La intensidad del Getafe y Correia se cargan el regreso de Kang In Lee

Un contenido de:
Manuel Morera

TemasKang In

Después de varias jornadas en las que Kang In Lee había perdido protagonismo, volvió a partir como titular. Sus tres asistencias y la buena actuación frente al Elche lo avalaron. El rival era uno de los más complicados de LaLiga Santander: el Getafe de Bordalás. El asiático tenía la tarea de conectar la medular con Maxi Gómez y destrozar con su calidad a la correosa defensa azulona. Un encuentro de gran intensidad y un juego directo que no favoreció que fuera protagonista. El coreano lo intentó, no paró de correr y tuvo destellos; pero contra los azulones no fue protagonista. El Valencia CF murió en la orilla y encajó dos tantos en los últimos minutos. En la última jugada, Maxi forzó un penalti que Soler convirtió en el 2-2 final.

El Valencia CF no pasó del empate, tras jugar casi todo el segundo tiempo con diez y empatar en el último instante desde los once metros. El sacrificado fue Kang In Lee que, aunque tuvo la actitud necesaria, no se adaptó a un encuentro dominado por los balones aéreos y con escaso juego combinativo.

Kang In cae en la jaula azulona

Kang In se situó, como ya es habitual con Javi Gracia, en la mediapunta, la posición donde más cómodo se siente. El Valencia CF salió más enchufado que en otros partidos y, aunque el Getafe CF tuvo ocasiones, los blanquinegros lograron mantener la portería a cero durante el primer cuarto de hora. Gracias a la potencia de Yunus, los ches se acercaron, aunque sin mucho peligro, a la portería de Soria. Los de Bordalás, mediante su intensidad, dominaban el centro del campo y Kang In quedó sin opciones en tres cuartos. Con las líneas de presión muy adelantadas y juntas, el coreano quedó encerrado en una jaula azulona.

Kang In quedó aislado en un cuadrado que no le permitía respirar. De espaldas a portería se encontraba con las tarascadas de Djené y Cabaco. Cuando bajaba al centro del campo, le esperaban Maksimovic y Arambarri. Siempre en inferioridad, Lee no lograba desatar su magia. Con el gol de Yunus, el mediapunta se intentó soltar e incluso probó a disparar, de forma errática, desde larga distancia, pero siguió sin participar en el juego. Buscó soluciones retrasó su posición y empezó a caer a banda con más asiduidad, ahí encontró a Gayà, pero tampoco fue capaz de generar peligro.

Kang In Lee lucha por el balón (Foto: LaLiga).
Kang In Lee lucha por el balón (Foto: LaLiga).

El ritmo del partido y el estilo de ambos conjuntos no beneficiaron al mediapunta. El Getafe propuso un partido de lucha, saltándose el centro del campo y con balones directos. Los de Gracia quisieron ir a la guerra y apostaron por un juego directo y vertical que, aunque fue efectivo, supuso que Kang In perdiera importancia. Durante muchos minutos, el asiático veía cómo el esférico pasaba por encima de su cabeza como si de un partido de tenis se tratara. El canterano, lejos de ser tan determinante como en otras ocasiones, se limitó a destellos de calidad: un pase preciso a Gayà, una ruleta que sienta a Djené...

El sacrificado de Javi Gracia

Kang In Lee tampoco fue protagonista durante el segundo tiempo, pero el Valencia CF no sufría excesivamente en defensa. Sin embargo, Correia recibió la segunda amarilla tras una falta innecesaria a Cucurella. Los blanquinegros se quedaron con diez y con un defensor menos. El sacrificado fue el mediapunta. Uros Racic entró en su lugar y Wass pasó a ocupar el lateral derecho.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *