Notificaciones

Economía y Urbanismo piden los papeles del Nou Mestalla y el Valencia pasa el primer examen

Tras las buenas sensaciones del martes, este jueves la papeleta iba a ser más dura y así ha sido. Tocaba bajar al barro, mostrarle a los técnicos (Econonomía y Urbanismo) que el proyecto para reiniciar las obras del Nou Mestalla iba en serio. Y así fue, el Valencia CF acudió este jueves por segunda vez al Palau de la Generalitat para poner en marcha el proyecto del Nuevo Estadio y pasó el examen. Al menos, las sensaciones son "muy positivas". Baste con escuchar a Anil Murthy, que abandonó la reunión minutos antes que sus técnicos y que aseguró estar convencido que llegarán a un punto en el que estén todos "cómodos". En cristiano, los avales y los papeles presentados convencen y ahora falta pasar de la teoría a los hechos. Esto es, presentar la documentación de forma oficial, que la estudien las instituciones y seguir para adelante. El club defendió una vez más que debe ser un trabajo conjunto como en un proyecto estratégico para la ciudad y comunidad y se comprometió a remitir la documentación de forma oficial a la mayor brevedad posible. El Valencia ha pasado el primer examen, falta la corrección, pero las sensaciones son buenas.

Reunión del Valencia CF por el Nou Mestalla
Reunión del Valencia CF por el Nou Mestalla

Anil Murthy llegó a la cita después de su guardia de corps, sus jefes de departamento, y fue el primero en abandonarla. El papel protagonista lo tenían quellos que manejan de verdad los hilos del club cuando Lim les suministra capital y que antes de las 11 h ya estaban dentro del Palau. La guardia pretoriana para este tema la forman Christian Schneider, director de operaciones e infraestructuras, el hombre fuerte que está detrás de esta nuevo reinicio así como de las obras del polideportivo anexo. A su lado, Inmaculada Ibáñez, directora financiera y responsable de las finanzas del club. Ella es la cara visible de las cuentas, la que explicó en la Junta cuan de profunda es la crisis económica y la que tenía que convencer a Arcadi España que el proyecto está avalado y hay dinero detrás.  Anil Murthy ha encabezado la expedición del Valencia CF, con todo, la voz cantante esta vez no la llevó el presidente. Su presencia era para reforzar la idea de que esta vez sí va en serio la cosa.

Jorge García, Inma Ibáñez y Christian Schneider. Germán Cabrera entró por videoconferencia
Jorge García, Inma Ibáñez y Christian Schneider. Germán Cabrera entró por videoconferencia

Completaban el dream team ejecutivo Jorge García, responsable de marketing, que tenía que exponer cuánto más se puede ganar con el nuevo campo, y el abogado de la entidad, el prestigioso Germán Cabrera. La representación del Valencia CF indica el alto contenido técnico de la reunión. El jurista, que entró por videoconferencia, es quien tenía que pelear con Urbanismo la arista principal del asunto: ¿Se mantienen las ventajas de la ATE (Actuación Territorial Estratégica que rige jurídicamente la construcción del nuevo campo y el derribo de Mestalla)? ¿Se amplía? Es sin duda la clave de todo. En juego está la viabilidad del proyecto que presenta el club ahora..

El quid está en la ATE: sin ella el proyecto no es viable

Enfrente estuvieron Arcadi España, Conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, el más crítico meses atrás con la situación y Rafa Climent, Conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, así como sus técnicos y asesores para seguir avanzando de manera conjunta en el objetivo de retomar las obras lo antes posible. Ellos ponían las pegas y las preguntas después de que, no sin pelea interna, decidieran el pasado mes de noviembre iniciar la caducidad de la ATE. 

Fuentes de la Generalitat explicaban a ElDesmarque que se han comprometido a estudiar el documento y las garantías económicas una vez se presente la documentación de forma oficial y por registro de entrada. Las mismas fuentes hablan de un clima de cordialidad y colaboración entre las dos partes y han acordado mantener más reuniones de ámbito técnico tras estudiar la documentación que se tiene que presentar con detenimiento.

Rafael Climent y Arcadi España
Rafael Climent y Arcadi España

La Generalitat Valenciana inició el expediente de caducidad de la ATE el pasado 19 de noviembre y el club de Mestalla disponía de un tiempo extra de 90 días para presentar una propuesta avalada y creíble sobre la reanudación de unas obras que llevan paradas desde hace más de 12 años, cosa que hizo este martes después de recibir una buena cantidad de dinero del fondo CVC tras el acuerdo al que ha llegado LaLiga. En aquella ocasión, el decreto del Consell decía: "En el caso de que el promotor de la ATE presente en el plazo de 90 días presente una propuesta creíble y garantizada financieramente para finalizar el estadio y otras previsiones incorporadas en la ATE, la Generalitat, en el caso de que el Consell declarara la caducidad, aplicaría la competencia expresamente otorgada por el artículo 5.3 de la Ley 1/2012, de decidir si se derogan o no las previsiones del planeamiento aprobado con ocasión de la tramitación de la ATE",

A día de hoy la ATE está vigente hasta 2025 pero con esa fecha el proyecto no es viable. El Valencia CF busca una prórroga que le permita construir el estadio y después vender Mestalla y su zona terciaria sin la presión del tiempo. Según ha podido saber ElDesmarque. mientras no se dé por caducada la ATE esta se puede prorrogar legalmente. La otra alternativa es buscar otra figura jurídica en el ordenamiento que permita mantener las ventajas económicas para el Valencia, pero se antoja mucho más complicado, farragoso y difícil de acometer.

Economía y Urbanismo piden los papeles del Nou Mestalla y el Valencia aprueba el primer examen
Economía y Urbanismo piden los papeles del Nou Mestalla y el Valencia aprueba el primer examen

El Nou Mestalla que le enseñaron a los técnicos: tres anillos y aforo ampliable

En esta segunda reunión, que comenzó a las 11 horas en el Palau de la Generalitat y que se alargó por espacio de una hora, Murthy volvió a explicar cómo piensa empezar a construir en verano de 2022. A partir de ahí, y con la financiación extra, comenzará la construcción del campo que podría alargarse dos años más. Será por fases, ahora se terminará y después, con una financiación extra y ya en funcionamiento, se mejorará hasta hacer un estadio funcional que se pueda usar todo el año.

Como en la primera visita a Ximo Puig del día 28, el Valencia CF explicó ya que el nuevo estadio va a tener tres anillos. El intermedio está pensado para destinarlo prácticamente a restaurantes y hospitalities (lugares de ocio destinados para mejorar la experiencia de los aficionados). Según ha podido saber ElDesmarque  Valencia es un estadio que se ha planteado para que sea "cómodo, innovador y con una importante oferta de ocio y entretenimiento".

Nou Mestalla con grúas (Foto: EFE)
Nou Mestalla con grúas (Foto: EFE)

Delante de cada restaurante, por ejemplo, hay varias filas de asientos para público. En ese sentido, Anil Murthy reconoció en la Junta que van a hacer un "nuevo campo que tiene que ser un centro de entretenimiento 24 horas al día durante los 365 días al año, que se juegue al fútbol una vez cada dos semanas, pero que sea un centro de ingresos constantes para el Club", desveló el presidente hace diez días confirmando lo que ya avanzó ElDesmarque cuando explicó que iba a tener zonas para conciertos, discoteca, restauración y food trucks. Hasta una discoteca se contempla. Se busca "un proyecto que tiene que estar vivo todos los días y en el que,a veces, se juegue al fútbol"

El aforo puede ir creciendo hasta superar los 60.000 espectadores en el Nou Mestalla

En una primera fase está pensado para tener una estructura que tenga capacidad para una cifra entre 43.000 y 55.000 aficionados, acorde con la demanda. La realidad es que hoy es que el club cuenta con 32.000 abonados y en Mestalla quedan vacías muhas sillas cada partido. Sin embargo, explican fuentes conocedoras del proyecto, que la idea es que en el caso de que haya más demanda de forma consolidada, el diseño contempla, de forma flexible, hacer modificaciones no traumáticas sobre la estructura para poder crecer más allá de esa capacidad pudiendo alcanzar y superar los 60.000 espectadores totales. Flexibilidad es la palabra que califica el proyecto. El aforo se puede ampliar con la competición en marcha y en un plazo de un año. El proyecto convence, pero ahora Economía y Urbanismo quieren papeles.

Es una opción que estuvo sobre la mesa en la cita con los técnicos de este jueves. Queda abierta la vía de crecimiento, pero el proyecto es modesto y realista a la vez para los tiempos actuales. El aforo  se adaptará en un futuro a la demanda de la sociedad. Estadios como el de la Juventus o el del Athletic de Bilbao tendieron a reducir la previsión inicial de aforos para no dar sensación de estadio vacío y más en estos tiempos de pandemia de COVID-19. Hay que recordar que LaLiga está especialmente preocupada por los tiros de cámara llenos de espectadores o vacíos y eso se debe tener en cuenta en el diseño.

Con este diseño, el aforo se podrá aumentar, por estructura, por cómo está planteado pero también por licencias de capacidad

Economía y Urbanismo piden los papeles del Nou Mestalla y el Valencia aprueba el primer examen
Economía y Urbanismo piden los papeles del Nou Mestalla y el Valencia aprueba el primer examen

Aspectos económicos y calendario: Cuánto van a invertir, de verdad

Al margen del aspecto constructivo, en la reunión sobre el Nou Mestalla -para eso está el conseller de economía e Inma Ibáñez- se afrontó la viabilidad económica del proyecto. 

Será un campo que, como ya avanzó en exclusiva este medio, se construirá en fases y cuya inversión inicial es de 84 millones ahora, 35 financiados después (bien mediante un préstamo o con contratos de suministros con partners), y un empujón final, ya construido de una inversión de entre 15 y 25 millones que saldrá de lo que el club saque por la venta del terciario de la parcela del propio campo, no el que tiene en Mestalla.

Y es que, a los 80 millones anunciados en la Junta, se le añadirán cuatro millones más que en el epígrafe aparecen como inversión en infraestructuras digitales y similar pues el estadio necesita conexiones 5G, wi-fi y otra serie de instalaciones digitales que elevarán hasta 84 millones la cantidad avalada que el club le va a presentar a los consellers Esto se completará con sponsors y buscar empresas que colaboren en la construcción y finalización de los detalles del campo a cambio de patrocinar el club. Sirva como ejemplo, una empresa de gestión técnica de electricidad que acabe el cableado a cambio de patrocinar al Valencia. Será por tanto una construcción por fases.

Polideportivo que el Valencia CF construirá en Benicalap al lado del Nuevo Estadio
Polideportivo que el Valencia CF construirá en Benicalap al lado del Nuevo Estadio

Acabado en dos años cuando se inicien las obras

Eso sí, el club a cambio a la Generalitat le pide que mantenga las condiciones de la ATE y no perder así edificabilidad y valor en la parcela dónde hoy se ubica el estadio de Mestalla y se amplíe más allá de 2025. No en vano, la idea es que el estadio no esté acabado antes de 2024 si se cumplen los plazos previstos que cuentan con reiniciar las obras en verano de 2022

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando