Juan Sol, historia, corazón y leyenda

Un contenido de:
Alfonso Gil / EFE

Martes, 10 de Noviembre de 2020. 22:21

Juan Cruz Sol falleció este 10 de noviembre de 2020, más de 48 años después de que en el desaparecido estadio Vicente Calderón de Madrid jugara uno de sus más de trescientos encuentros con la camiseta del Valencia CF en un clásico del fútbol español en el que mostró, como siempre, pundonor, entrega y poderío físico hasta convertirse en historia, corazón y leyenda para el club de Mestalla. El 3 de septiembre de 1972 se abrió la temporada 1972-1973 con la satisfacción en el Atlético de Madrid de la final copera ganada dos meses atrás, precisamente ante el Valencia, por 2-1 y con la necesidad para los valencianistas de cerrar las heridas y tomarse la revancha de la derrota sufrida en aquella final.

En los prolegómenos del encuentro, Sol, un hombre clave en aquel Valencia, vivía con 25 años un momento de plenitud futbolística tanto en su club como en la selección. En la foto previa al saque inicial aparece junto a Adelardo Rodríguez, una de las referencias históricas de su rival, y José Emilio Guruceta, el árbitro de todos los árbitros de aquel momento.

El Valencia consiguió la revancha que buscaba. Ganó por 1-3 en el un choque en el que su rival se adelantó en el marcador por medio de Luis Aragonés, que aquel día cumplía trescientos partidos de Liga con el club madrileño. El delantero andaluz Joaquín Sierra "Quino" empató justo antes del descanso y puso por delante al Valencia al cuarto de hora de la reanudación. El argentino Miguel Ángel Adorno hizo el gol definitivo.

Casi medio siglo después, la alineaciones de ambos equipos impresionan. Rodri, Melo, Martínez Jayo, Iglesias, Quique, Adelardo, Luis Aragonés, Irureta, Alberto, Ufarte (Becerra) y Gárate iniciaron un campeonato en el que, pese a aquella derrota inicial, iban a levantar el título. Max Merkel era el entrenador.

Enfrente, Alfredo di Stéfano presentó otro once de campanillas: Meléndez, Sol, Aníbal Pérez, Barrachina, Antón, Pepe Claramunt, Manolete (que debutó con el equipo aunque apenas tuvo continuidad), Lico, Quino, Adorno y Valdez. Sin cambios.

Juan Cruz Sol (Foto: EFE)
Juan Cruz Sol (Foto: EFE)

Juan Sol, uno de los hombres fundamentales

Juan Sol era uno de los hombres fundamentales de aquel grupo. Habitual lateral derecho, había jugado muchas veces de central, aunque su debut en el equipo valenciano, en 1965 y con 18 años, se produjo en la línea medular. De inmediato estuvo asentado en el equipo y ganó su primer título: la Copa de 1967 ante el Athletic Club.

En 1971 fue campeón de Liga y en 1975 saltó la sorpresa en Valencia. Sol se marchaba al Real Madrid. En ese momento, ya era un internacional habitual a las órdenes de Ladislao Kubala. Estuvo en el equipo nacional de 1970 a 1976: veintiocho partidos, que entonces eran muchos, y un gol.

Afincado en Valencia, el jugador vasco (Elgoibar, Guipuzkoa, 1947) sintió en Madrid morriña por su segunda tierra. En plena canícula, en su viaje por carretera para ir a firmar, a punto estuvo de arrepentirse de la decisión y de dar media vuelta. Sus acompañantes en el coche le convencieron para seguir adelante. Posteriormente fue feliz en el Real Madrid, donde ganó tres ligas en cuatro años.

Juan Cruz Sol
Juan Cruz Sol

Cuando cerró aquel ciclo volvió a Valencia para jugar dos años más y, aunque las lesiones no le permitieron tener continuidad, sí que pudo vivir desde dentro los títulos de la Recopa de 1980 ante el Arsenal y la Supercopa de aquel año frente al Nottingham Forest. En 1981, dieciséis años después de debutar, puso el punto final a su trayectoria sobre el césped para ser delegado, dirigente y embajador del club en diferentes etapas.

"Loqui", como le llamaban y él llamaba a la gente, había llegado al Valencia a cambio de 60.000 pesetas. El club de Mestalla pugnó con el Real Zaragoza para contratarlo y en su nueva casa ascendió del juvenil al primer equipo sin pasar tan siquiera por el filial.

Más de cincuenta años después de su debut y horas antes de su fallecimiento, su imagen apareció en una lona del campo de Mestalla en los prolegómenos del encuentro del último domingo entre Valencia y Real Madrid, los dos clubes de su vida. La lona está allí para quedarse con un lema "Història, cor y llegenda" (Historia, corazón y leyenda) que resumen lo que ha supuesto personal y deportivamente Juan Sol.

Juan Cruz Sol
Juan Cruz Sol
Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *