Notificaciones

Pablo Aimar, 21 años con el 21 más mítico y una lección más: "El fútbol no es como el ajedrez"

Hoy se cumplen 21 años desde que el 21 más mítico de la historia del Valencia CF aterrizara en nuestra ciudad. Y es que, Pablo Aimar aterrizó en València un 31 de enero de 2001 para entrar en la leyenda del club con pie firme. Maravilló durante cinco años y medio, en los que firmó 238 partidos -38 goles y 42 asistencias- antes de marchar al Real Zaragoza. Se retiró en 2015 en el River Plate y en 2017 inició su andadura por los banquillos de la Selección argentina. Ahora mismo, es seleccionador sub 17 y forma parte del cuerpo técnico del combinado nacional capitaneado por Leo Messi. 

Pablo Aimar jugó en el Valencia durante seis temporadas entre 2001 y 2006 y con el equipo valenciano completó un total de 216 encuentros oficiales en los que anotó 34 goles. Fue campeón de Liga en dos ocasiones (2002 y 2004) y ganó la Copa de la UEFA y la Supercopa de Europa en 2004, además de subcampeón en la Liga de campeones. "Aquel equipo se desarmó. Desde entonces ha pasado momentos buenos y otros no tanto, pero seguro que volverá a la posición que merece”, sentenció en una entrevista recientemente.

El Pablo Aimar actual

Su recuerdo aún perdura en el valencianismo por lo que hizo sobre el campo pero también por sus lecciones de vida. Sirva como ejemplo cuando el pasado mes de noviembre, coincidiendo con su 42º cumpleañós, Aimar volvió a dejar una El exjugador del Valencia CF Pablo Aimar sigue muy vinculado al fútbol tras su etapa como jugador profesional. El argentino es entrenador de jóvenes promesas y tiene una concepción muy particular de lo que debe ser el fútbol formativo de base. Aimar entiende la profesión de entrenador de una forma similar a cómo jugaba él mismo, a golpe de calidad técnica, creación y magia sobre un terreno de juego. En este sentido, Aimar vuelve a hacer, una vez más, un alegato en favor del fútbol creativo y la posibilidad de que sean los propios jugadores jóvenes de perfil técnico y creativo los que se desarrollen y crezcan por sí mismos.

Así, Aimar se posiciona en contra del trabajo táctico y sin posibilidades de creación y desarrollo para los futbolistas que, por la naturaleza de su propio juego, necesitan desarrollarse a sí mismos creando juego ofensivo sin más reglas que las suyas propias y la capacidad técnica de su juego.

Pablo Aimar en Paterna (Foto: Valencia CF)
Pablo Aimar en Paterna (Foto: Valencia CF)

"No me gusta escuchar que no hay jugadores creativos y no me gusta escucharlo después de hacer 800 entrenamientos automatizados. Es muy probable que no haya jugadores creativos si todo es automático. Si a uno que gambetea 15 años, le decimos que no lo haga porque la perdió 2 o 3 veces, a esa edad la van a perder 2 o 3 veces, o 5 o 10. Entiendo lo del juego posicional y lo de atacar los espacios. Los entrenadores nos tenemos que hacer cargo de esa supuesta falta de creatividad. Nos obsesiona el crear entornos creativos. Crear la situación para que tengan que imaginar. El fútbol es un juego de sensaciones. El fútbol no es ajedrez. La torre no va siempre adelante y atrás. En fútbol no, en ajedrez sí. Los chicos tienen que equivocarse. Si nosotros jugamos tácticamente, no podemos esperar jugadores creativos. Tenemos que dejarlos para que aparezca uno que se invente algo diferente."

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando