Uros Racic, el serbio que hace olvidar a Kondogbia

Un contenido de:
Manuel Morera

Con una plantilla corta, era la hora de que los más jóvenes dieran rendimiento. Por su falta de experiencia han demostrado un nivel irregular, pero se desfondan en todos los partidos. Después de encadenar varias cesiones, era el momento de que Uros Racic tuviera su oportunidad y partía como un hombre importante para Javi Gracia. La inesperada marcha de Kondogbia le dio más galones todavía y, lejos de amilanarse, el serbio ha dado un paso adelante. El mediocampista es de los futbolistas en mejor forma del equipo, su carácter ha conectado con la afición y, pese a su potencia física, ha demostrado tener calidad de sobra con el balón en los pies. Javi Gracia comienza a dibujar la columna vertebral de su Valencia CF y Uros Racic ya es una pieza clave en la medular.

El Valencia CF todavía no es capaz de enlazar buenos resultados, pero después de varios bandazos Javi Gracia ya tiene un once tipo. Después de varias cesiones, Uros Racic se ha asentado en la plantilla y está llamado a ser el sostén de un equipo que vio como Kondogbia, Parejo y Coquelin se marchaban en el mismo verano.

Kondogbia y Racic, en las antípodas del compromiso

El mercado estaba cerrado, pero el Atlético de Madrid todavía tenía la posibilidad de realizar un fichaje si cumplía una serie de premisas. Entonces apareció el nombre de Kondogbia. Al africano le prometieron que si se cumplían unas condiciones le dejarían la puerta abierta, pero el Valencia CF no parecía tener la intención de cumplirlo. El exvalencianista comenzó a sufrir unas molestias que le impedían entrenar y utilizaba las redes sociales, para criticar a Anil Murthy. Milagrosamente, cuando se cerró su fichaje por los colchoneros, las molestias desaparecieron.

Kondogbia, durante su presentación con el Atlético (Foto: ATM).
Kondogbia, durante su presentación con el Atlético (Foto: ATM).

La actitud de Uros Racic ha sido la contraria. Es de los futbolistas que más usa las redes sociales e interacciona de forma continua con la afición. Además, el serbio no conoce la palabra "molestias". Así lo demostró en el partido contra el Real Madrid, donde realizó uno de sus mejores partidos con la camiseta blanquinegra en el plano defensivo: "Tenía problemas en la rodilla en los últimos días, pero he jugado bien. Con un poco de dolor, pero no quería parar. Si no tengo piernas después, no me importa", aseguró el futbolista tras el partido contra los merengues. 

Un tanque con calidad en los pies

Sus casi dos metros y la vitola de mediocentro defensivo, presagiaban que Uros Racic sería un mediocampista tosco con el balón, con capacidad para desempeñarse en tareas defensivas, pero nulo a la hora de participar en el juego ofensivo. Sin embargo, el serbio ha demostrado justo lo contrario. Pese a ser el futbolista más defensivo en la medular che, atesora una gran calidad y es capaz de dirigir al equipo. Su gran capacidad física no ha mermado su habilidad.

Maxi Gómez y Racic abrazan a Soler tras marcarle al Madrid (Foto: LaLiga).
Maxi Gómez y Racic abrazan a Soler tras marcarle al Madrid (Foto: LaLiga).

Aunque la afición está contenta con el rendimiento de Racic, el serbio todavía puede demostrar mucho más. Todavía tiene margen de mejora con el balón, es capaz de distribuir el juego con sus desplazamientos en largo y, aunque de momento no se ha atrevido, tiene un gran disparo de media y larga distancia. El mediocampista ha sabido esperar su oportunidad, no ha disminuido su compromiso cuando no estaba entre los titulares y, ahora, tiene la oportunidad de destaparse como uno de los futbolistas más completos de la plantilla.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *