El día que Rato, Bankia y Newcoval estuvieron a punto de caer sobre el Valencia

Un contenido de:
ElDesmarque

Martes, 12 de Enero de 2016. 07:10

Reportar vídeo

El ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato concedió 347 millones de Bankia cuando era presidente del banco al plan Mestalla tras sellar su entrada en Newcoval. Las actas del Consejo de Bankia prueban que Rato participó en la reunión de diciembre de 2011 que dio 347 millones a Newcoval, la sociedad a la que el exministro se había vinculado tres semanas antes. Tiempos oscuros aquellos para el Valencia y que ahora se encarga de destapar El Confidencial.

Bankia con Rato a la cabeza, aprobó conceder a la sociedad mixta constituida por Bankia y Aedifica para realizar el proyecto, Newcoval SL, un total de 347 millones de euros en diferentes líneas de crédito.
Según este diario, que ha tenido acceso las actas de las reuniones incorporadas al sumario del Caso Bankia que instruye la Audiencia Nacional, Rato habría utilizado testaferros para conectar con la constructora Aedificaprecisamente, la firma que meses después fue escogida por la entidad financiera para ejecutar conjuntamente el desarrollo del suelo de Mestalla y la culminación del nuevo campo. La relación había pasado desapercibida hasta ahora. Sólo la intervención de la entidad en mayo de 2012 evitó que el plan del exvicepresidente del Gobierno saliera adelante.  Antes, el 12 de diciembre de 2011, sólo tres semanas después de que el exdirector gerente del FMI se garantizara su participación en el pelotazo de Mestalla, el Consejo de Administración, con el propio Rato a la cabeza, aprobó conceder a la sociedad mixta constituida por Bankia y Aedifica para realizar el proyecto, Newcoval SL, un total de 347 millones de euros en diferentes líneas de crédito.
Las operaciones disparon el riesgo que ya afrontaba Bankia en esos momentos y que, seis meses después, acabaron provocando su intervención definitiva.
En definitiva, Bankia habría concedido bajo el mandato de Rato a Newcoval SL préstamos avales y créditos por valor de 347 millones de euros para hacer el nuevo Mestalla. Operaciones de este tipo acabaron provocando su intervención seis meses después y la inyección de casi 24.000 millones de euros fondos públicos para evitar su colapso. 

Créditos sin garantías

el equipo de Rato también logró que al Valencia Club de Fútbol se le renovara un préstamo bilateral de 200 millones de euros y se leconcediera un nuevo préstamo de hasta 195 millones, una línea de derivados de 29.250.000 euros, una cuenta de crédito de 35 millones y una línea de descuento de 9,3 millones de euros.
En realidad, informa El Confidencial, el riesgo total de la operación Mestalla fue aún más elevado. En esa misma reunión del Consejo, según consta en los documentos a los que ha tenido acceso este diario, el equipo de Rato también logró que al Valencia Club de Fútbol se le renovara un préstamo bilateral de 200 millones de euros y se leconcediera un nuevo préstamo de hasta 195 millones, una línea de derivados de 29.250.000 euros, una cuenta de crédito de hasta 35 millones y una línea de descuento de 9,3 millones de euros.
El contexto era de fuerte restricción del crédito, pero sin esos fondos el pelotazo de Mestalla no podía salir adelante.
Con todo, lo más sorprendente es que Bankia concedió esa financiación sin exigir avales ni garantías de devolución suficientes. Aedifica, la empresa vinculada a Rato con la que se asoció la entidad para ejecutar el proyecto, sólo aportó terrenos fuera de Valencia que en plena crisis inmobiliaria apenas tenías valor. Eso no impidió a la constructora controlar el 50% de Newcoval, la misma participación que Bankia, pese a que ésta había comprometido de un modo u otro 845,55 millones de euros en el proyecto.

El Valencia buscaba desesperadamente crédito para acabar su nuevo estadio. (Foto: EFE)
El Valencia buscaba desesperadamente crédito para acabar su nuevo estadio. (Foto: EFE)

La paralización del proyecto

La operación fue suspendida en cuanto llegó a Bankia el actual directivo de la entidad, con José Ignacio Goirigolzarri al frente. Su Consejo de Administración se apoyó en un informe pericial que había solicitado previamente a KPMG tras comprobar que el proyecto de Mestalla no sólo era ruinoso para su sociedad, sino que había numerosos indicios para sospechar que su antecesor en la presidencia de Bankia había apoyado el proyecto motivado por intereses ajenos a la entidad.
KPMG confirmó que existían vínculos societarios entre Aedifica y la familia de Rato. Aún no se sabía que el propio exdirector gerente del FMI estaba implicado en el proyecto, pero ese informe fue suficiente para que Goirigolzarri acabara definitivamente con el plan Mestalla tras el verano de 2012.
Un informe posterior de PricewaterhouseCoopers (PwC), remitido a Bankia en octubre de 2013, incidió en las irregularidades. “La constitución de Newcoval SL implicaba un incremento del riesgo de Bankia de aproximadamente 400 millones de euros desde nuestro punto de vista no justificado”, consideró la consultora. También subrayó que “la aportado del Grupo Aedifica a esta operación no está, desde nuestro punto de vista, claramente definida”.

Olivas, origen de la deuda

Las relaciones de Bankia y el Valencia, son sin embargo anteriores. Fue José Luis Olivas quien sacó adelante la asunción de riesgos por importe de 200 millones de euros con el Valencia en julio de 2007, aún como presidente de Bancaja y pese a las reservas del Consejo de Administración. El club tenía financiación suscrita con la caja por 120 millones pero quería otros 80 más: 50 para acometer obras del nuevo estadio y otros 30 millones que cuyo destino no se especificaba, según el informe de PwC.
 

Enviar comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *