la Supercopa de España (3-1) y contra el Mallorca en Liga (4-1).

Tras la Copa del Rey de 1999 llegaron las decepciones (Foto: Valencia CF)
Tras la Copa del Rey de 1999 llegaron las decepciones (Foto: Valencia CF)

La Copa del Rey se atragantó a principios de siglo

En las primeras décadas del siglo XXI, cuando el Valencia hizo doblete en la Liga, triunfó en Europa (Copa de la UEFA de 2004) y alcanzó la gloria como mejor equipo del mundo, la cadena de despropósitos en el torneo copero se convirtieron en el contrapunto negativo a los éxitos del equipo en otros ámbitos.

Las eliminatorias de Copa del Rey perdidas en Guadix, Novelda, Alicante o Lleida, todos ellos equipos de inferior categoría, se convirtieron en infiernos para un conjunto que rozaba el cielo en las restantes competiciones.

Todos aquellos dramas se vivieron lejos de Mestalla, ya que el Valencia jugó estas eliminatorias como visitante por su condición de equipo de superior categoría.

El desastre de Guadix

En la campaña 2000-2001, tras una ajustada victoria en Gramanet en la primera ronda, un colista de Segunda B, el Guadix, le sacó los colores en la siguiente.

El equipo andaluz ganaba por 4-2 y aunque el Valencia empató in extremis (4-4), no consiguió el quinto gol en la prórroga y en los penaltis se acabó la competición para el equipo entonces entrenado por Rafa Benítez.

Novelda y la alineación indebida de Denis Serban

Un año después (2001-2002), una alineación indebida en Novelda truncó el camino copero del campeón de Liga, que había ganado el partido por 0-1. La sanción fue consecuencia de la alineación por parte del Valencia de cuatro jugadores no comunitarios al mismo tiempo: Serban, Ayala, Djukic y Aimar.

El Alicante pasó en la prórroga

En el siguiente ejercicio, tras superar al Nàstic de Tarragona en los penaltis, una nueva tanda despidió al Valencia de la Copa del Rey tras un 3-3 ante el Alicante, en un encuentro en el que en la prórroga llegó a tener una ventaja de 1-3.

El Lleida lo finiquita el año del doblete

Para la campaña 2003-2004 estaba guardada una nueva sorpresa, ya que diversos incidentes interrumpieron el Castellón-Valencia en Castalia, que se debió reanudar días después.

En esta ocasión, el Valencia salvó el compromiso, algo que no fue capaz de hacer un año después, en una nueva humillación copera ante el Lleida, que le ganó por 1-0 en la capital catalana.

Cayó ante el Dépor en 2006

Afortunadamente para el equipo valenciano, en la campaña 2005-2006 se pasó a jugar la Copa del Rey a doble partido y las frustraciones fueron a menos, aunque episodios como el del partido a puerta cerrada ante el Deportivo, que eliminó al Valencia en 2006, permanecen en el recuerdo.

Tras un 1-0 en Riazor en contra y con el mismo marcador a favor en Mestalla, una moneda impactó en la ceja de uno de los árbitros asistentes, lo que supuso la suspensión del partido, que se reanudó a puerta cerrada una semana después. El equipo gallego marcó el 1-1 y se clasificó.

La Copa del Rey del 50 y del 87

Con anterioridad, el Valencia había jugado dos rondas coperas a partido único, la primera en 1950, resuelta en Riazor con un 0-1 ante el Deportivo y la segunda en 1987 ante el Villarreal. En esta última, el Valencia estaba en Segunda División y el Villarreal en Tercera. Un empate a dos en El Madrigal y los consiguientes penaltis dejaron al Valencia fuera de la senda copera a las primeras de camino, lo que supuso la única frustración de una campaña que acabó con el ascenso a Primera División.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ElDesmarque te avisa si pasa algo importante

¿De qué quieres que te informemos?