Maxi Gómez, definitivo y talismán, quiere volver ya

Un contenido de:
Manuel Morera

Maxi Gómez ha vuelto al grupo y todo apunta a que llegará a tiempo contra el Atlético de Madrid. Su presencia se antoja imprescindible. Baste con repasar los datos con él y sin él en el campo. En Mendizorroza, tras un gran partido contra el Real Madrid, el Valencia CF volvió a caer en los mismos errores que se han visto durante la temporada. En el minuto 2 los de Javi Gracia ya iban por detrás en el marcador y la remontada sin Maxi Gómez parecía una tarea casi imposible. El delantero uruguayo ha sido titular siempre que ha estado disponible. Hasta el encuentro en Mendizorroza, solo se había ausentado contra el Elche, también por lesión. Si a los de Javi Gracia ya de por sí les cuesta carburar, sin el delantero de referencia todavía tienen mayores dificultades. Gameiro actuó de nueve e intentó dañar a los babazorros con sus desmarques, pero, aunque los de Mestalla intentaron controlar el balón y percutir por bandas, los de Machín cerraron líneas y pudieron aguantar el resultado. Acabó el partido asediando a los locales, pero el galó falló.

El Valencia CF cerró la décima jornada con un nuevo empate, tras encajar dos tantos en el primer cuarto de hora y acabar el encuentro rozando la victoria. La delantera, con Guedes en el banquillo y sin Maxi Gómez, lesionado, comenzó a generar peligro cuando el resultado ya era muy desfavorable.

Sin Maxi Gómez, cuestan los goles

El Valencia CF parecía haber tirado las posibilidades de puntuar debido a sus errores defensivos y en ataque no encontraba soluciones. No lograban desbordar ni con individualidades ni con juego combinativo. Gameiro intentó ir a la presión, pero con una defensa tan cerrada como la del Alavés sus desmarques no surtían ningún efecto. Los de Gracia controlaron la posesión, buscaron un juego más directo, pero no fueron capaces de tener ocasiones claras. Cuando optaron por balones en largo, se encontraron con que no tenían un atacante del perfil de Maxi Gómez: un tanque que convierte neveras en ocasiones.

Durante el primer tiempo la banda izquierda fue la más activa en ataque (Foto: Valencia CF).
Durante el primer tiempo la banda izquierda fue la más activa en ataque (Foto: Valencia CF).

El Alavés supo aprovechar sus armas y en defensa convertía su 4-4-2 en una línea de seis. Cedió el balón al Valencia CF, que comenzó a llegar al área rival, pero sin ocasiones claras. Kang In Lee retrasó su posición unos metros y, alejado de la presión, pudo conectar con los laterales que comenzaron a internarse entre jugadores babazorros, pero sus centros caían en saco roto. Especialmente activa estuvo la banda izquierda, con José Luis Gayà y Denis Cheryshev. En el otro costado, Daniel Wass no estuvo acertado y Yunus, aunque lo intentó, no pudo generar ningún peligro al no gozar de metros para correr debido al buen marcaje de Duarte.

Guedes y Vallejo cambian el partido

En el segundo tiempo el equipo se estiró y comenzó a generar peligro. El Alavés comenzó a sufrir en defensa y ya no tenía el físico de la primera parte. Gracias a ello, comenzaron a tener ocasiones, pero sobre todo Gameiro las desaprovechó. Los de Mestalla se fueron al ataque con los cambios. Manu Vallejo y Guedes entraron al campo por Kang In Lee y Denis Cheryshev.

Kang In y Cheryshev cedieron su puesto a Guedes y Vallejo que cambiaron el partido (Foto: Valencia CF).
Kang In y Cheryshev cedieron su puesto a Guedes y Vallejo que cambiaron el partido (Foto: Valencia CF).

Gameiro, el damnificado

Hasta la fecha, Javi Gracia no ha demostrado tener una gran confianza en Guedes. Pese a que se trata del futbolista más caro del Valencia CF y, aunque enlazó buenos minutos como segundo delantero, el navarro ha preferido a Gameiro, Manu Vallejo o incluso Sobrino. Contra el Alavés, el luso cambió la cara al equipo, conectó a la perfección con Vallejo y tuvieron las mejores ocasiones. Finalmente un desmarque del galo surtió efecto y dejó un balón a placer al gaditano, que acortó distancias en el 74. Tres minutos después, a balón parado, Hugo Guillamón empataba el partido. En el descuento Gameiro tuvo la victoria en sus pies, pero el empate ya no se movió del marcador.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *