Voro, con el espíritu de 2008: una final por la permanencia 13 años después

Voro tiene delante de sí un papel nada sencillo. Tras la derrota ante el Barça, el Valencia CF afronta toda una final por la salvación el próximo domingo ante el Valladolid en Mestalla. Los valencianistas mantienen una ligera ventaja de seis puntos con el descenso, que en caso de derrota se podrían reducir, siempre que el resto de rivales sumen puntos, algo que dejaría en una situación muy comprometida para el Valencia de cara a los tres últimos enfrentamientos ligueros. Sevilla, en lucha por LaLiga Santander, y Eibar y Huesca esperan. A falta de cuatro jornadas, el conjunto valencianista no está salvado, situación más dolorosa si cabe después del proceso autodestructivo que ha llevado al club a pasar en dos años de pelear por la Champions y los títulos a luchar por salvarse. Hay que remontarse hasta la temporada 07/08 para encontrar el precedente más cercano en el que el Valencia no se había salvado todavía a falta de cuatro jornadas. Se trata de la temporada en la que el Valencia tuvo cuatro técnicos como Quique Sánchez Flores, Óscar Fernández, un par de encuentros, Ronald Koeman y Voro.

El Valencia que cogió Voro

Como ahora, fue este último y el efecto emocional que provoca en los jugadores del Valencia el que consiguió una reacción en los últimos encuentros que permitió al Valencia salvar una situación crítica, mucho peor que la actual.

Silva celebra el gol marcado al Zaragoza. (Foto: Valencia CF)
Silva celebra el gol marcado al Zaragoza. (Foto: Valencia CF)

Por aquel entonces, el Valencia se plantó a falta de cuatro jornadas por encima del descenso. En la Jornada 34 los valencianistas dieron un golpe encima de la mesa al golear a un rival directo como Osasuna y visitaban el Camp Nou cargados de moral. Sin embargo, el F.C. Barcelona bajó los humos a los blanquinegros con un contundente 6-0.

Voro en el Getafe-Valencia CF.
Voro en el Getafe-Valencia CF.

Todo quedaba pendiente de un duelo durísimo en Mestalla ante el Zaragoza. Los valencianistas tan sólo estaban a 2 puntos del descenso mientras que los maños mantenían uno sobre la zona roja. Con mucha probabilidad el ganador de ese duelo escaparía y el perdedor se metería de lleno en la pomada por bajar. Sin duda, hay muchos paralelismos entre aquel encuentro disputado en Mestalla el 7 de mayo de 2008 y el que tendrá lugar ante el Valladolid el domingo 9 de mayo de 2021, 13 años después.

En aquella ocasión, Divid Silva fue el gran héroe y el autor del tanto valencianista que prácticamente aseguraba la permanencia para el equipo blanquinegro y condenaba a un Zaragoza que acabó perdiendo la categoría.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *