Notificaciones
Selector partidos día
Selector partidos LaLiga Santander
Selector partidos LaLiga SmartBank
Selector partidos Premier League
Selector partidos Bundesliga
Selector partidos Serie A
Selector partidos Ligue 1
Selector partidos Supercopa Europa
Selector partidos UEFA Nations League

La foto del Nou Mestalla y la fecha del 28 de mayo de 2023

El Nou Mestalla parece en vías de solución, pero todavía queda un áspero camino de dimes y diretes y compromisos con el 28 de mayo como fecha clave

Días intensos los vividos con Layhoon Chan en València esta semana que nos deja. Apenas han sido quince, pero esa señora desprende energía para dar y tomar y, en un plisplás ha revolucionado la vida del Valencia CF, de sus empleados, de los periodistas que seguimos la información del Valencia, de la afición y hasta de las autoridades competentes, a las que uno ha visto despedazarse por quién debe ser qué respecto al Nou Mestalla.

La conclusión para cualquier observador es evidente: el club necesita hacer el estadio, le han caído por suerte 80 millones de CVC de LaLiga y no aprovecharlo es una aberración hasta el más pintado de los críticos. A eso, súmenle que la candidatura del Mundial 2030 está a la vuelta de la esquina y nadie quiere quedarse fuera de esa foto, y menos una ciudad como València. Pero hay otra imagen, otra fecha más cercana que dicta sottovoce los pasos del Nou Mestalla. Se trata del 28 de mayo de 2023.

Nou Mestalla en obras (Foto: EFE)
Nou Mestalla en obras (Foto: EFE)

Ese día, el 28 de mayo de 2023, se celebrarán las elecciones municipales y, probablemente, las autonómicas. A ese día PSOE, Compromís, PP y demás partidos deben llegar con el trabajo hecho y en la capital del Turia no hay proyecto más importante ni relevante que el del Nou Mestalla (con permiso del soterramiento de las vías cuyo anuncio Ribó adelantó a Sandra Gómez en twitter el viernes pasado). Y ese escenario marca mucho, marca todo incluso el futuro del Nou Mestalla en el caso del Valencia CF.

Por supuesto que el primer paso previo, necesario e imprescindible es que el club tiene que cumplir y atenerse a la legalidad vigente. Eso nadie lo pone en cuestión, si el Valencia no garantiza y no le presenta a Ribó el documento con los cuatro compromisos por escrito (aforo, fecha, polideportivo y cubierta solar) y avala financieramente la obra, no hay más que hablar y de nada sirve que venga Layhoon por acá para templar gaitas.

El Nou Mestalla y el 28 de mayo de 2023

Una vez hecho eso -espero que en breve esté por escrito lo acordado el jueves- se abre un escenario de quién quiere, puede y merece más estar en la "foto" de las elecciones de haber desbloqueado el Nou Mestalla. Llegados a este punto, y es mi opinión, los ciudadanos saben que el empuje del PSPV ha facilitado que el proyecto final del Valencia sea de 66.000 asientos, y que la templanza de Compromís, no haya hecho que sea de más cuando el club apenas tiene la mitad de socios. En esta guerra bipartidista, el PP, que al final es el que aprobó la ATE y las ventajas urbanísticas para que este estadio algún día fuera posible, se ha sumado últimamente al debate pidiendo algo lógico: que los dos partidos que gobiernan no se peleen y, sobre todo, que el mensaje hacia el club sea el mismo. VOX se abstuvo en la ocasión que tuvo y a Ciudadanos le leo que acepta lo acordado.

Layhoon ha medido de forma maestra el orden de sus pasos: Primero Ximo Puig, luego las consellerias, más tarde Sandra Gómez que es quién le aprieta y finalmente cerrando el círculo y firmando un pacto con Ribó que, a fin de cuentas es el alcalde.   

Llegados a este punto, y en la pelea por la alcaldía, a unos les entra más prisa que a otros por hacer anuncios. No lo digo yo, se lo dijo en la cara Sandra Gómez a Ribó el viernes pasado. Apuntarse el tanto de haber resuelto un empastre de 13 años y medio es muy jugoso y ahí está la pelea. En eso, y, ojalá, en ponerse en la foto del verano de 2025 inaugurando el campo. Pero para que eso suceda, el club debe cumplir y ceder. La sensación es que Layhoon ha dulcificado la situación de forma maestra midiendo bien los pasos y el orden de los mismos: Primero Ximo Puig, luego las consellerias, más tarde Sandra Gómez que es quien le aprieta y finalmente cerrando el círculo y firmando un pacto con Ribó que, a fin de cuentas es el alcalde.

Las cartas de todos están sobre la mesa, las del club y las de los políticos. Pónganse cada uno las medallas que quieran pero, como aficionado, como ciudadano, como valenciano y como periodista, resuelvan el tema de una vez. Feliz semana.

David Torres

Delegado de ElDesmarque en València

dtorres@eldesmarque.com

Enviar comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando