Notificaciones
hoy
Grupo A
Grupo B
Grupo C
Grupo D
Grupo E
Grupo F

El librillo táctico de Voro depende de Carlos Soler

Voro ya planea cómo meterle mano al Valladolid el próximo domingo en Mestalla en un duelo que es toda una final por la salvación para el conjunto valencianista. Obedeciendo a los precedentes de Voro en el Valencia CF, no se espera una gran revolución táctica ni mucho menos. El de L'Alcúdia, además del trabajo piscológico y emocional con la plantilla para tocar la fibra de los jugadores y comenzar la reacción desde ahí, suele apostar por la continuidad tanto en las alineaciones como en el esquema táctico para aprovechar los automatismos ya establecidos en el vestuario. De esta manera, ante el Valladolid, el Valencia formará con un once muy reconocible respecto a la etapa de Javi Gracia en el banquillo y con el 4-4-2 de cabecera que, por otro lado, es el sistema al que se acogió el propio Voro la temporada pasada cuando sustituyó a Albert Celades. Y es que es una evidencia esa permeabilidad por parte del técnico en relación a repetir el sistema táctico del anterior técnico. Ya lo hizo también en la temporada 16/17 cuando, en dos etapas diferentes en las que sustituyó a Pako Ayestarán durante tres partidos y luego sucedió en el cargo a Cesare Prandelli durante 25 encuentros, también se acogió al sistema diseñado para esa plantilla, un 4-3-3 o un 4-2-3-1.

Carlos Soler se estrenó como titular de la mano de Voro.
Carlos Soler se estrenó como titular de la mano de Voro.

Carlos Soler, la pieza clave en la propuesta táctica de Voro

Carlos Soler es la pieza clave para Voro, y así lo ha demostrado desde enero de 2017 cada vez que le ha tocado hacerse cargo del equipo. La polivalencia de Soler ha permitido a Voro emplearlo en diferentes funciones. El de L'Alcúdia fue el técnico que decidió apostar y darle continuidad a Soler en aquella primera temporada del futbolista en el primer equipo. Un Osasuna - Valencia, que finalizó con empate a tres en el marcador, fue testigo de la primera titularidad de Soler en un trivote en el que el canterano ocupaba la zona más adelantada para aprovechar su conducción y su llegada al área. En esa posición disputó con buen rendimiento la mayoría de encuentros.

La pasada campaña, Voro empleó a Soler en uno de los dos interiores, dependiendo de las necesidades y aprovechando el rol que le concedió Marcelino en su día. En el duelo ante el Espanyol, con Parejo sancionado, Voro utilizó a Soler en el doble pivote junto a Kondogbia. Es precisamente esa posición, la que ha ocupado esta temporada, en la que Soler volverá a desempeñarse bajo el mando de uno de sus grandes valedores.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *