Kang In y el Valencia CF: dos estilos que no se encuentran

Un contenido de:
Manuel Morera

Pasan las jornadas, Kang In no renueva (están paradas las negociaciones) y tampoco encuentra su sitio en el equipo de Javi Gracia. Kang In Lee volvió a la titularidad en la última jornada de la primera vuelta de LaLiga Santander. El asiático perdió su sitio en el equipo después de comenzar la temporada como el complemento perfecto para Maxi Gómez. Kang In fue perdiendo relevancia y el alto nivel de Manu Vallejo le ha puesto las cosas más difíciles.  Desde la mediapunta y ante una defensa en cuadro, el canterano che no fue capaz de conectar las líneas del equipo y ganar terreno. Las ocasiones se fueron sucediendo y Lee ganó relevancia en algunos minutos. Acudió a la presión como segundo delantero, intercambió posiciones con Wass para buscar el disparo y encontró en Gayà a su mejor aliado. Sin embargo, la promesa valencianista se volvió a encontrar con el mismo problema. Mientras él la pide en corto y quiere combinar, sus compañeros se decantan por un fútbol más directo.

El Valencia CF empató contra Osasuna y kang In volvió a la titularidad. Al asiático le costó entrar en sintonía junto a sus compañeros, pero encontró en Gayà a su mejor aliado. Volvió a ser el primer sustituido antes de la hora de partido.

Una isla llamada Kang In Lee

Kang In no paró de intentarlo mientras estuvo en el campo. Acudió a la presión, se ofreció en banda e intentó dar pases al hueco, para que Gayà pudiera centrar, aunque no encontraba rematadores. Pese a ello, el asiático se topó con un problema que arrastra prácticamente desde su incursión en el primer equipo. El Valencia CF juega a una cosa y Kang In a otra. Los de Gracia buscaron el juego directo y Kang In el balón al pie. El mediapunta se vio aislado del juego ofensivo del equipo y, cuando peor lo pasaron los de Mestalla, retrasó su posición sin éxito.

Kang In Lee, ante varios rivales de Osasuna (Foto: LaLiga).
Kang In Lee, ante varios rivales de Osasuna (Foto: LaLiga).

Kang In Lee todavía no ha conseguido tener una incidencia en el juego del equipo durante la totalidad de un encuentro. De momento, su calidad queda encorsetada en algún destello de calidad durante el partido. Contra Osasuna esto se vio cuando pudo recibir de espaldas. Sin demasiada oposición, el mediapunta conseguía girarse y encontró a Gayà de forma continuada. Sin embargo, tras desatascar el ataque blanquinegro, ni él ni Maxi Gómez eran capaces de llegar a zona de remate con peligro.

Una promesa sin picardía

Condiciones (y presión) tiene a raudales. Desde que llegó a Valencia se le marcó como uno de los elegidos. Nadie dudó en Mestalla de que Kang In Lee llegaría al primer equipo, pero su adaptación está siendo más difícil de lo esperado. El asiático no ha encontrado su posición en el once, pese a que siempre que está en el césped intenta asumir galones. Cuando tiene la oportunidad es de los pocos que se atreve a chutar y tiene capacidad, para regalar goles a sus compañeros. Sin embargo, todavía está marcado por su intermitencia.

Kang In no encontró a Maxi como sí lo había hecho en otros partidos (Foto: LaLiga).
Kang In no encontró a Maxi como sí lo había hecho en otros partidos (Foto: LaLiga).

Tampoco jugó a su favor la falta de astucia demostrada ante Osasuna. El Valencia CF, como conjunto no estuvo acertado en el gol visitante. Pero en el inicio de la jugada Kang In no estuvo atento. Cuando los ches no estaban bien colocados y con los rojillos dispuestos para poner el balón en juego, el coreano se desentendió de la jugada y regaló el balón al rival. En el minuto 57 fue sustituido y en su lugar entró Gameiro.

1 comentario

  1. Josema

    A este jugador habría que haberlo sacado en este mercado invernal. Un jugador que no quiere renovar con el Valencia cf,que no es un titular claro, que no tiene una posición definida en el equipo, que hace un partido bueno y tres malos pero que sigue siendo una apuesta de futuro. Menos historias porque el verano que viene se va a ir gratis y no veremos ni un €. Soy de la opinión que hay que venderlo y el dinero que se saque por él, para pagar las cesiones que se necesiten.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *