Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Primera Division RFEF
Selector partidos Champions League
Selector partidos Europa League
Selector partidos Primera División Femenina
Selector partidos UEFA Nations League
Selector partidos UEFA conference league
Selector partidos Premier League
Selector partidos Serie A
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Ligue 1

En Mestalla, ante el Real Madrid, siempre pasan 'cositas'

Un contenido de:
Javier Nácher

Mestalla se vistió de nuevo, 570 días después, con sus mejores atuendos para recibir uno de esos partidos en los que siempre hay algo más que tres puntos en juego. El Real Madrid visitaba el feudo valencianista empatado a puntos con el conjunto blanquinegro en la lucha por el liderato de LaLiga Santander. Y como se suele decir en el argot futbolístico, en estos duelos, el primer gol lo mete la afición. Los seguidores del murciélago no fallaron a la cita y coparon prácticamente toda la asistencia permitida a su templo. Apenas 1.000 entradas se quedaron en las taquillas lo que dejó una asistencia al rededor de los 29.000 espectadores. Antes de que comenzase el encuentro, la grada ya era una de las protagonistas de la velada.

Afición del Valencia CF en Mestalla ante el Real Madrid (Foto: Valencia CF)
Afición del Valencia CF en Mestalla ante el Real Madrid (Foto: Valencia CF)

La banda terminó de tocar el himno y la gente se mostró impaciente por querer dejarse la voz desde el primer minuto. Solo habían ganas de empujar y de ver al Valencia CF vencer ante el todopoderoso Real Madrid. Todos los nombres de los jugadores del club de casa fueron coreados con gran euforia, especialmente el del técnico José Bordalás. 'La Bordaleta' parece que ya es algo más que una broma y los aficionados se lo toman muy en serio. Están con su entrenador y lo demuestran con gestos como este.

El partido arrancó y la grada, que por fin volvía a lucir poblada, tenía cánticos para todo el mundo. Más allá del partido y de sus futbolistas, los aficionados no olvidan el pasado y siguen sin confiar en el máximo accionista del club. Así se lo hicieron saber en los minutos siete y 18 al grito de "Peter Lim, canalla, fuera de Mestalla".

Antes de llegar al cuarto de hora de partido, la primera ovación del encuentro se la llevó Carlos Soler debido al cambio obligatorio que sufrió el valenciano por lesión. A partir de ahí, minutos de muchas emociones para Mestalla y su gente. Correia se sumaba a Soler en cuanto a lesionados y el posible penalti de Alaba sobre Maxi Gómez no hacia más que incendiar más a las 29.000 almas que estaban presenciando el duelo in situ.

La afición se reenganchó en los últimos diez minutos del primer tiempo y fruto de ello el Valencia gozó de una ocasión clara por medio de Gabriel que remató con fuerza pero al centro de la portería. Justo antes del descanso, otra vez Maxi iba a levantar a la grada y las quejas de los aficionados iban a retumbar en la Avenida Suecia. La entrada de Casemiro no gustó a los 'chés' que reclamaron algo más que la cartulina amarilla.

Durante el descanso, la megafonía del estadio reclamó a la afición que en la segunda parte Mestalla se convirtiese en una caldera. Y así fue. En el minuto 49 llegó el primer "uy" del partido con la ocasión de Guedes que se marchó al limbo.

Cuatro minutos después, Hugo Duro volvía a levantar a los aficionados de sus asientos con su golpeo dentro del área rival. A partir de aquí, los cánticos se sucedieron para seguir sumando de cara al primer gol del Valencia. Mestalla se lamentaba con los fallos de sus futbolistas pero reaccionaba rápido con un aliento motivador al canto de "vamos, vamos".

Precisamente iba a ser el hombre que más revuelo mediático acabó generando en la redes sociales en el pasado mercado de fichajes quien haría estallar Mestalla. Hugo Duro hizo reventar los decibelios del estadio valencianista con su tanto. La gente coreó el ya famoso cántico de "tocó en Hugo Duro", las banderas se alzaron al viento y se escuchó el clásico "vamos mi Valencia, vamos campeón".

Los cambios de Guedes, Maxi y Hugo Duro volvieron a emocionar al estadio que corearon sus nombres y se pusieron en pie aplaudiendo a sus protagonistas. En los últimos instantes del encuentro se podía palpar la tensión entre la mirada de los aficionados. El triunfo ante el equipo blanco estaba cerca y la afición no quería que se escapase. No obstante, el gol de Vinicius cayó como un jarro de agua fría. Sorprendentemente, el gol del Real Madrid retumbó bastante en Mestalla. Fueron muchos los aficionados que lo gritaron desde la grada del campo del Valencia CF.

Y con el segundo, más de lo mismo. Los de Ancelotti le dieron la vuelta al luminoso en apenas dos minutos y los seguidores valencianistas quedaron enmudecidos. Siguieron los cánticos desde la grada pero el equipo no logró el empate a la épica. El público estuvo sobresaliente y los futbolistas de notable.

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando