Notificaciones

Guillamon, Duro y Bryan lloraron como niños lo que pelearon como hombres

Foto autor

Un contenido de:
Xema Tarazona

El Valencia CF sucumbió ante el Real Betis en la final de la Copa del Rey y se quedó a nada, a once metros, de conseguir la novena. Como siempre en las derrotas, la tristeza era la nota dominante. Y cuando la derrota se produce en una final, la tristeza suele ir acompañada de lágrimas. Muchas lágrimas. Tras la tanda de penaltis, así ocurrió entre los jugadores y la afición.

Como puedes ver en el vídeo de la parte superior, los jugadores fueron a agradecer y aplaudir a la afición por el apoyo. Y es que ya no solo fueron los 120 minutos de partido y la tanda de penaltis, el valencianismo tomó Sevilla desde el viernes dando una demostración que lo grande que es esta afición.

Yunus Musah llora desconsolado (Foto: EFE)
Yunus Musah llora desconsolado (Foto: EFE)

Lágrimas y orgullo a partes iguales

Se lloro, sí, pero la final de ayer es para estar orgullosos de la afición que tiene el Valencia CF y también de los jugadores, que defendieron el escudo como nunca.

El valencianismo tomó las calles de Sevilla desde el mismo viernes y el ambiente vivido en la capital andaluza se trasladó al estadio. Los aficionados chés fueron los primeros en llegar, bastante antes que los del Real Betis. Todo tras una mañana de petardos traca y pólvora, mucha pólvora; y una tarde de Chimo Bayo, Fan Zone y lluvia, mucha lluvia. Tanta que hasta algunos se las han tenido que ingeniar para secarse la ropa. A la postre, una final para el recuerdo con un resultado amargo.

Real Betis - Valencia CF (Foto: Valencia CF).
Real Betis - Valencia CF (Foto: Valencia CF).
Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando